De los Creadores del Cadiv Deportivo llega El negocio de la Colección Bicentenaria

JUICIO A LA NOTICIA:

DE LOS CREADORES DEL CADIVI DEPORTIVO LLEGA El NEGOCIO DE LA COLECCIÓN BICENTENARIA

 

Ministro HECTOR RODRIGUEZ “La educación no puede verse como un negocio…” Claro que no, el negocio esta en el Gobierno.hectorrodriguez_980_avn

Mucho se ha hablado de la Edición de la colección Bicentenaria y todos esos libros que de manera obligatoria tendrán que revisar los estudiantes en Venezuela. Pudiera tratarse de un proyecto ideológico, aunque estén equivocado yo acepto que los comunistas tienen derecho a defender su planteamiento. Son discusiones interesantes acerca del modelo educativo que yo también considero obsoleto y que como sucede en muchos países debe revisarse. Sin embargo, descubro que no es así. El elemento ideológico y que conste ni conozco a GIORDANI ni a NAVARRO, aunque a este último lo vi una vez de lejos en COPEI, es la excusa para lo que suponemos un gran negocio. El Ministro del Poder Popular para la Educación, Héctor Rodríguez Castro, ha señalado hasta el cansancio, que la educación no puede verse como un negocio, donde lo principal es vender libros para favorecer a importantes editoriales y cancelar una matrícula escolar. “Nosotros defenderemos la educación pública, continuaremos entregándoles libros de la Colección Bicentenario a niños, niñas y adolescentes, así como computadoras Canaima…”, aseveró el también Vicepresidente del Área Social. No obstante revisando e investigando me encuentro con esto observen:

Una empresa de dos trabajadores se encargara de la distribución de la Colección Bicentenario 2014-2015 RIF j31120546-2  y la misma fue registrada el 2 de junio del 2014 y el 19 de Junio salió en Gaceta numero 412.730 la autorización. Tanta eficiencia me asombró porque no es normal en este gobierno. Y en efecto corrobore que se trata de la empresa Uniprint  S. A. (RIF J-31120546-2) que fue registrada en el Registro Nacional de Contratistas apenas  el 2 de junio de 2014.  La información aparece en la Gaceta Oficial  número 412.730 del Jueves 19 de junio. Según se indica en la Gaceta Oficial la empresa fue seleccionada sin licitación bajo la modalidad de “Alianza Estratégica” con el Ministerio de Educación. Los abogados decimos que buena ficción esta para eludir los controles. Debo reconocer su creatividad. En la Gaceta Oficial se explica que fue considerada la necesidad de un centro de acopio que incluya  las tareas de “recepción, almacenamiento, revisión, embalaje y distribución de los textos escolares”. Sigo buscando y me encuentro que en el Registro Nacional de Contratistas la empresa aparece con dos accionistas:
(V-6554409)IVAN GIAN BATTISTA ADREANI COSTA con 95 % de las acciones, presidente. Hasta donde se conoce residente del Estado Miranda y CARLOS ERNESTO GUTIERREZ CARRERO (V-4468924) que tiene el 5% es director. Hasta donde se conoce residía en el Estado Mérida. La empresa declara que su objeto principal es el de artes gráficas y de impresión y ha prestado servicios con anterioridad al Servicio Autónomo Imprenta Nacional. La empresa realizó en el año 2013 la distribución de la Colección Bicientenaria pero contratados por la Imprenta Nacional que está adscrita al Ministerio de Información y Comunicación. Sin embargo no aparece en su objeto principal nada vinculado al acopio y la distribución de publicaciones, aunque en abril de este año estaba buscando un encargado de Almacén según aviso de la propia empresa en Bumeran que después finalizó. No se si lo encontraron. El Almacén estaría ubicado en el Centro del País. En la web del Registro Nacional de Contratistas se puede leer, aunque usted no lo crea, que la empresa declara tener un promedio de “dos trabajadores” para todas las actividades que realiza a los efectos del seguro social. Que yo sepa no declarar lo que es constituye defraudación, si ese fuera el caso. En ese registro aparece ubicada en La Candelaria Distrito Capital. Su capital suscrito, cosa que también me extraño por la envergadura del compromiso es de 200.000 mil bolívares fuertes, o sea 200 millones de los viejos. Tiene un informe de análisis financiero del 2011 y el resto porque no aparece. Pero es que además el 28 Octubre del 2012, a las 12:34 pm el Vicepresidente Arreaza lanzó en twitter: “Hace 1 año Trabajadores d la quebrada OrpinFarma y la Revolución emprenden camino d su recuperación. Hoy Laboratorios Miranda:eficiencia!” y le respondieron varios, en especifico uno identificada como Cooperativa artes @cooparg2010. Ellos le informan que esta empresa UNIPRINT es una empresa paralela a Global Print cuyo Rif es J-308446971 donde los trabajadores tenían para la fecha 11 meses trabajando en cogestión sin ningún ingreso y sin solución. Es decir se resolvió primero la situación de UNIPRINT y no la de GLOBAL PRINT que fue producto de una toma obrera. Dolidos por el beneficio para unos y no para todos, los mismos trabajadores señalan que se premio a UNIPRINT con la impresión de la colección Bicentenaria. Indicaron además que la “autocritica es importante” pero al parecer UNIPRINT esta bien conectada y fue atendida de manera especial y pronta en aquella oportunidad, igual en esta. Ahora entiendo al Señor Ministro cuando dice “que la educación no puede verse como un negocio…” Claro que no señor Ministro. El negocio esta en el Gobierno. Eso si me ha quedado claro.

CARACAS

El Congreso del PSUV ha mostrado lo que le sucede a todos los partidos muy grandes y con mucho poder. Le pasó al PRI de México. Al APRA de Perú. Al movimiento que acompaño a Daniel Ortega. A AD y en parte también a COPEI. Este último celebró varios Congresos, donde como el del PSUV las ideas eran una excusa que nadie le prestaba atención y donde se daban las mejores parrandas y conspiraciones. PSUV tiene mucho de COPEI en tanto y en cuanto la dialéctica anti adeca es el norte. En AD las Asambleas de los Trabajadores eran eventos para  el disfrute, el derroche y la lucha por el poder. Se anuncia tras bastidores que todo es una excusa para que MADURO presente un CAMBIO en el Modelo económico a solicitud de LULA y de la Presidente Kitchnner. Que lo suavice. Su aprobación será en el congreso para buscar el apoyo y con él la culpa colectiva ante la arremetida de los llamados “defensores del legado” por sí reclaman. MUY MAL la esta pasando la MINISTRA SADER. Todavía recuerdo cuando una anciana la dejo muy mal frente a CHAVEZ y a toda Venezuela a través de VTV. A veces me pregunto ¿La están culpando por lo que hizo o por lo que es? Me refiero a su “gran amistad” con Mario Silva. UN EX VICEMINISTRO publicara un artículo donde revela todos los “trapos sucios” de Giordani e incluso afirma que El Monje se refería a CHAVEZ como “El loco ese”. No decía mentira. Extraoficial: Una verdadera Bomba: MARCEL GRANIER, el mismo de RCTV, habría comprado parte de las acciones de TELEVEN. Esto como premio de consolación por lo que les comente en semanas pasadas sobre el fallo a favor de RCTV por la justicia Internacional. El gobierno con el visto bueno de Omar Camero (Por supuesto lo negara) habría accedido a la petición que no deja mal parado al Gobierno y lógicamente satisface a RCTV, a través de una “intermediación” con la adquisición de un paquete accionario cuyo monto no fue especificado. Vale más tener el 10% de algo que el 100% de nada. Evidentemente que el grupo radical del PSUV ve mal esta negociación por la enemistad manifiesta, a mi juicio con razón, hacia el Presidente Chavez. Pérez Pírela en su pronunciamiento contra lo sucedido a GIORDANI no solo hace críticas. Yo creo que hay una fina estrategia. Dice la moraleja de la Fabula del Águila “No todo el que te echa mierda es tu enemigo”. Se le suman otros como Evans, Ana Elisa Osorio, Saman, ExMinistros y los que faltan. Vienen 11 cartas más y algunos militares basados en la novísima sentencia del TSJ quizá lo manifiesten.

ZULIA

El Diputado MAZUCO anda en un juego raro. No digo malo ni bueno, solo raro. Recientemente anuncio en una entrevista para un medio local de Perijá que SIMONOVIS saldría en libertad (ninguna novedad) y que MANUEL ROSALES regresara. Sigo sin ver a la MUD en Movimiento, salvo el del codo y vacilándose el Mundial de Futbol. Un personaje del chiripero dijo “Ahorita no vamos a hacer nada hasta que pase el Mundial porque nadie le esta parando a la política”. Sin comentarios. El único que se observa es LESTER TOLEDO de VP y GUANIPA. La Alcaldesa de Maracaibo en su labor y el resto muy apagado en política pero muy encendidos gritando GOOOOOL. Por eso insisto que ARIAS a pesar del fuerte rechazo por su alianza a MADURO pudiera seguir en el poder. Casi que parece un juego arreglado como los de Brasil. Después del MUNDIAL y de la resaca volverán con la “declaradera” y por eso pierden vigencia. Insólito lo que hizo la Directora del Hospital Universitario de Maracaibo, en plena área verde del hospital, sacrificó una vaca para celebrar con carne asada su primer año al frente de la institución. Hasta los policías participaron del “grotesco festín que creo es la primera vez que ocurre en un lugar donde se imparte salud. Comentarios sobran. Otra mala noticia para el Gobernador ARIAS es la detención de su Secretario de Estado en la concepción por hurtar ilegalmente la señal de DIRECTV para fines comerciales, o sea, tenía una cablera que desde hace años cobraba a unos usuarios que desconocían el origen ilegal. GUARDIA NACIONAL captura a un detenido por robo que sospechosamente POLISUR dejo salir en libertad y la guardia lo agarró en flagrancia robando nuevamente. Se dice que es hermano de una juez. Lamentable el silencio en torno a la muerte del joven JOSUE FARIAS. El informe del CICPC sale horas después que se anuncia su deceso. Se especula que los padres no hablan por miedo y por las deudas con los gastos.

Sigo en twitter @angelmonagas. En www.sincensuratv.com y en www.diariodevenezuela.com Vengo con otros proyectos de radio y de radio online.

Anuncios

3 Mil Millones de dólares se pierden en Bombillos Ahorradores comprados a CUBA


Mientras los venezolanos nos calamos por más de 3 horas la septuagésima denuncia de MAGNICIDIO en este país, otras cosas muchos más graves ocurren y diera la impresión de que la preocupación del Jefe de Estado es otra. El miércoles pasado el diputado por Primero Justicia, MARCOS FIGUEROA, presentó una de las denuncias más graves que he escuchado en los últimos tiempos. Otro GUISO BOLIBURGUES no hay otra manera de calificarlo. El, en compañía de otros parlamentarios solicitó “una investigación administrativa contra los ministros Rafael Ramírez y Jesse Chacón por la situación de riesgo tras develarse el uso de mercurio en los bombillos ahorradores que se encuentran en los hogares venezolanos, toda vez que el Gobierno Nacional ha anunciado la compra mil millonaria de luminarias LED mientras se agudiza la crisis alimentaria en todo el país protagonizado con la escasez y el desabastecimiento”. Lo entrevisté en mi programa de radio y me aseguró que “luego de haber introducido la denuncia ante la Contraloría General de la República, el organismo le respondió anunciando que “iban a profundizar en estos hechos porque estamos hablando que fueron millones de venezolanos que estuvieron expuestos al mercurio que contenían esos bombillos y es por eso, nosotros le solicitamos a esta delegación de Energía, Minas y Petróleo, que no permitamos que los responsables salgan ilesos de este crimen que puso en riesgo a los venezolanos, porque los funcionarios corruptos no pueden seguir lavándose las manos como Poncio Pilatos y seguir despilfarrando el dinero de los venezolanos…” El diputado me informó que están pidiendo la participación de la Organización Mundial de la Salud por el grave daño al pueblo venezolano. Este nuevo “Guiso Boliburgues” le costó al país más de 3 mil millones de dólares con la adquisición de más de 200 millones de bombillos ahorradores de electricidad pero “acortadores” de la vida. Como siempre el Triangulo de la Corrupción estuvo presente: China los produjo (sin control de calidad, cosa usual en muchos productos chinos), Cuba los “facturó”, o sea los cobró y Venezuela (PDVSA) los pagó. Como dato importante mis queridos lectores deben saber que Los llamados bombillos ahorradores también tienen su lado oscuro. Aunque en efecto aportan luz blanca, consumen menos energía y duran mucho más que los focos tradicionales, uno de sus componentes es el Mercurio, Hg, metal pesado identificado como una de las más severas fuentes de envenenamiento. Mientras el elemento químico permanece atrapado dentro del mecanismo no representa peligro alguno para la salud, pero cuando éste se libera comienza el riesgo de contaminación con todas sus consecuencias. El Mercurio es un metal pesado altamente venenoso cuya acumulación en el organismo puede producir daño renal, pulmonar y cerebral, alteración del sistema nervioso, reacciones alérgicas en la piel, irritación de los ojos, sordera, pérdida de la memoria, vómitos y diarreas, efectos negativos en el sistema reproductivo, dificultad en el proceso de aprendizaje en los niños y hasta depresión. Hasta una planta montaron en Falcón. La cosa parece ser que vino a raíz del nombramiento de JESSE CHACON porque como que lo dejaron fuera del negocio y se decidió a investigar algo que viene denunciado desde el 2009. Ahora vuelven a gastar en adquirir Bombillos LED. Siguen los GUISOS. Estas son las averiguaciones a las cuales le debe dar importancia el Gobierno. Aquí tiene que haber presos por corrupción y acusados además penalmente por los daños a la salud del Pueblo ¿Será por esto que FREDDY BERNAL nuevamente declaró en Guanarito contra la corrupción roja rojita? Haga usted el Juicio.

CARACAS

En los círculos políticos comentan “Al cejón se le acabó la protección de su padrino JVR”. No tuvo más remedio el viejo zorro que apartarse y quitarle el campo de fuerza que le permitió disfrutar de 15 años de hacer una oposición “muy acomodada”. Quizá arreglada. Me gustaría saber que llevó al presidente Maduro a decidir cambiar esto. Estoy hablando del diputado JULIO BORGES. Sería la conversación con PATRICIA POLEO y que solo 6to Poder publicó.   Distinto es lo que ocurre con el Alcalde Mayor ANTONIO LEDEZMA. Un grupo del PSUV le quiere abrir un proceso por hechos del Reten de Catia en los años 90 y por otros hechos del pasado. LEDEZMA ha jugado muy coherente y muy serio contra el gobierno. Son muy capaces que arreglan lo de BORGES y terminan poniendo preso a LEDEZMA. Por cierto militares del 4F y 27N se mantienen apostados en la Esquina de Carmelitas a una cuadra de Miraflores, hay colectivos en la Plaza Bicentenario a las puertas del estacionamiento de Miraflores quienes respaldan a los militares que protestaron y están alertas. Dicen que un ex Alcalde del Gobierno motoriza esto. Los medios no señalaron el llamado que este grupo hizo a los ciudadanos, sus consignas y pancartas y el gas del bueno que recibieron. Siguen las dudas sobre la fecha de muerte del Presidente CHAVEZ y eso si sería un detonante contra el gobierno. El teniente Rangel (creo que ya no es defensor de los obreros petroleros porque es miliciano) ahora pide y el gobierno aceptó un Banco Obrero ¿Es que se les olvidó lo que pasó en la 4ta? Los hijos de Chávez siguen en la calle. Estoy hablando de la tropa y algunos oficiales que acompañaron al “Comandante Supremo” el 4F. Van 11 detenidos. Un ex Alcalde del gobierno esta detrás de eso.

ANZOATEGUI

Noticias del kuate: Trabajadores del Hotel Venetur Maremares de Puerto La Cruz rechazan las presiones recibidas para firmar una planilla tipo encuesta, donde manifiestan estar conformes con la gestión del gerente Pedro Manuel Prieto y sus adjuntos. “Quien no lo firme será despedido. Ya tres compañeros de trabajo eventuales han sido vetados de la institución por no firmar”, explican. Hay serias críticas hacia el grupo de trabajo del gerente, integrado por Luis Presilla, Edgar Bastidas, Audelio Rodríguez y Mariselis Cordero De Presilla. Recuerdan que algunos de ellos fueron señalados por supuestas irregularidades en el Ministerio de Planificación y en la preparación de unos juegos deportivos celebrados años atrás. TEMEN DESAPARICIÓN DE TELEVISORA DE ORIENTE. La semana pasada se pudo notar la retirada de Pdvsa en todos los espacios publicitarios. El personal ve a corto tiempo la desaparición de la televisora. Por tal motivo se ha convocado a un paro de actividades y de transmisiones para que la junta directiva hable sobre la situación real del canal. Así describen trabajadores la situación que aseguran vive Televisora de Oriente (TVO). “En la última transmisión de básquet en Maturín (Monagas) pretendían hacer dormir en una habitación doble a tres personas y encima sólo con 500 bolívares fuertes por persona para viáticos, desayuno almuerzo y cena”, afirman. Catalogan el gesto como un atropello a la dignidad de la masa trabajadora por parte de la gerencia de operaciones del canal. “Hay que recalcar que los hermanos en quienes ahora reposa la presidencia y todas las gerencias del canal tienen choferes para buscar a sus familiares en Caracas. Desayunan almuerzan y comen en buenos restaurantes diariamente. Los únicos carros de la empresa los utilizan para sus rumbas con amigas y sólo benefician a un grupo pequeño que labora en la gerencia y administración”, mencionan. Presumen que la salida de un gerente apellidado Galarza, encargado de ingeniería, se produjo por diferencias administrativas con la directiva actual. Temen que el canal desaparezca por fallas gerenciales, principalmente las de un ex empleado despedido del Teatro Teresa Carreño, quien actualmente es gerente de la televisora y hermano de otro directivo de la misma. No descartan que la situación origine un cambio en la junta directiva.

MONAGAS

 La inseguridad se ha convertido en una gran preocupación para los monaguenses. El hampa anda con el moño suelto. El colmo fue que en una misa un día domingo en la catedral de Maturín se presentaron unos hampones y asaltaron a todos los feligreses presentes quitándoles todas sus pertenencias. No hay panaderías y cafetines que no hayan sido visitados por los delincuentes; en varios liceos del centro de la ciudad se introducen, asaltan a docentes  y a estudiantes en plena clase; igualmente ocurre en las universidades donde los atracos se perpetran a plena luz del día. De noche aun el riesgo es mayor. Recientemente estudiantes de Educación Media fueron a la gobernación a exigir y preguntar: Donde estaba  metido el Plan de la Patria Segura. Por las adyacencias de la alcaldía de Maturín  está de moda una  vieja canción que se oía mucho en un disco de las antiguas rockolas: Debut y Despedida de Elio Roca, en alusión a los “ilustres” concejales que lo único que han demostrado en 4 meses de haberse juramentado es su eficiente capacidad para cobrar el sueldo que les paga el pueblo. Con razón dice la gente que su código edilicio es el 15-30; porque hasta el momento a penas han “discutido” y aprobado 2 Ordenanzas: una contra los buhoneros vendedores en “Mesitas” que especulan con artículos de primera necesidad y otra que prohíbe las galleras. La gente se pregunta ¿con estas Ordenanzas se va a modernizar el Municipio? Así como hemos criticado al alcalde Jiménez  también es bueno reconocerle su preocupación y  empeño en mantener alumbrada a  la ciudad de Maturín, rescatando zonas que  vivían en plena oscuridad. Debido al bajo rendimiento de los jefes de oficina, cuestión esta que todo el mundo comparte, se avecinan cambios en el gabinete municipal de Maturín. Ojala la ciudadana gobernadora también tomara esta iniciativa. Han transcurrido 5 meses que se realizaron las elecciones de los alcaldes y muchos de ellos parecen que el motor lo tienen fundido, porque su gestión no se ve por ningún lado, mas invierten en propaganda que lo que le hacen al pueblo que los eligió.

ZULIA

Muy mal de salud el Secretario Administrativo de la Gobernación. Esta situación lo aleja de la carrera a la Gobernación. En el chavismo cada vez hay más suspicacia con el Gobernador ARIAS. Personas cercanas a su entorno señalan que no esta de acuerdo con nada de lo que sucede en el país y que al parecer ni su reelección esta definida. Por otro lado a pesar de que desarrolla labores en vialidad, los ruidos de corrupción sobre su familia y el modelo de gestión de salud son un escandalo en secreto.  Los mismos sindicalistas chavistas que trabajaron por él para que fuera gobernador mencionan que estaba mejor cuando PABLO PEREZ. No solo no hay insumos sino que los equipos médicos y la carencia de personal es un desastre. El caso del Hospital Universitario si existiera una contraloría seria ya habría detenidos por la grosera corrupción de la pasada administración y al parecer continuada en esta. JAIRO RAMIREZ y NELSON CANQUZ hacen esfuerzos por dar la cara pero aunque lo nieguen es vox populi el nepotismo corrupto que rodea esta gestión. Lo cómico de todo esto es que llego a la Gobernación por los señalamientos a PABLO PEREZ y es casi un hecho que este sea condenado, y resulta que esto no solo han repetido los vicios sino que los han aumentado. SE ARREGLO la MUD Zulia Rafael Ramírez de PJ al frente acompañado de Marianela Fernández, Daniel Silva, entre otros. Buen equipo. Deben hacerlo mejor.

De lunes a viernes a las 6:30 am por Radio Calendario 1020 en AM (Zulia). A las 12 mediodía porwww.sincensuratv.com (88.3 FM Zulia). Lunes y Viernes en A CALZON QUITAO por Radio Rumbos 670 AM para la Gran Caracas a las 8 de la mañan.a Mi twitter @angelmonagas. Mi Facebook Angel Monagas Cta II. Mis vídeos en http://www.democraciadigital.uno

Angel Monagas

SOBRE LA CONTINUIDAD DEL PERIODO Opina el Dr. JOSE HERNANDEZ. Caiga quien Caiga DEBE LEERLA

LO MEJOR QUE HE LEIDO SOBRE ESTE TEMA:
SE LO DEDICO A HERMAN ESCARRA, PARA QUE VUELVA A APRENDER DERECHO CONSTITUCIONAL:

¿Es constitucional la tesis de la continuidad?, por José Ignacio Hernández G.

Exclusivo para Prodavinci.com/ Inevitablemente, la tertulia constitucional sobre los escenarios del 10 de enero de 2013 se ha mantenido, cada vez con mayor intensidad, a medida que se acerca la mencionada fecha. ¿Qué va a pasar si el 10 de enero de 2013, día en el cual debe juramentarse ante la Asamblea Nacional el Presidente electo el pasado 7 de octubre, no puede realizarse la juramentación? En mi artículo anterior analicé todas las hipótesis que se podían manejar (puede leerlo aquí). Sorprendentemente, pese a lo crispado del ambiente, no han sido muchas las personas que han respondido en tono aireado a ese trabajo. Aun cuando siempre hay quien quiere ver alguna conspiración secreta en cualquier artículo de opinión, en especial, en estos tiempos de incertidumbre constitucional.

En los últimos días, como “respuesta oficial” a la pregunta que todos se hacen, se ha defendido la tesis de la continuidad. De acuerdo con esta posición, la juramentación es una simple formalidad, un acto sin mayor relevancia en especial, pues el Presidente electo para el período 2013-2019 es el mismo que ha ejercido tal cargo para el período 2007-2013. Por ello hay continuidad del Gobierno electo y reelecto, lo que se mantendrá hasta el día –incierto- en el que el Presidente electo (o reelecto) pueda tomar juramentación, ahora, ante el Tribunal Supremo de Justicia. Como argumento adicional se apela a un razonamiento que no deja de tener cierta arista sentimental: el Presidente fue electo por la mayoría del pueblo (aquí suele agregarse algún calificativo adicional: mayoría contundente, aplastante, soberana, etc.), y esa voluntad no puede ser “traicionada” por la simple formalidad del juramento.

¿Es constitucional la tesis de la continuidad que se ha esgrimido? En este breve artículo, extensión del anterior, explico las razones por las cuales –en mi opinión, siempre relativa- tal tesis no es constitucional.

Una formalidad, y nada más

La tesis de la continuidad considera que la juramentación es una formalidad, y nada más. Un mero acto protocolar, carente de sentido trascendental, pues lo verdaderamente importante es que el Presidente fue electo (de nuevo: reelecto) por la mayoría (¿contundente?) de venezolanos, y no puede sacrificarse esa manifestación soberana del pueblo. El juramento ante la Asamblea Nacional, al cual se refiere el tantas veces leído artículo 231 de la Constitución, sería entonces un acto meramente protocolar. Algo así como el brindis de año nuevo: aun cuando usted no haga el brindis ni se coma las uvas, y aun cuando usted no haga el rito de pasear la maleta, el año nuevo ciertamente va a comenzar.

Por ello, que el Presidente electo no acuda a la Asamblea Nacional el 10 de enero para juramentarse, carece de relevancia alguna según la posición que comento: seguirá siendo Presidente en ejercicio con el respaldo soberano del pueblo, y a partir del 10 de enero, se mantendrá como Presidente, ahora, para el nuevo período. Con él, continuarán el resto de funcionarios del Gobierno y en especial, el Vicepresidente, que cuenta con la delegación presidencial –fechada 9 de diciembre de 2012- para dictar los actos rutinarios del Gobierno. Tal condición se mantendrá hasta el día en el cual el Presidente electo pueda tomar juramento, que esta vez será ante el Tribunal Supremo de Justicia. Pues la tesis de la continuidad entiende que la fecha del 10 de enero sólo vale para el juramento ante la Asamblea Nacional, no ante el Tribunal Supremo de Justicio.

¿Juramentarse para qué?

Lo primero que debo entonces explicar es cuál es la función del juramento que debe prestar el candidato electo ante la Asamblea Nacional, de acuerdo al artículo 231 de la Constitución. ¿Juramentarse para qué? ¿Se trata de una mera formalidad, de un acto protocolar?

El Derecho venezolano está lleno de formalidades, herencia propia de nuestras raíces latinas. Se trata de una situación que es, en todo caso, muy común incluso en otros sistemas jurídicos: ciertos actos deben ser realizados de cierta manera, cumpliendo ciertos pasos, para que puedan generarse ciertas consecuencias. Si una pareja quiere casarse, no será suficiente jurar su amor eterno: en Venezuela tendrá que cumplir ciertos pasos, ciertas formalidades, para que ese acto pueda en efecto materializarse.

Las formas en el Derecho, como explico a mis alumnos, establece cómo deben ser realizados ciertos actos para que sean válidos y por ende, eficaces. No son un fin en sí mismo, sino que son instrumentos de una finalidad: la forma existe para proteger ciertos principios que el ordenamiento jurídico considera esencial. Es como el paraguas: usar paraguas puede ser considerado una formalidad, pero en un día de lluvia, esa formalidad cumple un fin que debe ser protegido, de no querer contraer un incómodo resfriado.

El juramento de los funcionarios públicos es una formalidad, ciertamente: describe qué debe hacer el nuevo funcionario para poder ejercer el cargo para el cual fue designado. En especial, el juramento del Presidente, y de los altos funcionarios del Estado, ha sido una formalidad que nos ha acompañado en los más de doscientos años de nuestra accidentada vida republicana. El artículo 206 de la Constitución de 1811 disponía, así, que el Presidente y miembros que fueren del Ejecutivo: los Senadores, los Representantes, los militares y demás empleados civiles, “antes de entrar en el ejercicio de sus funciones, deberán prestar juramento de fidelidad al Estado, de sostener y defender la Constitución, de cumplir bien y fielmente los deberes de sus oficios y de proteger y conservar pura e ilesa, en estos pueblos, la Religión católica, apostólica, romana, que aquéllos profesan”. Otros artículos precisaron el alcance de ese juramento, con gran detalle. El requisito, con algunas variaciones, se ha mantenido en todas nuestras Constituciones, incluyendo la vigente.

Que el juramento del Presidente sea una formalidad recurrente en nuestras Constituciones, y regulada con detalle, nos permite deducir que no se trata de una simple formalidad o acto protocolar. El juramento del Presidente electo es una condición necesaria para que el Presidente electo pueda “entrar en el ejercicio de sus funciones”, como señalaba la Constitución de 1811, o “tomar posesión del cargo”, como señala la vigente Constitución.

La juramentación del Presidente electo es un acto esencial, básico, para que pueda cumplirse una condición dispuesta en la Constitución: ejercer las funciones propias de la Presidencia de la República. Lo esencial entonces es que ese juramento es el mecanismo por medio del cual quien resultó electo como Presidente, acepta el cargo y asume con ello las responsabilidades inherentes a éste. La clave está en comprender, entonces, la relación existente entre el juramento presidencial, el período presidencial y el ejercicio de la Presidencia.

Juramento presidencial, período presidencial y ejercicio de la Presidencia

El 20 de enero de 1997 William J. Clinton (Bill, como se le conoce) debía juramentarse como Presidente electo (nuevamente: reelecto) de los Estados Unidos de Norteamérica. La Constitución de ese país prescribe con gran detalle la forma de la juramentación e incluso, fija una hora en la cual fenece el período presidencial anterior y comienza el nuevo período: las doce del día del 20 de enero. Clinton ha debido tener un día muy complicado, pues lo cierto es que llegó tarde a la ceremonia y el juramento se culminó pasados cinco minutos de la fecha y hora fijadas por la Constitución. Un pequeño retraso, ciertamente, que motivó sin embargo a un muy interesante debate constitucional sobre si, durante esos cinco minutos, Estados Unidos se había quedado sin Presidente.

Barack Obama sí llegó temprano a su juramentación el 20 de enero de 2009. Como es lógico suponer, ha debido estar nervioso ese día. Más nervioso estaba sin embargo el Chief Justice John Roberts, pues al leer el juramento presidencial equivocó algunas palabras. El juramento se hizo en el día y horas estipuladas, pero con un ligero cambio en su contenido. Muy ligero, sí, pero el Presidente Obama consideró prudente (para ser “abundante en cautela”) repetir el juramento, con las palabras correctas, al día siguiente.

El lector podrá considerar estos ejemplos exagerados. Cinco minutos de retraso, o un ligero cambio en la fórmula del juramento, no pueden tener consecuencia jurídica alguna. No es el caso analizar estos dos ejemplos en este artículo. Basta con recordar que el juramento es, ciertamente, una formalidad, pero que existe en función a un fin en específico: marcar el inicio del nuevo período como condición para ejercer el cargo de Presidente.

La clave está, por ello, en la relación existente entre el juramento, el inicio del período presidencial y el ejercicio de la Presidencia. Aquí es necesario volver a distinguir entre el Presidente (persona electa o designada para tal cargo) y la Presidencia (el cargo como tal). El Presidente electo es siempre temporal, es siempre Presidente de turno: tarde o temprano pasará al salón de los que fueron Presidentes. La Presidencia es, sin embargo, continua, permanente. Como suele afirmarse en Derecho Constitucional (en uno de esos símiles poéticos que tanto nos gustan a los profesores), la Presidencia es el “corazón de la nación que nunca deja de latir” (J. Ceasar). La Presidencia, nótese bien, no el Presidente. Pues el Presidente, como ser humano al fin, puede ausentarse del ejercicio de la Presidencia: puede renunciar, puede enfermarse, puede viajar al exterior, puede ser destituido. Pueden pasar muchas cosas. Pero el cargo, la Presidencia, siempre debe funcionar, bajo las formalidades prescritas en la Constitución.

La Presidencia es ejercida por una persona (normalmente, el Presidente electo) por un tiempo determinado y limitado: seis años, dispone el artículo 230 de la Constitución. Ciertamente, quien ejerce la Presidencia puede ser reelecto para el cargo (“indefinidamente”, como se dice, luego de la enmienda de 2009), pero siempre el período es de seis años: ni un día más ni un día menos. Cada período comienza, de acuerdo con el artículo 231 de la Constitución, el 10 de enero: ni un día antes ni un día después. Por ello, como ya he explicado, el período expira antes del 10 de enero, pues ese día comienza un nuevo período. Nuestra Constitución no dispuso una hora en específico, con lo cual podría sostenerse que el nuevo período comienza el primer segundo de ese día 10 de enero.

El 10 de enero, por ello, comienza un nuevo período presidencial, por decisión expresa de la Constitución. Las normas constitucionales suelen ser abiertas, flexibles y en ciertos casos, inentendibles. Pero este artículo 231 es, ciertamente, muy específico. Es de las pocas normas que en la Constitución fijan un día en concreto, con tanto detalle. Ello es así pues el 10 de enero no es una fecha corriente en el calendario. El 10 de enero es el día designado por la Constitución para que inicie el nuevo período presidencial. Pase lo que pase, ese día se dará inicio a un nuevo período.

La Presidencia, en ese nuevo período, será ejercida por quien resultó electo para ese cargo, o sea, el Presidente electo. El Presidente electo para el período 2013-2019 debe comenzar el 10 de enero. Antes de ese día, es Presidente electo, y sólo a partir de esa fecha, cumplida con las formas de la Constitución, será Presidente en ejercicio. Pues para poder convertirse en Presidente en ejercicio, el Presidente electo debe asumir el cargo para el cual fue electo mediante juramento, lo que constituye el último paso de la larga cadena de actos por los cuales esa persona fue electa como Presidente. Larga cadena en la cual, por cierto, se cumplieron varias formalidades, como la proclamación y adjudicación del cargo de Presidente, que se formalizó en un “papelito”, pero que ha debido ser muy importante pues la imagen fue ampliamente difundida y divulgada. Hasta para postularse como Presidente, el hoy Presidente electo tuvo que cumplir una formalidad.

Precisamente, el juramento es la forma a través de la cual el Presidente electo asume el cargo. Leamos de nuevo el artículo 231 constitucional: el candidato elegido (en nuestro caso, Hugo Chávez) “tomará posesión del cargo de Presidente el diez de enero del primer año de su período constitucional, mediante juramento ante la Asamblea Nacional”. Aquí es muy importante leer bien y detenidamente la Constitución: el Presidente electo toma posesión del cargo mediante juramento ante la Asamblea Nacional. “Mediante” significa “por medio de”. Es decir, que para asumir el cargo de Presidente para el nuevo período, el Presidente electo debe tomar juramento. O sea, asume el cargo por medio del juramento.

Por ello, el juramento no es una “formalidad y nada más”. Es una formalidad dispuesta por la Constitución como condición necesaria para ejercer el cargo de Presidente, pues ello permite dar certeza sobre la asunción del cargo de Presidente, delimitando entre otras cosas, las responsabilidades inherentes al cargo. Es además una formalidad necesaria, pues el mandato presidencial se extingue fatalmente por razón del tiempo, con lo cual es necesario asumir formalmente el cargo de Presidente ese día 10, pues el período anterior, para esa fecha, ya habrá vencido y formará inexorablemente parte de nuestra historia.

Algunas razones más

Esta explicación no es novedosa en nuestro Derecho. Por el contrario, de manera reiterada se ha señalado que el juramento es condición necesaria para el ejercicio del cargo. La Ley de Juramento de 1945 lo señala con claridad en su artículo 1: ningún empleado podrá entrar en ejercicio de sus funciones sin prestar juramento de sostener y defender la Constitución y las Leyes de la República y de cumplir fiel y exactamente los deberes de su empleo. La sentencia de la Sala Constitucional de 26 de mayo de 2009 (que ha circulado por Twitter cuál noticia de la celebridad de turno), corrobora esta explicación. El caso es conocido: el entonces Gobernador electo del Estado Carabobo toma juramento del cargo pero con una formalidad distinta a la exigida. Tiempo después, vuelve a tomar juramento pero, ahora, bajo las formas aplicables.

¿Qué sostuvo la Sala Constitucional? ¿Acaso señaló que la irregularidad de la juramentación era irrelevante pues el Gobernador había sido electo por el voto soberano del pueblo? No sostuvo eso, ciertamente. Lo que sostuvo la Sala Constitucional, ni más ni menos, es que el inicio de la función de Gobierno parte del acto de juramentación. Es decir: que sin juramentación, el funcionario electo no puede asumir el cargo. Así de simple. Y, como se dice en criollo, lo que es bueno para el pavo es bueno también para la pava.

¿Y si el Presidente no se presenta el 10 de enero de 2013 a la juramentación ante la Asamblea Nacional?

Toda esta discusión, y la tertulia constitucional que se ha desatado, son importantes pues, eventualmente, el Presidente electo para el período 2013-1019, que es Presidente en ejercicio por el período 2007-2013, podría no estar presente en Venezuela el 10 de enero, al atender a un tratamiento médico en el exterior. Aquí surge la tesis de la continuidad: si no puede estar el 10 de enero, no pasa nada, pues la juramentación es una simple formalidad.

Como hemos explicado, sin embargo, la juramentación es el acto que la Constitución estableció como condición necesaria para asumir el cargo de Presidente para el nuevo período que se iniciará el 10 de enero de 2013. La Constitución, insisto, fue muy clara y específica. No señala el artículo 231 que el 10 de enero “podrá” tomarse juramento, ni acota que, de tratarse de una reelección, el Presidente podrá ausentarse del juramento ese día. La Constitución es muy enfática: Hugo Chávez, como candidato electo, tomará posesión del cargo como Presidente para el nuevo período que se inicia el 10 de enero, mediante juramento ante la Asamblea Nacional.

Por ello, si ese día 10 de enero de 2013 el Presidente electo no se juramenta, no tomará posesión del cargo de Presidente, cargo que quedará vacante pues el período presidencial anterior habrá expirado. Incluso en caso de reelección, el período presidencial siempre dura seis años. Por lo tanto, la Presidencia de la República, como cargo, quedará sin titular, si el Presidente no toma el juramento el 10 de enero de 2013. Y antes que me repliquen o me acusen de formar parte de una conspiración, aclaro varios puntos:

Primero. De no presentarse el 10 de enero de 2013, el Presidente electo (Hugo Chávez) no podrá ejercer la Presidencia, pero no perderá por ello la condición de candidato electo. Las causales de pérdida de esa investidura, o sea, las causas de ausencia absoluta, son tasadas por la Constitución, y deben cumplir ciertas formalidades. No puede defenderse la formalidad del juramento para menospreciar luego las formalidades de las ausencias absolutas. La ausencia de juramentación no es una causal de ausencia absoluta, con lo cual, la falta de juramentación produciría una “ausencia no-absoluta” del Presidente electo, o sea, ausencia temporal.

Algunos han sostenido que hay ausencia absoluta pues el Presidente electo, por su condición de salud, no puede ejercer el cargo. No es ésa, sin embargo, una causal de ausencia absoluta. Para que una enfermedad sea causal de ausencia absoluta, deben cumplirse dos formalidades: la incapacidad debe ser declarada por una junta médica designada por el Tribunal Supremo y el dictamen médico debe ser aprobado por la Asamblea. Sin esas formalidades, guste o no, no hay ausencia absoluta.

Segundo. La ausencia no-absoluta del Presidente electo, que es consecuencia de una situación de hecho, constatable y objetiva (el 10 de enero el Presidente no acudió a la Asamblea a tomar juramento) no es regulada en la Constitución. La interpretación armónica del Texto permite concluir que quien ocupe el cargo de Presidente de la Asamblea Nacional deberá asumir la Presidencia ese 10 de enero, aplicándose el régimen de las faltas temporales ya tratado en mi anterior artículo: la falta podrá extenderse por noventa días, prorrogables por período igual por decisión de la Asamblea. Vencido ese lapso, la Asamblea determinará si la ausencia es absoluta.

Tercero. A riesgo de ser repetitivo (vicio propio de todo profesor), quiero insistir que el 10 de enero no puede mantenerse en el cargo el Vicepresidente actual, pues el período presidencial habrá vencido fatalmente el 10 enero, dándose inicio a un nuevo período presidencial. La extinción del mandato presidencial acompaña a los altos funcionarios de Gobierno, cuya designación decaerá igualmente cuando el reloj marque las doce campanadas de ese jueves 10 de enero de 2013.

La formalidad del soberano

El Presidente Hugo Chávez fue electo para el período 2013-2019 por la mayoría de los venezolanos. Eso es cierto, aun cuando la democracia no es asunto que pueda entenderse solamente por mayorías numéricas. En todo caso, como se dice, el soberano se manifestó el 7 de octubre para elegir al Presidente.

Pero el soberano no se manifestó de cualquier manera. El Presidente no fue electo por aclamación, ni en una asamblea tumultuosa. No se fue electo por Twitter, o por otros medios cibernéticos. No. El Presidente fue electo por el soberano cumpliendo ciertas formalidades, necesarias para ejercer el derecho fundamental al voto. Por ejemplo, tener la cédula laminada o estar inscrito en el registro electoral. El soberano tuvo que cumplir ciertas formalidades para ejercer su derecho al voto y elegir al Presidente. Sin esas formalidades, no hubiese sido posible ejercer el voto.

Así como el soberano cumplió ciertas formalidades, esenciales, el Presidente electo debe también cumplir la formalidad del juramento para asumir el cargo del Presidente, y ese juramento debe hacerse el 10 de enero de 2013, pues de lo contrario, no podrá ser Presidente en ejercicio para el período 2013-2019.

¿Y qué sucede si, a pesar de lo dicho, luego del 10 de enero de 2013 el Presidente no toma juramento, pero tampoco asume el Presidente de la Asamblea Nacional y se mantiene la condición actual? Prefiero esperar a que esa hipótesis se materialice para escribir un nuevo artículo. El presente es ya bastante complicado como para tratar de analizar también el futuro.

***

Lea también: ¿Y qué va a pasar el 10 de Enero?, por José Ignacio Hernández G.

José Ignacio Hernández es abogado venezolano, Doctor en Derecho de la Universidad Complutense de Madrid y Profesor de la UCV