#Alerta Parlamento de Sicilia, Italia, persigue a los masones

El Parlamento de Sicilia recupera la persecución de la Masonería en el corazón de Europa

Masoneria en Italia, simbologia.

Todo gueto comienza con una lista. El Parlamento Regional de Sicilia ha escrito una página negra de los derechos y libertades propios de la democracia al aprobar una ley con la que obligará a todos sus miembros a declarar su pertenencia a la Masonería.

La reacción del Gran Oriente de Italia no se ha hecho esperar. En una carta abierta considera que estamos ante la “confirmación formal de un juicio negativo y criminalizador” hacia una institución que “educa en el respeto hacia los demás, la tolerancia, la inclusión, independientemente de las opiniones políticas y las creencias religiosas” formada por personas “honestas, con profundas raíces éticas y un hábito bien establecido de razonamiento, escucha y discusión pacífica“.

La carta abierta recuerda que en dos ocasiones el Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha condenado al Estado Italiano por impulsar este tipo de legislaciones discriminatorias con la Masonería. “La Masonería siempre ha sido históricamente perseguida por los regímenes totalitarios, iliberales y violentos. Stalin, Hitler, Mussolini, Franco, todos han tratado de eliminarnos porque nuestro camino moldea a los hombres libres, defiende el pensamiento libre, enseña tolerancia e igualdad y es incompatible con cualquier régimen totalitario“, dice la carta. “La ley aprobada es peligrosa. El fascismo hizo lo mismo y solo Antonio Gramsci intervino en el Parlamento para oponerse a ella; no porque fuese masón, sino porque entendió que este sería el primer paso que conduciría al abismo de la dictadura. Cuando Italia se liberó de ese yugo, el masón Meuccio Ruini presidió la Comisión de los 75, encargada de redactar nuestra Carta Constitucional“, añade.

El Parlamento de Sicilia identificará a los diputados masones

El Parlamento Regional de Sicilia ha aprobado una ley que obligará a todos sus miembros a declarar su pertenencia a la Masonería, denuncia el Gran Oriente de Italia, que señala en una carta abierta que se trata de una “confirmación formal de un juicio negativo y criminalizador” hacia una institución que “educa en el respeto hacia los demás, la tolerancia, la inclusión, independientemente de las opiniones políticas y las creencias religiosas” formada por personas “honestas, con profundas raíces éticas y un hábito bien establecido de razonamiento, escucha y discusión pacífica”.

Según informa El Oriente[1], la carta abierta recuerda que en dos ocasiones el Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha condenado al Estado Italiano por impulsar este tipo de legislaciones discriminatorias con la Masonería: “La Masonería siempre ha sido históricamente perseguida por los regímenes totalitarios, iliberales y violentos. StalinHitlerMussoliniFranco, todos han tratado de eliminarnos porque nuestro camino moldea a los hombres libres, defiende el pensamiento libre, enseña tolerancia e igualdad y es incompatible con cualquier régimen totalitario”, dice la carta.

Añade que “la ley aprobada es peligrosa. El fascismo hizo lo mismo y solo Antonio Gramsci intervino en el Parlamento para oponerse a ella; no porque fuese masón, sino porque entendió que este sería el primer paso que conduciría al abismo de la dictadura. Cuando Italia se liberó de ese yugo, el masón Meuccio Ruini presidió la Comisión de los 75, encargada de redactar nuestra Carta Constitucional”.

Señala El Oriente que esta iniciativa política en Sicilia recuerda la edad más oscura de la Europa del siglo XX, cuando los derechos del ser humano fueron arrasados, miles de maestros masones del continente pasaron por los campos de concentración y exterminio con un triángulo rojo cosido a sus ropas que visibilizaba su condición de librepensadores. 80 años después, la masofobia, la aversión a la Masonería, amenaza el corazón de la Unión Europea en Italia.

Recuerda también que la medida adoptada por el Parlamento Regional de Sicilia llega poco después de conocerse que el acuerdo entre las dos fuerzas que sustentan el actual Gobierno italiano afirmase que no podrán ser ministros  personas condenadas por delitos penales, investigadas por delitos relacionados como la mafia, la corrupción o el soborno o “pertenecientes a la Masonería”.

  1. El Oriente es una publicación de la Gran Logia de España.

Fuente Diario Masónico y El Oriente

#ASOMBROSO A Más de 40 años de muerto, el Dictador Franco sigue enfrentando a la sociedad española

LA REUNIÓN, DE SUPUESTO CARÁCTER ECONÓMICO, ENTRE CALVO Y EL CARDENAL PAROLIN DERIVÓ EN SUGERIR AL VATICANO DONDE SE DEBE ENTERRAR AL DICTADOR

La familia Franco no cederá a las presiones del Gobierno ni a los miedos de la cúpula eclesiástica y enterrará a su abuelo en “sus nichos pagados” en la Cripta de La Almudena

El próximo 20 noviembre se cumplirán 43 años de la muerte del dictador Francisco Franco y el Gobierno de Pedro Sánchez intenta ahora que sea la cúpula de la Iglesia católica la que oriente “adecuadamente” sobre cuál debe ser la tumba en la que reposen los restos del General cuando sean exhumados definitivamente del Valle de Los Caídos. Según fuentes solventes de la familia Franco, “se enterrara a su abuelo en las tumbas que son de su propiedad y pagadas por su madre en la Almudena”

La reunión mantenida en el día de ayer en Roma entre la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, y el Cardenal Pietro Parolin, número dos del Vaticano, tenía como uno de su fines principales conseguir que la cúpula de la Iglesia no se opusiera de entrada a la exhumación de los restos del dictador Francisco Franco del Valle de los Caídos, pero fundamentalmente en la necesidad, compensada aparentemente con otras prebendas económicas de relieve en futuras negociaciones, de “buscar una solución adecuada“ al lugar sepulcral donde serían trasladados los restos del dictador. El Gobierno intenta, ya como última bala en su recámara, que sea ahora el Vaticano quien “sugiera” a los nietos del General que no sea la Catedral de La Almudena, en el centro de Madrid, el lugar donde sean enterrados.

El cardenal Carlos Osoro / Elcessia 

Según la nota emitida por el Ministerio de Presidencia tras la reunión mantenida en la Santa Sede “ambos han coincidido en la necesidad de buscar una solución y seguir manteniendo el diálogo”. Pero esta solución y “diálogo” entre el Gobierno de España y la Santa Sede, para ver donde deben descansar los restos del dictador, presenta a su vez serias discrepancias jurídicas en las que la familia Franco no está dispuesta a ceder ni un ápice y “menos sin contraprestación alguna”. El derecho canónico les ampara y no hay ningún posible fleco que pueda impedir su enterramiento allí, salvo “las indicaciones y sugerencias de alguien próximo” que provoquen un radical cambio de elección. “Solo pude ser así, por una decisión única de toda la familia. Y aquí la Iglesia no puede decir nada, ni siquiera Osoro, como no ha tenido más remedio que reconocer en privado”, afirman fuentes cercanas a la Conferencia Episcopal española.  

El Gobierno pretende a toda costa que los restos de Franco vayan a la cripta del cementerio de Mingorrubio, en el Pardo, donde ya está enterrada Carmen Polo, la mujer de Franco, pero sus nietos lo tienen claro de momento: “No ha lugar a ello”. Como ya publicó en exclusiva el director de El Cierre Digital desean enterrarle en el panteón que la familia posee en la cripta de la catedral madrileña de La Almudena. Y así se lo han hecho ya saber de manera oficial tanto al Ejecutivo de Pedro Sánchez en sus alegaciones presentadas al Decreto Ley con el que el Gobierno avaló la exhumación del dictador del Valle de los Caídos, como a la cúpula eclesiástica.

El doble cambio del Cardenal Osoro

Aunque en sus dos comunicados oficiales emitidos hasta el momento (el 24 de agosto y el 2 de octubre) la Iglesia española no se había opuesto a que el dictador fuese enterrado en La Almudena. Las “indicaciones del Gobierno” parecen haber calado en algunos cardenales en un momento donde la negociación económica entre la Iglesia y el gobierno de Sánchez puede acarrear problemas a las finanzas vaticanas. En la reunión de ayer, además de hablar de Franco, la vicepresidenta Carmen Calvo ya situó sobre la mesa del Vaticano dos serios problemas, como aviso a navegantes: el nuevo régimen fiscal de la Iglesia en España y el proceso de revisión de las inmatriculaciones por parte de la Iglesia.

La Vicipresidenta del Gobierno Carmen Calvo en su reunión con el Cardenal Pietro Parolin / EFE

A pesar de estas indicaciones, por ahora la Iglesia pretende que sea el Gobierno del PSOE el que satisfaga algunas de las reclamaciones patrimoniales de la familia Franco para conseguir que ésta cambie su destino y sea enterrado en otro lugar (como aprobar la venta del Pazo de Meirás o la expropiación de algunos edificios que les corresponden). Tanto es el miedo que existe que la reunión de ayer entre Carmen Calvo y el número dos del Vaticano no tenía orden del día como el propio departamento del Vaticano ha confirmado: “la vicepresidencia del Gobierno de España envió una petición neutra que no especificaba los temas a tratar”.

El principal miedo del Gobierno de Sánchez, que así ha transmitido a la cúpula eclesial, reside en las posibles peregrinaciones masivas a la tumba en el mismo centro de Madrid. Algo que también disgusta a determinados sectores más progresistas de la Iglesia que también se lo han hecho ya saber al cardenal arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, y al presidente de la Conferencia Episcopal, cardenal Ricardo Blázquez”, que se encuentran preocupados, “porque son conscientes de que poco pueden hacer con la ley canónica y las normas eclesiásticas en la mano para impedir directamente el traslado de los restos de Franco a la capilla de la familia en La Almudena”. No hay que olvidar que el cardenal Osoro se ha pasado buena parte del mes de octubre en un Sínodo en Roma.

No obstante, el Gobierno de Sánchez quiere que sea la Iglesia quien medie con la familia del dictador, a través de la Conferencia Episcopal, para encontrar una solución al conflicto abierto. Pero, según ha podido saber El Cierre Digital de fuentes próximas a los nietos, “la familia Franco no cederá a las presiones del Gobierno ni a los miedos de la cúpula eclesial  y enterrará a su abuelo en “sus tumbas pagadas en la Cripta de La Almudena”. Además, cuentan con los comunicados oficiales del Arzobispado de Madrid que indican que: “la cripta está a disposición para acoger en terreno sagrado los restos mortales de un bautizado”.

Las  cuatro tumbas de la Almudena

Los Franco disponen de espacio para cuatro nichos en la cripta de la catedral de la Almudena, donde no se puede aplicar la norma de no enterrar en las Iglesias al ser un recinto separado y que tiene ya ese uso.

Fue en 1987 cuando la única hija de Franco, Carmen Franco Polo, compró una tumba “a perpetuidad” en la cripta de La Almudena. Los precios por un nicho han oscilado a lo largo de la historia entre las 25.000 pesetas que se pedían por las sepulturas de San Ginés en los años setenta a los 185.000 euros que se pagaban al inicio de este siglo por los nichos, no por los columbarios que serán más caros. Los Franco, indican algunas fuentes, pagaron 150.000 euros por este nicho con cuatro tumbas, situadas a la entrada y a la derecha del altar mayor, por lo que, en teoría, abonaron más de lo habitual.

 

Familia Franco (Foto Archivo)

La cripta, con más de veinte capillas, tiene cerca de 1.500 personas enterradas, entre ellos banqueros, nobles, eclesiásticos y personajes que contribuyeron con su dinero a financiar las obras de la catedral. Actualmente celebra sepelios cada mes, aunque ya no hay más tumbas a la venta y las que permanecen vacías están reservadas.

Fue en 1998 cuando se trasladaron a lasa, hasta entonces tumbas vacías de los Franco, los restos del marqués de Villaverde, yerno de Francisco Franco. Y, en diciembre de 2017, tras fallecer Carmen Franco, fue enterrada allí junto a su esposo. Ahora, el deseo actual y oficial de los nietos del dictador es que su abuelo (y quizá su mujer, Carmen Polo, hoy enterrada en el cementerio privado de Mingorrubio sufragado por Patrimonio Nacional) también reposen en la cripta adyacente a una catedral que fue inaugurada en 1993 por el Papa Juan Pablo II.

Algo que intenta frenar a toda costa el Gobierno de Pedro Sánchez y para lo que ahora pide ayuda a la Iglesia Católica, en plena negociación económica por su nuevo régimen fiscal y con el complicado proceso de revisión de las inmatriculaciones de propiedades eclesiales en el trasfondo.

Fuente: El Cierre Digital

Ahora Trump viene con los TRANSGENEROS… Serio problema para la comunidad homosexual

 

Revertir legislación lograda en la Era Obama

WASHINGTON – La administración de Trump está considerando definir estrechamente el género como una condición biológica e inmutable determinada por los genitales al nacer, la medida más drástica hasta ahora en un esfuerzo gubernamental para revertir el reconocimiento y la protección de las personas transgénero bajo la ley federal de derechos civiles.

Una serie de decisiones del gobierno de Obama flexibilizaron el concepto legal de género en los programas federales, incluso en educación y salud, reconociendo el género en gran medida como una elección individual y no determinada por el sexo asignado al momento del nacimiento. Está política, provocó peleas en los baños, dormitorios, programas para un solo sexo y otras áreas donde el género alguna vez fue visto como un concepto simple. Los conservadores, especialmente los cristianos evangélicos, estaban indignados.

Ahora, el Departamento de Salud y Servicios Humanos encabeza un esfuerzo por establecer una definición legal de sexo bajo el Título IX, de la ley federal de derechos civiles, que prohíbe la discriminación de género en los programas educativos que reciben asistencia financiera del gobierno, según un memorando obtenido por The New York Times.

El departamento argumentó en su memorándum, que las agencias gubernamentales, necesitaban adoptar una definición explícita y uniforme de género como determinada “sobre una base biológica clara, basada en la ciencia, objetiva y administrable”. La definición propuesta por la agencia definiría el sexo como hombre o femenino, inmutable y determinado por los genitales con los que nace una persona, según un borrador revisado por The New Times. Cualquier disputa sobre el sexo debería ser aclarada usando pruebas genéticas.

“El sexo significa el estado de una persona como hombre o mujer en función de rasgos biológicos inmutables identificables por o antes del nacimiento”, propuso el departamento en la nota, que fue redactada y ha estado circulando desde la primavera pasada. “El sexo que figura en el certificado de nacimiento de una persona, tal como se emitió originalmente, constituirá una prueba definitiva del sexo de una persona a menos que sea refutado por evidencia genética confiable”.

La nueva definición esencialmente erradicaría el reconocimiento federal de los aproximadamente 1,4 millones de estadounidenses que han optado por reconocerse a sí mismos, quirúrgicamente o de otra manera, como un género diferente al que nacieron.

“Esto toma la postura de que lo que la comunidad médica entiende sobre sus pacientes, lo que la gente entiende sobre sí mismos, es irrelevante porque el gobierno no está de acuerdo”, dijo Catherine E. Lhamon, quien dirigió la Oficina de Derechos Civiles del Departamento de Educación en la administración de Obama y ayudó a redactar, una guía transgénero que se está deshaciendo.

La medida sería la más significativa de una serie de maniobras, grandes y pequeñas, para excluir a la población de las protecciones de los derechos civiles y hacer retroceder el reconocimiento más fluido de la identidad de género de la administración de Obama. La administración de Trump ha intentado impedir que las personas transgénero sirvan en el ejército y ha desafiado legalmente las protecciones de derechos civiles para el grupo incluido en la ley de atención médica de la nación.

Varias agencias han retirado las políticas de la época de Obama, donde reconocían la identidad de género en escuelas, prisiones y refugios para personas sin hogar. El gobierno incluso intentó eliminar las preguntas sobre identidad de género de una encuesta del censo de 2020 y una encuesta nacional de ciudadanos de edad avanzada.

Durante el último año, el Departamento de Salud y Servicios Humanos ha argumentado en privado, que el término “sexo” nunca tuvo la intención de incluir la identidad de género o incluso la homosexualidad, y que la falta de claridad permitió que la administración de Obama extendiera erróneamente las protecciones de los derechos civiles a las personas que no debería tenerlos.

Roger Severino, ahora en el Departamento de Salud y Servicios Humanos, fue uno de los conservadores que blanquearon la expansión del sexo en la administración de Obama para incluir la identidad de género. Crédito Aaron P. Bernstein / Getty Images

Roger Severino, el director de la Oficina de Derechos Civiles del departamento, se negó a responder preguntas detalladas sobre la nota o su papel en las discusiones interinstitucionales, sobre cómo revisar la definición de sexo bajo el Título IX.

Pero los funcionarios del departamento confirmaron que su presión para limitar la definición de sexo con el propósito de las leyes federales de derechos civiles, se debió a su propia lectura de las leyes y a una decisión judicial.

Severino, mientras se desempeñaba como director del Centro DeVos para la Religión y la Sociedad Civil en la Fundación Heritage, se encontraba entre los conservadores que se enojaron con la expansión del sexo en la administración de Obama para incluir la identidad de género, a la que llamó “ideología radical de género”.

En un comentario de artículo, calificó las políticas de “la culminación de una serie de administraciones unilaterales, y con frecuencia sin ley, que intentan imponer una nueva definición de lo que significa ser un hombre o una mujer en toda la nación”.

“Las personas transgénero están asustadas”, dijo Sarah Warbelow, directora legal de la Campaña por los Derechos Humanos, que reclama los derechos de las personas lesbianas, gays, bisexuales y transexuales. “En cada paso en el que la administración tuvo la opción, optaron por darle la espalda a las personas transgénero”. Después de que este artículo se publicara en línea, las personas transgénero acudieron a las redes sociales para publicar fotografías con el hashtag #WontBeErased (no queremos ser borrados).

El Departamento de Salud y Servicios Humanos, ha pedido a las “Cuatro Grandes” agencias, que aplican parte del Título IX (los Departamentos de Educación, Justicia, Salud y Servicios Humanos y Trabajo) que adopten su definición en los reglamentos que establecerán uniformidad en el gobierno y aumentan la probabilidad de que los tribunales lo acepten.

La definición es integral a las dos reglas propuestas actualmente en revisión en la Casa Blanca: una del Departamento de Educación se ocupa de las quejas de discriminación sexual en escuelas y universidades que reciben asistencia financiera federal; el otro, de servicios humanos y de salud, se ocupa de programas y actividades de salud que reciben fondos o subsidios federales. Se espera que ambas regulaciones se publiquen este otoño, y luego estarán abiertas para comentarios del público, generalmente durante 60 días. Las agencias considerarían los comentarios antes de emitir las reglas finales con fuerza de ley, las cuales podrían incluir la nueva definición de género.

Los grupos de derechos civiles se han estado reuniendo con funcionarios federales en las últimas semanas para argumentar en contra de la definición propuesta, que ha dividido los nombramientos políticos y de carrera en toda la administración. Algunos funcionarios esperan que la salud y los servicios humanos al menos detengan a las partes más extremas, como el llamado a pruebas genéticas para determinar el sexo.

Después de más de un año de discusiones, los servicios de salud y humanos se están preparando para presentar formalmente la nueva definición al Departamento de Justicia, antes de que finalice el año, dicen los funcionarios de la administración de Trump. Si el Departamento de Justicia decide que el cambio es legal, la nueva definición se puede aprobar y aplicar en los estatutos del Título IX y en todas las agencias gubernamentales.

El Departamento de Justicia declinó comentar sobre el borrador de la propuesta de servicios de salud y humanos. Aún no se le ha pedido al Departamento de Justicia que emita una opinión legal formal, según un funcionario que no estaba autorizado para hablar sobre el proceso.

Pero las decisiones anteriores del fiscal general Jeff Sessions sobre las protecciones de los transgéneros, han dado pocas esperanzas a los defensores de los derechos civiles de que el departamento evitará que se aplique la nueva definición. La propuesta parece ser coherente con la posición que adoptó en un memorando de octubre de 2017, enviado a agencias que aclara que la ley de derechos civiles que prohíbe la discriminación laboral no cubre la “identidad de género, per se”.

Harper Jean Tobin, director de políticas del Centro Nacional para la Igualdad de Transgéneros, un grupo de defensa, llamó a la maniobra “una posición legal extremadamente agresiva que es incompatible con docenas de decisiones judiciales federales”.

Una bandera transgénero fuera de un bar en Brooklyn. La definición propuesta por la agencia definiría el sexo como masculino o femenino, inalterable y determinado por los genitales con los que una persona nace. Foto Crédito Annie Tritt para el New York Times.

Los funcionarios de servicios humanos y de salud dijeron que solo cumplían las órdenes judiciales, refiriéndose a las decisiones del juez Reed O’Connor del Tribunal del Distrito Federal en Fort Worth, Texas, un candidato de George W. Bush que sostuvo que “el Congreso no saben sobre “sexo” para incluir “identidad de género”.

Una sentencia de 2016 del juez O’Connor, se refería a una regla que se adoptó para llevar a cabo un estatuto de derechos civiles incorporado en la Ley de Asistencia que lo permite. La disposición prohíbe la discriminación basada en raza, color, origen nacional, sexo, edad o discapacidad en “cualquier programa o actividad de salud” que reciba asistencia financiera federal.

Pero en discusiones recientes con la administración, grupos de derechos civiles, incluida Lambda Legal, han señalado otros casos judiciales. En una nota legal presentada a la administración, una coalición de grupos de derechos civiles escribió: “La gran mayoría de los tribunales para abordar la cuestión, ya que el precedente más relevante de la Corte Suprema en 1998 sostuvo que el sesgo antitransferente constituye una discriminación sexual según las leyes federales como el Título IX ”

De hecho, la propuesta de servicios humanos y de salud se debió, en parte, a las decisiones de los tribunales pro-transgénero en el último año que confirmaron la posición de la administración Obama.

En su memorándum, los funcionarios de servicios humanos y de salud escribieron que “los tribunales y los demandantes están compitiendo para tomar decisiones” antes que cualquier norma, debido a la falta de una definición independiente.

“Los tribunales y la administración anterior aprovecharon esta circunstancia para incluir la identidad de género y la orientación sexual en una multitud de agencias y en una multitud de leyes”, señala la nota. Al hacerlo, “se generaron confusiones y consecuencias políticas negativas en la atención médica, la educación y otros contextos federales”.

La definición más restringida se sentiría de forma aguda en las escuelas y sus campos de batalla más visibles: vestuarios y baños .

Uno de los primeros actos políticos decisivos de la administración de Trump, fue la rescisión por parte de los departamentos de Educación y Justicia de la era de Obama, que protegían a los estudiantes transgénero que querían usar baños que correspondan a su identidad de género.

Desde que se rescindió la guía, la Oficina de Derechos Civiles del Departamento de Educación ha detenido y desestimado los casos de discriminación presentados por estudiantes transgénero, por el acceso a las instalaciones escolares. Una definición restrictiva de todo el gobierno cimentaría el enfoque actual del Departamento de Educación.

Pero también plantearía nuevas preguntas.

El departamento tendría que decidir qué documentación necesitarían las escuelas para recopilar para determinar o codificar el género. El Título IX se aplica a una serie de experiencias educativas, como deportes y clases o programas de un solo sexo donde la identidad de género ha entrado en juego. El departamento ha dicho que continuará abriendo casos en los que los estudiantes transgénero enfrentan discriminación, acoso escolar y hostigamiento, e investigarán el acoso por motivos de género como “conducta no deseada basada en el sexo de un estudiante” o “conducta de acoso basada en el hecho de que un estudiante no cumple con los estereotipos sexuales . ”

El Departamento de Educación no respondió a una pregunta sobre la propuesta de servicios humanos y de salud.

La Sra. Lhamon, del Departamento de Educación de Obama, dijo que la definición propuesta “simplemente niega la humanidad de las personas”.

Lectores del Diario opinaron, lea aquí dos comentarios sobre este artículo:

  1. Como alguien que pasó por este proceso, la cirugía, las nueve yardas completas, hay mucho que derribar aquí. En primer lugar, esta condición está en mi pasado. La cirugía de reasignación de sexo lo curó, y esa parte del asunto debería estar en mi certificado de nacimiento. Al mismo tiempo, soy republicano. Sé que hay dos sexos, simplemente, y los que afirman ser cualquiera de estos géneros adicionales pueden dañar a todas las partes, desde personas que estuvieron en mi lugar hasta políticos que tienen que lidiar con este desastre.2. ¿No podría una solución federal más sencilla simplemente exigir que se cumplan los requisitos quirúrgicos para cambiar de sexo? Esto eliminaría a aquellos que eran / no son realmente transexuales. Personas como yo solo quieren mezclarse con el mundo. ¿Por qué hacerlo más difícil en esos aspectos para tales individuos?

Fuente: Traducción no revisada. Es una versión de la primera plana del Diario New York Times, que aparece impresa hoy  22 de octubre de 2018, en la página A 1 de la edición con el titular: Trump puede limitar,  Cómo el gobierno define el sexo de uno .

 

Bloqueo es un sueño, una excusa de Maduro: La #Crisis #Vzla Una realidad Lea aquí Colgate-Palmolive Cierra

Suspendió las operaciones de una de sus plantas en Venezuela por falta de cajas para embalar los productos

Una planta de Colgate-Palmolive en la ciudad de Valencia (norte de Venezuela) suspendió operaciones esta semana porque se quedó sin cajas para distribuir su producción de lavaplatos y detergentes líquidos, dijo este jueves a la agencia AFP un sindicalista de la empresa.

Se paralizó la planta de líquidos, que fabrica lavaplatos y detergentes, por falta de cajas de cartón corrugado. Se compraban a Smurfit Kappa, pero el suministro se cortó y estamos a la espera de ver si los inventarios que ya le habíamos comprado los despacha el gobierno”, dijo el sindicalista Carlos Rodríguez.

Con la suspensión de operaciones de la planta de líquidos, se paraliza también la de envases plásticos, por lo que solo dos de las cinco plantas de Colgate-Palmolive en Venezuela se mantienen operativas, aunque con limitaciones por la falta de materia prima.

Una planta de Colgate suspendió sus operaciones en Venezuela (AFP)

De las cinco plantas, quedan operativas la de detergentes, que solo produce en un turno de trabajo y antes tenía tres, y la de cuidado bucal (cepillos de diente y crema dental), que también bajó de tres turnos a uno“, especificó Rodríguez.

La fuerte escasez que existe en Venezuela ha obligado a una planta de Colgate-Palmolive a cerrar definitivamente en la provincia de Valencia. El líder del sindicado de trabajadores, Carlos Rodríguez, explicó que la fábrica necesitaba cartón para poder transportar los productos de la empresa a las tiendas, sin embargo ante la falta de este material, fue imposible mantener la producción.

  La cosa es que si de por sí la escasez de cartón ya estaba grave, a principios de este año el gobierno de Venezuela tomó el control de la producción de papel y empaques Smurfit Kappa, mismo que la empresa utilizaba. En este país latinoamericano, los principales problemas a los que se enfrentan las empresas trasnacionales son el difícil acceso a las materias primas, los controles de precios y la falta de dólares para importar bienes.

El 23 de agosto, el gobierno de Nicolás Maduro tomó el control de las instalaciones de la transnacional irlandesa Smurfit Kappa, fabricante de cajas de papel para embalaje que le vendía a Colgate-Palmolive.

 

 

Rodríguez apuntó que el departamento de ventas de la empresa también hace gestiones para importar cajas desde la vecina Colombia, aunque advirtió que eso podría obligar a subir los precios de los productos.

 

 

Con la suspensión de operaciones de la planta de líquidos, se paraliza también la de envases plásticos, por lo que solo dos de las cinco plantas de Colgate-Palmolive en Venezuela se mantienen operativas, aunque con limitaciones por la falta de materia prima.

 

 

Foto: Reuters/ Descifrado

Hay que recordar desde 2016, Kimberly Clark anunció la suspensión indefinida de sus operaciones en Venezuela por el “deterioro de las condiciones económicas”. Inmediatamente el gobierno venezolano dio la orden de ocupar la planta y se ordenó el reinicio de los procesos productivos. Entonces se amenazó con que cualquier empresa que cerrara sería ocupada. Además, recientemente la empresa estadounidense Kellogg anunció el cese de operaciones de manera indefinida al ser afectados por la crisis económica. Así también lo hizo la filial venezolana del fabricante de neumáticos Pirelli.    

El 15 de mayo de 2018, el gobierno tomó el control de la filial de la empresa estadounidense de alimentos Kellogg, luego de que cesara sus operaciones por el acelerado deterioro económico del país. Desde entonces, los productos de la empresa desaparecieron de los anaqueles.

En julio de 2016, Maduro ordenó la toma de la planta de la empresa estadounidense Kimberly-Clark, fabricante de productos de higiene personal, en el estado de Aragua (centro).

La decisión se produjo luego de que la compañía cesara operaciones alegando falta de materia prima y un deterioro de las condiciones económicas. Los activos permanecen en manos del Estado.

Fuente INFOBAE

 

Una Mujer coherente, que habla claro: @MariaCorinaYA Machado: No piensa en la TRANSICIÓN sino en la PRESIDENCIA

Machado: No he dicho que quiero ser líder de la transición, pero sí la primera presidenta

La dirigente política María Corina Machado es clara y directa: no busca imponerse como la líder de una transición política, pero sí aspira ser la primera mujer presidenta de Venezuela.

Así lo afirmó durante una entrevista en el programa Con la Luz, transmitido por Efecto Cocuyo este jueves 18 de octubre, allí Machado reveló que en los últimos meses ha tenido contacto con actores cercanos al régimen de Maduro con quienes ha conversado del proceso de transición.

“Se me han acercado varios dirigentes cercanos al Gobierno, algunos los conocí en mi época en la Asamblea Nacional, y me han dicho que yo digo lo que pienso y que voy a cumplir lo que digo y quieren saber cómo veo esa transición”, manifestó en entrevista con la periodista Luz Mely Reyes.

En su opinión, la transición en Venezuela “va a ser desafiante, compleja y delicada porque tenemos una crisis humanitaria, una crisis económica y una crisis de seguridad interna”.

 

“Está lista una operación humanitaria que no tiene precedente en el mundo. Apenas salga (Nicolás) Maduro al día siguiente van a comenzar a llegar por la frontera alimentos, medicinas, repuestos”, aseguró.

Machado señaló que en una transición debe garantizarse la participación y representación de los partidos de oposición y de los dirigentes oficialistas “que compartan los valores de integridad y justicia”, pero deberán gobernar los más competentes.

Agregó que es necesario ofrecer incentivos para sumar a dirigentes oficialistas a la causa opositora. “Si no contribuyes a facilitar una transición ordenada y pronta, la justicia será mas costosa y dura. El proceso debe incluir arrepentimiento, justicia y perdón (…) hay mucha rabia hacia este régimen y eso es peligroso”, dijo.

Sin embargo, la postura de Machado no admite matices. La dirigente sostiene que “o estás con el sistema (el Gobierno del presidente Nicolás Maduro) o te rebelas”.

“El régimen cerró la vía electoral y la única manera de detener el desangramiento del país es por vía de la aplicación es fuerza y fuerza no es violencia”, afirmó.

Instó a la Fuerza Armada Nacional a “rebelarse” y a la comunidad internacional a seguir presionando para generar un quiebre político.

Insistió en que la negociación no debe producirse “para ver qué te puede dar el régimen para mejorar tus condiciones de cautiverio” sino para buscar la salida y la apertura democrática.

Sobre la actuación de la comunidad internacional aseguró que solo hay dos posturas: “O estás con (Luis) Almagro o estás con (José Luis Rodríguez) Zapatero”.

Elección de concejales

Machado no está de acuerdo en participar en las elecciones de concejales convocadas para el próximo 9 de diciembre, pues considera que son un fraude.

“No puedes poner por encima de la liberación de Venezuela unos “carguitos” que están vacíos porque tienes una Asamblea Nacional Constituyente que te puede imponer lo que quiera”.

“¿Van a pelearse por unos cargos de concejales cuando asesinaron a un concejal?”, preguntó en relación a la muerte del concejal Fernando Albán bajo custodia del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin).

Vea la entrevista aquí:

 

#Opinión Por qué Maduro prefiere la crisis y el caos Por Javier Corrales

Nicolás Maduro, el presidente de Venezuela, dio un discurso durante su campaña electoral en La Guaira, el 2 de mayo de 2018. CreditCarlos García Rawlins/Reuters

AMHERST, Massachusetts — Una revolución bolchevique —con matices tropicales— está en marcha cerca de nuestras costas. El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, está usando toda su autoridad para diezmar lo poco que queda de la resistencia a su socialismo extremista. Tal como hizo el líder soviético Vladimir Lenin en octubre de 1917, en esta etapa de la revolución Maduro se propone librar una campaña final contra todos salvo sus aliados más radicales.

Recientemente, la mayoría de las noticias que salen de Venezuela cuentan la extraordinaria crisis económica del país. Algunos analistas tratan la crisis como un caso de influenza: algo que la nación contrajo sin culpa suya. Sin embargo, esta crisis o —más bien— su larga duración, no es un accidente. Se trata de un diseño revolucionario.

La devastación de los últimos cuatro años no puede ponerse en palabras. Al registrar la inflación más alta del mundo junto con una recesión que ha contraído la economía en casi el 50 por ciento desde 2013, Venezuela se ha convertido en el primer país en décadas en hacer una transición de nación de ingresos medios a una de ingresos mínimos —o casi inexistentes—.

Sin embargo, el aspecto más vergonzoso de la crisis es la indiferencia del gobierno. La principal respuesta gubernamental, bautizada como el “paquete rojo”, no incluye nada más que devaluar la moneda casi un 95 por ciento, redenominar los nuevos billetes al quitarles cinco ceros y vincular el nuevo bolívar soberano al petro, una criptomoneda no transable y que nadie utiliza. Estas medidas son una redecoración inútil. Hasta los economistas más indulgentes con el gobierno están poco impresionados.

Si acaso, el gobierno está empeorando la crisis al aumentar el precio de la gasolina a precios internacionales, restringir todavía más la importación de alimentos y medicinas, decretar más controles de precios y subir impuestos en medio de una recesión. Los gobiernos y las organizaciones internacionales ofrecen ayuda humanitaria, pero Maduro la rechaza. El gobierno se cruza de brazos mientras el hambre y las enfermedades se propagan.

Esta indiferencia sugiere una intencionalidad. Es fácil ver la causa. Un gobierno extremista como el de Maduro prefiere la devastación económica a la recuperación porque la miseria destruye a la sociedad civil y, con ella, toda posibilidad de resistir la tiranía.

Cuando las condiciones económicas se deterioran, los ciudadanos a menudo optan por la protesta. Pero cuando las condiciones económicas decaen a tal grado que hacen que las clases medias vivan con menos de dos dólares al mes (menos que en Haití) y diseminan condiciones cercanas a la hambruna, la mejor opción es arreglárselas como uno pueda o irse del país. Si a esta receta añadimos la represión, el resultado es un éxodo de al menos el 7 por ciento de la población, el más grande en el continente americano desde la década de los ochenta.

La privación económica, aunada a la represión, cambia los incentivos de la participación política por el exilio político. Esto es lo que Maduro ve con buenos ojos: la asfixia de la resistencia, tal como Lenin quiso. Es la razón por la que Maduro ha permitido que la crisis continúe por tanto tiempo.

El 25 de mayo de 1919, Lenin pronunció un discurso en la Plaza Roja de Moscú. CreditFotokhronika Tass

Claro está que ningún acontecimiento es una réplica exacta de sus antecesores. La revolución de Maduro no es enteramente un bolchevismo revivido. Maduro no está tratando de derrocar a un gobierno existente, sino de consolidar un régimen viejo, anticuado y odiado. Maduro no lleva a cabo matanzas sistemáticas, aunque usa la represión sin remordimientos. Y lo más importante, los ciudadanos ordinarios o sóviets no se están levantando de la mano del Estado para impulsar más el extremismo.

El extremismo de Maduro es ejercido exclusivamente por el Estado. En ese sentido, toma como referencia otra campaña tropical también inspirada en el bolchevismo: la famosa Ofensiva Revolucionaria de Cuba en 1968. Esta fue una campaña de Fidel Castro, a nueve años de iniciado su gobierno, para nacionalizar lo poco que quedaba del sector privado. Castro confiscó 55.636 pequeñas empresas, incluyendo la mayoría de los proveedores de alimentos y granjas semiprivadas. Fidel quería acabar con las ganancias privadas y establecer un absoluto monopolio estatal sobre la distribución de los alimentos. La meta era hacer a los ciudadanos más dependientes del Estado.

Del mismo modo, Maduro está usando la miseria económica para extinguir lo poco que queda del sector privado en Venezuela y expandir el control estatal. Ya expandió el control estatal de la distribución de los alimentos al entregar “carnets de la patria”, que se reparten principalmente entre leales al régimen. Decretó un aumento del 3000 por ciento a los salarios mínimos, que resulta insuficiente para permitir a los trabajadores ajustarse a la hiperinflación, pero que es imposible de costear para los pequeños empleadores y empresarios, que ya están en apuros económicos debido a la recesión, los controles de precios, la falta de dólares y los continuos apagones. Desde que se anunció el paquete rojo, las autoridades han detenido a 131 personas acusadas de sabotaje, principalmente a gerentes de cadenas minoristas. Hoy, la industria privada de Venezuela opera al diez por ciento de la capacidad que tenía hace veinte años, cuando esta revolución comenzó. Hasta los restaurantes McDonald’s están cerrando.

No obstante, el modelo de Maduro tampoco es una réplica exacta de la Ofensiva de Fidel. Maduro todavía permite que algunos actores privados amasen riquezas, aun cuando lo hacen a través de actividades ilícitas o consiguiendo acceso al dólar barato que el gobierno siempre está dispuesto a ofrecer, legalmente, a sus compinches.

Además, existen elementos innatos que hacen que la revolución de Maduro sea más idiosincrásica que imitadora. Tal vez el elemento más idiosincrásico es el colapso del sector petrolero en manos del Estado. Las exportaciones de petróleo constituyen la única fuente de dólares de la revolución, aparte del endeudamiento. No obstante, la industria petrolera venezolana ha venido sufriendo un declive crónico en la productividad durante los últimos quince años. Con Maduro, dicho declive se aceleró. A pesar de la recuperación en el precio del petróleo a partir de 2016, la producción de Venezuela se ha estrellado y ha disminuido en más del 40 por ciento en dos años. La mayoría del resto de los productores importantes de petróleo han expandido su producción o permanecido estables.

Dejar que la única gallina de los huevos de oro de la revolución se derrumbara es una característica que lleva el sello de Maduro. No existe ningún antecedente histórico de una herida autoinfligida tan mortal como esta, ni en la Rusia soviética ni en la Cuba comunista ni en ningún petro-Estado en paz y abierto al comercio.

Fidel Castro se dirige a los cubanos en 1970, después del inicio de la gran zafra de los diez millones de azúcar.CreditPrensa Latina/Reuters

Es difícil argumentar que la negligencia de Maduro hacia su joya de la corona es intencional, debido a que su víctima más directa es él mismo. Esta negligencia sugiere que el gobierno de Maduro también es inepto.

Los analistas debaten si la debacle económica del país es resultado de la premeditación o la incompetencia. En muchos sentidos, este es un falso debate. Se debe a ambas cosas. El extremismo produce y necesita caos, y el caos a su vez aumenta las posibilidades de errores garrafales por parte del Estado.

Tan graves son los errores de Maduro en materia petrolera que le ha tocado a gente de su propio partido político tomar cartas en el asunto. La Asamblea Nacional Constituyente —electa ilegítimamente en 2017 y compuesta exclusivamente de maduristas— está considerando tomar medidas correctivas en el sector petrolero para permitir una mayor apertura petrolera. Pero mientras debaten, el ejecutivo sigue sin actuar para revertir el derrumbe petrolero.

En circunstancias normales, el caos económico socava a cualquier gobierno. Todavía puede poner en riesgo al régimen de Maduro en la medida que se propague el descontento, no ya entre los opositores, sino en las filas de su gobierno. Ya sabemos, por evidencia indirecta pero inequívoca, que el malestar dentro del gobierno crece: este año Maduro ha aumentado la represión hacia el ejército y a exfuncionarios gubernamentales.

En agosto de 2018, una mujer pasa por una tienda cerrada con un grafiti en contra del gobierno de Maduro.CreditMeridith Kohut para The New York Times

Pese a estos riesgos, Maduro se ha inclinado por el caos y no por la recuperación, porque cuando el caos alcanza proporciones inhumanas, como ha sucedido en Venezuela desde 2015, es más probable que diezme a la oposición que al gobierno. Y si el gobierno aplica la represión con eficacia, en especial dentro de sus filas, tiene una posibilidad de sobrevivir mientras sus enemigos —dentro y fuera de la revolución— languidecen por miseria o huyen del país.

El caos, ya sea intencional o accidental, puede ser funcional para los Estados extremistas. Por tal motivo, no deberíamos contar con que el gobierno extremista de Maduro haga algo mínimamente prometedor para detener el descenso de Venezuela al infierno.

 

#Excelente: Diario El País Reportaje Éxodo Venezolano Capítulo 1: Llegar al Otro Lado Como sea

La Migración venezolana desborda a los Gobiernos de América Latina

Carrera contrarreloj para cruzar la próxima frontera antes de que pidan el pasaporte

Miles de venezolanos aceleran su paso por Ecuador hacia Perú en un intento de cruzar la frontera antes de que este sábado entrara en vigor la exigencia del documento

 

SARA ESPAÑA

  • Twitter @SaraEspana
Guayaquil 

Lo único importante en esta carrera es llegar al otro lado. Como sea. A pie, en bus o en autostop. Mirar atrás no es una opción. La escasez en Venezuela inscribió en una contrarreloj de una semana a quienes buscan un nuevo comienzo fuera de casa. Ecuador impuso el pasado fin de semana la exigencia de pasaporte a los venezolanos para entrar en su territorio. Perú sigue sus pasos y ha impuesto el documento a partir de este sábado. Como pretendían llegar al otro lado, a Perú, antes de que el nuevo requisito entrara en vigor, las prisas han acompañado a los venezolanos durante los 844 kilómetros de carretera, frío, hambre, sed, cansancio, hartazgo y desesperación para atravesar el territorio ecuatoriano de norte a sur.

Cientos de venezolanos se lanzaron esta semana a la desesperada, tras cuatro días atascados en la frontera con Colombia, a través de rutas irregulares y sin documentación en regla. “Ya no estaban aceptando la carta andina de migración. Estaba asustado. Pensé que me iban a deportar y me metí por unos caminos verdes. Caminé unos tres kilómetros solo, de noche. Estaba asustado. Si no llegaba, todo lo dejaba en manos de Dios”, cuenta Nanrroy Yépez, un joven muy flaco y alto, de 24 años. Tiene el cuerpo lleno de tatuajes porque dice que le encantan. De no ser por la crisis de Venezuela, habría sido tatuador o diseñador gráfico. Pero sus planes se quedaron en su país con su padre. El miércoles tenía un billete de bus para ir desde Guayaquil, al sur de Ecuador, hasta la frontera con Perú.

Es uno de los más de 4.000 venezolanos que están entrando y saliendo cada día de Ecuador. En lo que va de año, han llegado al país casi medio millón y se han quedado unos 72.000. Por eso, se endurecieron los requisitos en Migración y se declararon en emergencia tres provincias para atender cualquier complicación. Desde la exigencia del pasaporte, apenas se acercan a las ventanillas de migración en Rumichaca, en la frontera norte, 20 o 30 personas al día. Los venezolanos siguen cruzando por pasos irregulares. Además, Ecuador ha dispuesto 30 autobuses para agilizar el transporte de quienes avanzan hasta el sur del país y para evitar cualquier complicación en el trayecto.

A Mireylis Sánchez, de 25 años, la estafaron al cruzar desde Colombia, pese a que viajaba con un bebé de nueve meses y una niña de ocho años. “Mi esposo me había enviado 200 dólares por correo, pero no podía sacarlos sin pasaporte. Una mujer me ayudó y también me compró los boletos de bus. Le pagué, pero nunca me puso en la lista de pasajeros”, se lamenta. Su marido, Alexander Rodríguez, vendedor informal de comida, regresó desde Lima para buscarla e ir todos juntos el resto del trayecto. Tenían pasajes para Perú tres días antes del cierre de frontera.

Tener pasaporte no le sirvió de nada a Dileyni Mirelles, de 25 años. Viajaba con dos de sus tres hijos, pero Migración no le aceptó las partidas de nacimiento porque estaban deterioradas. Aun así, la cocinera se arriesgó a avanzar como irregular. Esperaba llegar el jueves por la mañana a Perú para evitar encontrarse con el mismo problema.

Un ciudadano venezolano se asea en el refugio de Hogar de Cristo de Guayaquil.
Un ciudadano venezolano se asea en el refugio de Hogar de Cristo de Guayaquil. BOLIVAR PARRA

La estación de autobuses de Guayaquil es casi paso obligado para quienes atraviesan Ecuador de punta a punta. Cada día llegan entre 800 y 1.000 venezolanos. El 90% vuelve a irse en autobús. Como Enyerveth Barreto, de 20 años. Tiene el ticket en la mano, los ojos llorosos y el comprobante de al menos seis maletas. Le acompaña Hely Vilchez, de 45 años, que deja siete hijos en Venezuela a la espera de remesas.

Para atender a los viajeros de paso, el terminal terrestre ha cedido una sala en la que opera Cruz Roja. Desde el 9 de agosto, han pasado ya 1.300 personas, a razón de 100 diarias. “Pensábamos que, tras la exigencia de pasaporte, bajaría el número. Pero no. Hay muchos pasos irregulares”, reconoce Segundo Echanique, coordinador de Salud y Desarrollo Comunitario de la Cruz Roja.

La única condición para poder acudir a ese punto de ayuda es tener un billete de autobús ya comprado para salir del país. Si un venezolano tiene que esperar varias horas, es reconducido a un refugio temporal, dispuesto por la organización Hogar de Cristo, donde puede dormir, comer o ducharse. “Nuestra colaboración es la de facilitar la cooperación de otras instituciones, pero también brindar información e incluso coordinar con las empresas de autobús para que regalen pasajes a quienes no tienen dinero”, comenta Eduardo Salgado, gerente general de la Fundación Terminal Terrestre.

En la sala de espera, un nutrido grupo con abundante equipaje está pendiente del bus de las 23.00. Josvian Campos, de 28 años, Raúl Castro, de 20, Álvaro Centeno, de 18, Mariano Pérez, de 25, y Eucario Villalobos, de 36, parecen, a simple vista, varios amigos o familia en mudanza. Pero se conocieron hace cuatro días y se separaron horas después al llegar a Perú.

Recordar el sinnúmero de penurias que se viven en Venezuela les ayuda a compartir el trayecto que les conduce a un futuro que nunca habían previsto. Josvian trabajaba en Recursos Humanos antes de la crisis, Raúl era panadero, Álvaro, profesor de inglés, Mariano, ingeniero mecánico y Eucario, productor de eventos. “Y ahora, a lo que salga, ¿no?”, les pregunta una mujer que les acompaña. Ella no quiere identificarse porque viaja constantemente saliendo y entrando de Venezuela. Es de una agencia que organiza los viajes y va con los migrantes todo el periplo por 200 dólares. “Todos vienen con pasaporte. No habrá problema”, asegura. Uno de los jóvenes ironiza sobre lo difícil que resulta tener ese documento: “En mi país, no hay material para pasaportes, pero sí para el carné de la patria o del PSUV (Partido Socialista Unido de Venezuela)”. Y saca de su cartera uno rojo, nuevo y brillante con el perfil de Hugo Chávez dibujado.