#IMPELABLE #Reportaje En 1998, los venezolanos eran ricos y no lo sabían por @HolmanRodriguez

Con el chavismo, Venezuela pasó de ser uno de los países más prósperos de la región a la ruina.

La Venezuela modelo 2018 es otro país, muy diferente al de 1998 y en casi todos los aspectos ha desmejorado. Incluso, de acuerdo con las cifras, esa rica nación muestra hoy algunas facetas de hace 50 y hasta de hace 60 años.

Venezuela era una potencia latinoamericana. Un país que gracias a los inmensos recursos petroleros se daba el lujo de contratar trabajadores extranjeros (entre ellos, decenas de miles de colombianos) o importar miles de toneladas de los mejores alimentos de Europa, Asia y Estados Unidos.

Su poderío económico se podía constatar con el hecho de que tuvo una frecuencia semanal Caracas-París, y viceversa, del Concorde de Air France, el avión más sofisticado y con pasajes más costosos de los años setenta y ochenta en el mundo, y a cuyo territorio arribaban y del que salían las más importantes aerolíneas del mundo, además de que tenía una compañía aérea nacional de peso como lo fue Viasa.

Ni qué decir de sus impresionantes autopistas, puentes, edificios o represas, que en los años setenta y ochenta eran la admiración y envidia de los latinoamericanos.

Precisamente y como hecho anecdótico, 1998 fue el último año en el que Venezuela tuvo el mayor producto interno bruto per cápita (relación entre el valor total de todos los bienes y servicios generados por la economía en un año y el número de sus habitantes) de América Latina. Hoy, 20 años después, la patria de Simón Bolívar está en el octavo lugar en esa medición y casi a la par de algunas naciones centroamericanas que luchan por salir de la miseria.

Pero eso es apenas el comienzo de la destorcida que ha estado viviendo Venezuela.

Aunque en los primeros años del chavismo, a decir verdad, el país obtuvo logros importantes en materia social y económica, gracias a la renta petrolera, que con una producción de más de tres millones de barriles diarios permitió llevar a cabo grandes obras que, por ejemplo, bajaron la pobreza del 49 al 18 por ciento.

Sin embargo, ese modelo era insostenible en el tiempo, pues los precios cayeron y la producción de crudo declinó por falta de mantenimiento, sabotajes y también por una gran huelga de trabajadores petroleros entre finales del 2002 y comienzos del 2003 que golpearon la industria petrolera, la gallina de los huevos de oro de la economía venezolana.

Fuentes: Fondo Monetario Internacional, Banco Mundial, Banco Central de Venezuela, OPS , Ministerio de Planificación, FAO, Unicef. Cálculos Universidad Central de Venezuela. Foto: Internacional

Pero quizá lo más grave que le haya sucedido a ese país en 20 años de Revolución del siglo XXI es algo que ha estado taladrando el estilo de vida que solían llevar los venezolanos y se traduce en una involución en aspectos como la pobreza, que casi se multiplicó por cinco y hoy muestra una alarmante cifra que se aproxima al 90 por ciento de la población.

Además, ese país está experimentando un extraño fenómeno que según el sociólogo Édison Arciniega, de la Universidad Central de Venezuela, no sucedía desde la Guerra Federal (1859-1863) y es una “regresión demográfica explicada, entre otros aspectos, por el aumento de las muertes por todo tipo”. Arciniega le dijo a EL TIEMPO que en 2015 murieron 107.000 personas y tres años después, la cifra será cercana a las 180.000 personas.

Fuentes: Fondo Monetario Internacional, Banco Mundial, Banco Central de Venezuela, OPS , Ministerio de Planificación, FAO, Unicef. Cálculos Universidad Central de Venezuela. Foto: Internacional

¿De 29 a 25 millones?

A esto hay que sumarle el éxodo de ciudadanos que comenzó hace 13 años, pero se ha acentuado en los últimos cuatro por la crisis económica. De acuerdo con algunas ONG, podría hacer que de los cerca de 29 millones de habitantes que hay en la actualidad, en el 2020 queden apenas poco más de 25 millones. Para el investigador, “Venezuela hoy debería tener 31 millones de habitantes”.

Esto explica, según Arciniega, otro hecho paradójico y es que con la destrucción de gran parte del aparato productivo, que ha ocasionado un desplome de las exportaciones y la pérdida de miles de empleos, el país se ha convertido en un exportador neto, pero de capital humano, de todo nivel.

Y para completar, la expectativa de vida, un indicador que en un país normalmente muestra incremento, por el mayor acceso a la salud, mejores medicinas o alimentos, en esa nación muestra una caída real, pues en 1998 era en promedio de 72 años y en la actualidad se ubica en un promedio de 70, según la Universidad Central.

Fuentes: Fondo Monetario Internacional, Banco Mundial, Banco Central de Venezuela, OPS , Ministerio de Planificación, FAO, Unicef. Cálculos Universidad Central de Venezuela. Foto: Internacional

El otro signo importante que ha marcado a la sociedad venezolana en los últimos años ha sido la escasez de todo tipo de artículos de primera necesidad como los alimentos, las medicinas, los implementos de aseo y los repuestos.

La falta de divisas para que el sector privado importe y la destrucción de la riqueza se han convertido en un nudo para la producción y la exportación, con lo que deja en manos del petróleo, con apenas 1,1 millones de barriles de producción al día (lejos de los más de 3 millones hace 20 años) la responsabilidad del 95 por ciento de los ingresos del país.

Fuentes: Fondo Monetario Internacional, Banco Mundial, Banco Central de Venezuela, OPS , Ministerio de Planificación, FAO, Unicef. Cálculos Universidad Central de Venezuela. Foto: Internacional

El ingeniero agroindustrial Jhoender Jiménez, dirigente del partido opositor Voluntad Popular, le dijo a EL TIEMPO que “hay un sentimiento de desesperanza y a la gente no le importa nada”. “Hace tres meses, el gobierno lanzó un paquete de medidas económicas y, adicionalmente, la semana pasada subió 150 por ciento el salario mínimo, pero hoy ese sueldo equivale a 5 dólares’.

En plena temporada navideña, dice Jiménez, “los venezolanos difícilmente van a poder conseguir para comer la hallaca, tradicional en estas fiestas”.

Hay un sentimiento de desesperanza y a la gente no le importa nada.

Fuente HOLMAN RODRÍGUEZ
Redacción Internacional
EL TIEMPO
– @holmanrodriguez

 

Anuncios

#Reportaje del New York Times: La Doble Moral de un Presidente en el caso de la Inmigración

El ama de llaves indocumentada que tendía la cama de Trump

Durante más de cinco años, la guatemalteca Victorina Morales (foto)  ha tendido la cama de Trump y ha desempolvado sus trofeos en el club del presidente estadounidense en Bedminster, Nueva Jersey, aunque estaba en el país de manera ilegal. No era la única en esa situación.

Victorina Morales en su hogar en Bound Brook, Nueva Jersey. Ella se fue de Guatemala en 1999 e ingresó de manera ilegal en Estados Unidos. Comenzó a trabajar en el club de golf de Trump en Bedminster, Nueva Jersey, en 2013. Crédito foto (arriba) Christopher Gregory para The New York Times

Nunca pensó que conocería gente tan importante.

BEDMINSTER, Nueva Jersey — Durante más de cinco años como ama de llaves en el club de golf de Trump en Bedminster, Nueva Jersey, Victorina Morales ha tendido la cama de Donald Trump, ha limpiado su retrete y desempolvado sus trofeos de golf de cristal. Cuando él visitó el club como presidente, se le indicó que debía portar un pin con la forma de la bandera estadounidense adornado con un logo del Servicio Secreto.

Debido al “sobresaliente” apoyo que ha brindado durante las visitas de Trump, Morales recibió en julio un certificado de la agencia de comunicaciones de la Casa Blanca con su nombre inscrito en el documento.

Todo un logro para un ama de llaves migrante sin papeles.

El recorrido de Morales desde cultivar maíz en Guatemala hasta arreglar las almohadas en un club de golf exclusivo la llevó desde la frontera suroeste, donde ella dijo que cruzó de manera ilegal en 1999, al área de los caballos de Nueva Jersey, donde fue contratada en la propiedad de Trump en 2013 con documentos que eran falsos, según ha indicado.

Morales dijo que no era la única trabajadora en el club que estaba en el país de manera ilegal.

Sandra Díaz dijo que no tenía documentos cuando trabajó en el club de golf desde 2010 hasta 2013. Crédito Foto Christopher Gregory para The New York Times

Morales y Díaz se acercaron a The New York Times a través de su abogado de Nueva Jersey, Aníbal Romero, quien las representa en asuntos migratorios. Morales dijo que ella entendía que podía ser despedida o deportada como resultado de divulgar esta información, aunque ha solicitado protección conforme a las leyes de asilo. Morales también analiza presentar una demanda por abuso laboral y discriminación.

En entrevistas en español, por separado, que duraron varias horas, Morales y Díaz brindaron relatos detallados de su trabajo en el club y de sus interacciones con la administración, incluido Trump. Ambas mujeres describieron al presidente como exigente pero amable, y que a veces les daba grandes propinas.

Aunque a menudo no tenían claro las fechas precisas en que ocurrieron los eventos, parecían recordar sucesos clave y conversaciones con precisión.

Morales ha tenido tratos con Trump desde hace muchos años; su esposo confirmó que en ocasiones ella llegaba feliz a casa porque el propietario del club le había hecho un elogio o le había dado una propina de 50 dólares, a veces de 100 dólares.

Para comprobar que de verdad era empleada del club de golf de Trump, The New York Times revisó los recibos de pago y los formatos de impuestos de Morales, los cuales señalan al club de golf como su empleador. Ella también presentó su identificación individual como contribuyente, un número de nueve dígitos emitido por el Servicio de Impuestos Internos a los extranjeros para permitirles declarar impuestos sin ser residentes permanentes de Estados Unidos. Tener un número no confiere permiso para trabajar.

El Times también examinó los documentos que Morales presentó como prueba de que tenía permiso para trabajar —una green card y una tarjeta de seguridad social, las cuales dijo que compró a alguien en Nueva Jersey que elabora documentos falsos para inmigrantes—. Buscamos el supuesto número de seguridad social de Morales en varias bases de datos de registros públicos y ninguno arrojó un resultado, lo que es a menudo un indicador de que el número no es válido. El número en el reverso de la green card que Morales tiene registrada en el club de golf no corresponde con el formato de números usado en la mayoría de las tarjetas de residencia legítimas. Por ejemplo, incluye iniciales que no son iguales a las de cualquier centro de servicio migratorio que emiten las green cards.

Díaz entregó documentos similares, aunque como ella ahora cuenta con la residencia legal le fue entregada una tarjeta de seguridad social genuina y una green card.

The Trump Organization, la propietaria del club de golf, no realizó comentarios específicos sobre Morales o Díaz. “Tenemos decenas de miles de empleados en todas nuestras propiedades y tenemos prácticas de contratación muy estrictas”, dijo Amanda Miller, la vicepresidenta sénior de Mercadotecnia y Comunicaciones Corporativas de la compañía, mediante un comunicado. “Si un empleado entregó documentación falsa en un intento de violar la ley, será despedido de inmediato”.

La Casa Blanca declinó hacer comentarios.

Trump inauguró el club de golf en 2004 y ha pasado unos setenta días en Bedminster, ya sea una parte o la jornada entera, desde que asumió el cargo. Crédito Foto Christopher Gregory para The New York Times

Que Morales haya podido conseguir un empleo con lo que ella afirma eran documentos falsos no es sorprendente: un estimado de ocho millones de migrantes no autorizados son parte de la fuerza laboral estadounidense, y es un secreto a voces que muchos negocios, especialmente en el sector de servicio, los contratan.

Trump tiene un largo historial de depender de los migrantes en su club de golf y hoteles. A pesar de que en 2017 firmó una orden ejecutiva de “Compra estadounidense, contrata estadounidense” que hacía más estrictas las visas para los trabajadores extranjeros, sus compañías han contratado a cientos de extranjeros mediante visas de trabajador invitado.

Al contratar a trabajadores que ya se encuentran en Estados Unidos, se requiere que los empleadores examinen los documentos de identidad y autorización de trabajo y que los registren en un formato de elegibilidad de empleo. Sin embargo, no se requiere que las compañías, en la mayoría de los casos, tomen medidas adicionales para verificar la autenticidad de los documentos. Debido a que falsificar estas identificaciones es tan sencillo, E-Verify —cuyo uso es obligatorio en veintidós estados— es ese paso adicional de verificarlas contra registros guardados por la Administración de Seguridad Social y el Departamento de Seguridad Interna.

La lista federal publicada en línea de empleadores que usan el sistema E-Verify incluye al club de golf de Trump en Carolina del Norte, un estado en el que es obligatorio, pero el club de Bedminster de Nueva Jersey, donde no lo es, no aparece en la lista.

Durante su campaña, el presidente estadounidense exhortó a expandir el programa a lugares de trabajo en todo el país. Hasta ahora, eso no ha ocurrido.

Trump inauguró su club en el opulento vecindario del condado de Somerset, Nueva Jersey, en 2004. Después de comprar la propiedad de 200 hectáreas a un grupo de inversionistas en 2002, Trump plantó árboles de arce en la entrada y construyó dos campos de golf de dieciocho hoyos; su diseño fue inspirado por los jardines del Palacio de Versalles. La primera cuota de la membresía es superior a los 100.000 dólares.

La propiedad tiene de cuarenta a ochenta empleados; la plantilla depende de la temporada. En la mayoría de los casos, los trabajadores de los servicios básicos son nacidos en el extranjero. Los migrantes mantienen las áreas verdes regadas y arregladas; limpian y dan mantenimiento a las casas de campo y suites que rodean la piscina climatizada.

El presidente estadounidense ha pasado unos setenta días en Bedminster, ya sea la jornada completa o parte de ella, desde que asumió el cargo. Posee una residencia de dos pisos en la propiedad; su hija Ivanka y su esposo, Jared Kushner, se casaron en el club en 2009, y también tienen una casa de campo.

El trabajo en Bedminster, en el que Morales gana 13 dólares la hora, es uno de varios que ella dice que ha tenido desde que llegó a Estados Unidos en 1999, cuando cruzó sin ser detectada hacia California después de un viaje de seis semanas en autobús y a pie.

Después de que llegó a Los Ángeles, un contacto le brindó un número de seguridad social falso y una identificación que le dijeron le permitiría conseguir un empleo. Entonces voló a Nueva Jersey, donde se encontró con su esposo, quien había llegado unos meses antes.

A principios de 2013, un amigo que trabajaba en el club de golf de Trump le dijo que la administración estaba buscando amas de llaves.

Morales estaba entusiasmada: el salario sería de 10 dólares la hora, mayor a los 8,25 dólares que estaba ganando al limpiar habitaciones en un hotel.

De acuerdo con Morales, cuando llegó a la entrevista, la supervisora de amas de llaves le mostró el lugar y le solicitó que demostrara sus conocimientos para desempeñar el trabajo. La supervisora le pidió que se reportara para trabajar a la mañana siguiente a las 6:00, con sus documentos.

Morales dijo que le comentó que no tenía documentos legales de trabajo. “Le dije: ‘No tengo papeles legales’. Ella me dijo que llevara los que usé en el hotel”, recordó Morales.

Para el momento en el que Morales fue contratada, Díaz había estado trabajando en el club desde 2010 y tenía la tarea de limpiar la residencia de Trump.

Chocolates M&M’s que fueron repartidos durante una de las visitas del presidente Trump al club de golf. Crédito foto Christopher Gregory para The New York Times

Cuando Trump visitó el club de golf, le pdieron a Morales que portara un pin con una bandera estadounidense con el logo del Servicio Secreto.Crédito Foto Christopher Gregory para The New York Times

Díaz dice que lavó y planchó los calzones blancos, camisetas de golf y pantalones de color verde olivo de Trump, así como sus sábanas y toallas. Todo lo perteneciente a Trump; su esposa, Melania, y su hijo, Barron, era lavado aparte con detergente especial en una lavadora más pequeña, dijo.

“Es extremadamente meticuloso acerca de todo. Si llega repentinamente, todos corren como locos”, porque Trump inspecciona todo en detalle, dijo Díaz.

Recordó un momento angustiante en 2012, cuando Trump se acercó a ella y le pidió que lo siguiera a la casa club, una mansión georgiana renovada de la década de los treinta, donde él pasó sus dedos por los bordes de los marcos en las paredes y sobre las superficies de las mesas para comprobar si había polvo.

“Realmente hiciste un gran trabajo”, dijo Díaz que el ahora presidente le comentó, y le dio un billete de 100 dólares. Ese mismo año, afirmó Díaz, Trump tuvo un arranque de ira por unas manchas naranjas en el cuello de su camiseta blanca de golf, que Díaz describió como remanentes de su maquillaje, que ella tuvo dificultades para eliminar.

Cuando Morales se unió al equipo de amas de llaves en 2013, Díaz estuvo a cargo de entrenarla y comenzó a llevarla para limpiar la casa de Trump. En noviembre de ese año, cuando Díaz renunció, Morales y la supervisora de amas de llaves asumieron el trabajo de limpiar juntas la casa.

Morales dijo que nunca olvidará el día en que Trump llegó a la tienda de profesionales en su carrito mientras ella lavaba sus grandes ventanas en arco. Al notar que Morales, quien mide alrededor de 1,50 metros, no podía alcanzar la parte superior, dijo: “Disculpe”, tomó su trapo y lo pasó por la parte superior del vidrio.

Trump le preguntó a Morales su nombre y de dónde era originaria, recuerda ella. “Yo dije: ‘Soy de Guatemala’. Él dijo: ‘Los guatemaltecos son personas muy trabajadoras’”. El presidente le entregó un billete de 50 dólares. “Me dije a mí misma: ‘Dios lo bendiga’. Yo pensé que era una buena persona”, recordó Morales.

Poco después, Trump lanzó su campaña a la presidencia, en junio de 2015, recordó Morales; uno de los gerentes la llamó para decirle que ya no podía continuar trabajando dentro de la casa de Trump.

Dijo que por aquella época a varios trabajadores —que ella mencionó que también trabajan sin documentos— les recortaron las jornadas laborales de cinco días a la semana a tres. “Los trabajadores se apanicaron. Muchas personas simplemente se fueron”, aseguró.

Dos meses después de la toma de posesión de Trump, en marzo de 2017, Morales dijo que ella y otros trabajadores recibieron un nuevo manual de empleados.

En una sección titulada “Cumplimiento migratorio”, el manual menciona que se requiere que los empleados presenten documentos especificados por el gobierno federal. “Aquellos que se descubra que han falsificado información no serán elegibles para un empleo”, indica el manual.

Morales dijo que le dieron un nuevo formato para firmar. Ella no podía entender el formato, afirmó, pero Romero, su abogado, mencionó que es probable que fuera un documento de elegibilidad de empleo actualizado —un formato que, como el previo, hace referencia a sus documentos falsificados—.

En algún momento del año pasado, dijo, uno de los gerentes le comentó que debería conseguir una nueva tarjeta de residencia y una nueva identificación de seguridad social porque había problemas con sus identificaciones actuales.

Morales ofreció un relato detallado de lo que ocurrió, pero no fue posible confirmar de manera independiente lo ocurrido. Según sus recuerdos, ella le mencionó al gerente que no sabía cómo obtener nuevos documentos falsos.

“No sé dónde conseguirlos”, afirma que le dijo.

Según ella, el gerente le sugirió que hablara con un empleado de mantenimiento que sabía dónde adquirir nuevos documentos. Cuando el empleado de mantenimiento le dijo que los nuevos papeles costarían 165 dólares, Morales le comentó al gerente que no tenía el dinero. “Me dijo: ‘No te preocupes. Te prestaré el dinero’“, mencionó.

Morales agregó que el empleado de mantenimiento la llevó en auto a una casa en Plainfield, Nueva Jersey, donde ella esperó en el vehículo mientras él se reunía con alguien en el interior. Morales dijo que no recordaba la dirección ni tenía registros del lugar.

Al día siguiente, recordó, el trabajador de mantenimiento le llevó una nueva tarjeta de seguridad social y una green card que parecía auténtica para remplazar a la otra que había “expirado”. Morales mencionó que el gerente hizo copias de los documentos para los archivos que se mantienen en la oficina administrativa del club.

Ya que Trump era presidente había más entusiasmo cuando llegaba. A Morales todavía le pedían que limpiara la residencia de Trump en algunas ocasiones, y tenía que portar un pin del servicio secreto cuando el presidente estaba en el lugar, dijo, muy probablemente para identificarla como una empleada.

A medida que los meses pasaron, Morales y otros empleados en el club de golf se molestaron cada vez más por los comentarios de Trump, que ellos sentían que degradaban a los migrantes de México y Centroamérica. El tono del presidente parecía dar valor a otros para hacer comentarios negativos, dijo Morales. La supervisora de amas de llaves frecuentemente hacía comentarios sobre el estatus legal vulnerable de los empleados cuando criticaba su labor, aseguró ella, a veces los llamaba “inmigrantes ilegales estúpidos” y que tenían menos inteligencia que un perro.

Morales sabe que tendrá que dejar su trabajo en cuanto su nombre y su condición laboral se hagan públicos. Ella entiende que podría ser deportada, pero también dice que está segura de que sus empleadores —tal vez incluso Trump— sabían de su estatus ilegal desde el principio.

“Me pregunto a mí misma: ‘¿Es posible que este señor piense que tenemos papeles? Él sabe que no hablamos inglés’”, dijo Morales. “¿Por qué no lo averiguaría?”.

 

#Investigación Simeón García señalado por defraudar a Cadivi y acusado por lavado de dinero en República Dominicana Por @maibortpetit

El propietario de las aerolíneas Aserca, Santa Bárbara Airlines, LTA y PAWA, Simeón García, supuestamente habría estructurado un refinado esquema de corrupción que le habría permitido defraudar millones de dólares a través del sistema de control de cambio imperante en Venezuela y, al mismo tiempo, presuntamente llevar actividades de manera irregular en República Dominicana donde enfrenta cargos por cesar operaciones, fraude fiscal, lavado de activos, conspiración para fraude y corrupción.
Documentos muestran el mecanismo utilizado por las empresas de García para obtener dólares preferenciales en Venezuela a través de la Comisión Nacional de Administración de Divisas, Cadivi.
Según el esquema denunciado, se presentaban facturas emitidas por la empresa Alpha Turbine Aviation Technology LLC —la cual estaría relacionada con García de acuerdo a información suministrada por nuestras fuentes— cuyo  concepto eran los servicios de reparación de las turbinas de las aeronaves de Aserca.
La empresa Alpha Turbine Aviation Technology LLC[1], una compañía registrada en el estado de la Florida, Estados Unidos, bajo el número L04000037341 y FEI/EIN 26-1503729, en fecha 18 de mayo de 2004, con estatus actual activo, que señaló como domicilio el 8050 NW 31 Street, Miami, FL 33122. La dirección postal suministrada fue el 8081 NW 31 Street, Miami, FL 33122. El agente registrador fue Ricardo E. Pines (3301 Ponce de León Blvd., Suite 200, Coral Gables, FL 33134. Como directivos figuran Marlene Morillla y Ledys Rodríguez, ambas con la misma dirección que se ofreció como dirección postal[2].
Esta empresa — Alpha Turbine— certificada para tal fin, reparaba los motores de los aviones de las aerolíneas propiedad de Simeón García agrupadas como Alianza o Grupo Condor.
Dichas facturas presentaban las tablas de costos en las que se pueden observar, en una columna los montos relativos a los precios de los componentes suministrados los cuales variaban de acuerdo a los requerimientos de las partes.
Se pueden ver, además, el costo de la mano de obra o servicio prestado, así como los gastos generales.
En las facturas es posible constatar los costos de los motores de acuerdo al número de orden de trabajo del taller (WO-Work Order), los cuales reflejan el monto real gastado en componentes y al mismo tiempo puede observarse el monto total facturado.
La diferencia entre el monto de las partes podía ser, en algunos casos, hasta un tercio menor del monto total facturado, es decir hasta un 250 por ciento por encima del valor de las partes reparadas.
Por ejemplo, la orden de trabajo (WO) N° 1103 presentaba que la reparación había sido realizada por USD 293.491,01 pero con los costos adicionales el precio se elevaba a USD 776.731,01 que era el monto facturado a la compañía, Aserca en este caso, empresa que, posteriormente solicitaba a Cadivi estos recursos con lo que Simeón García supuestamente lograba beneficiarse con los elevados sobreprecios.
Nuestras fuentes refieren que en un año la diferencia pudo alcanzar los USD 5 millones en sobrefacturación.
Los informantes refieren que los cálculos indican que solamente Aserca, por concepto de reparación de turbinas, en un periodo de ocho años, podría haber acumulado en sobreprecios unos USD 40 millones, sin que en esta estimación se incluya otros conceptos, tales como reparaciones varias y piezas en general, seguros de las aeronaves y otros componentes.
 
La investigación en República Dominicana
En República Dominicana, Simeón García y sus empresas —Aserca, Santa Brábara Airlines y PAWA— enfrentan averiguaciones por estar incurso, presuntamente, en operaciones de fraude fiscal, lavado de activos, conspiración para fraude y corrupción, según lo da a conocer una nota de Primicias 24[3].
Se conoció que sobre PAWA Dominicana y García hay denuncias que los señalan de abuso de confianza y presunto lavado de activos, por lo que se solicitó a las autoridades competentes una averiguación al respecto. La acusación fue presentada por el Instituto Dominicano de Aviación Civil (IDAC) y por la Junta de Aviación Civil (JAC), los cuales aseguran que PAWA y García se apropiaron de recursos públicos, los ocultaron y posteriormente los transfirieron y administraron en provecho propio.
Explicaron que el IDAC debe recibir, de acuerdo a lo dicta la norma, la liquidación quincenal de las  tasas y derechos de la actividad aeronáutica recabados por los operadores aéreos, pero la aerolínea PAWA Dominicana inició una práctica desde marzo de 2017 dirigida a evadir esta obligación, lo cual ocurrió hasta que fue suspendido su Certificado de Autorización Económica el pasado 26 de enero de 2018.
La deuda de PAWA a las autoridades dominicanas al 30 de enero de 2018 ya se elevaba a USD 1.820.669,35 más RD$ 72.742.50 (pesos dominicanos). Habrían llegado a un acuerdo de pago, pero nuevamente la empresa de la Simeón García evadió su responsabilidad e incumplió con dichas cancelaciones.
El representante legal del IDAC y la JAD, Julio Cury, informó que fue entregada la denuncia respectiva ante la Procuraduría General encabezada por Jean Alain Rodríguez, quien a su vez la remitió a la Fiscalía de Santo Domingo, órgano judicial que deberá establecer la veracidad de las acusaciones y proceder en consecuencia en caso de comprobarse los hechos.
Entretanto, la representación legal de PAWA, en manos del abogado Alberto Reyes, manifestó su inconformidad con el cese de operaciones de la aerolínea dictaminado. La medida habría afectado a 18 mil 724 pasajeros que adquirieron boletos desde el 20 de octubre de 2017 hasta el 25 de enero de 2018. En Venezuela, Santa Bárbara Airlines fue suspendida por 90 días por incumplimiento de itinerario.
Igualmente, Aserca fue objeto de suspensión por asuntos relacionados a su póliza de seguro.
Sobre Simeón García
Simeón Rafael García Rodríguez es titular de la Cédula de Identidad N° 8.855.987 y se le ubica en la parroquia San José, municipio Valencia, estado Carabobo[4].
Su cuenta individual en el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales, IVSS, indica que ingresó al sistema el 2 de noviembre de 1992, siendo su estatus actual cesante al haber egresado el 31 de octubre de 2018 de la empresa Aserca Airlines C.A. cuyo número patronal es C13802292. Su fecha de contingencia es el 22 de octubre de 2021. Acumula 1331 semanas cotizadas y un total de salarios cotizados de Bs. 18.856,41.
Ejerce su derecho al voto en el Instituto María Montesori, parroquia San José, municipio Valencia, estado Carabobo.
El Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) lo reseña con inversiones en paraísos fiscales con empresas en las que figura como oficial desde 1986 y 1998, a saber, tres compañías registradas en Aruba: Air Aruba N.V., Assa Capital Services N.V. y Assaca Investments N.V.[6]
Disclaimer
Si alguien de las empresas o personas mencionas desea contar su punto de vista sobre los detalles aquí expresado, les solicitamos que  se comuniquen a nuestro correo electrónico blogvenezuelapolitica@tuta.io. En este blog el derecho a réplica está garantizado.
Citas
[1] Alpha Turbine Aviation Technology LLC. http://alphaturbine.com/
[3] Primicias 24. “Simeón García dueño de Aserca Airlines investigado por lavado de activos en la República Dominicana”.  8 de mayo de 2018.
[5] IVSS. Cuenta individual. Simeón Rafael García Rodríguez. http://www.ivss.gob.ve:28083/CuentaIndividualIntranet/CtaIndividual_PortalCTRL
[6] Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ).García Rodríguez, Simeón Rafael. https://offshoreleaks.icij.org/nodes/86012814

 

#Impactante #Polémico Reportaje: Antigua URSS creó Teología de la Liberación por Damián Galerón

CIA apoyó el crecimiento de pentecostales y carismáticos evangélicos

NOTA DEL DIRECTOR  de Adoración y Liberación: Impactante artículo del historiador Damián Galerón para Adoración y Liberación, aportando datos históricos que demuestran como la URSSS estuvo detrás de la creación e impulso de la herética Teología de la Liberación, de igual modo que los EEUU apoyaron a las sectas evangélicas, viendo como la Iglesia católica se pasaba a la izquierda y a la demagogia marxista. No se lo pierdan. Vicente Montesinos.

Damián Galerón

Dos movimientos religiosos habrían sido armas de la guerra fría en mano de soviéticos y norteamericanos. La reciente beatificación del nicaragüense Monseñor Oscar Romero a 35 años de su asesinato abrió nuevamente la discusión sobre la Teología de la Liberación.

Un desertor de alto rango soviético revela que la Teología de la Liberación en Latinoamérica fue creada por la KGB. Por otro lado, el periodista John Allen, confirma que la CIA y el Pentágono dieron origen a  los Evangélicos y Pentecostales, para neutralizar la teología de la liberación.

Ion Mihai Pacepa, general rumano que deserta a Estados Unidos en 1978, fue quien pasó la información sobre las operaciones de la KGB sobre este este tema.

El general Pacepa afirma que la teología de la liberación sigue aún activa en Rusia, país dirigido por exjerarcas del KGB y, que dicha teología no tiene sus orígenes en América Latina, sino en los servicios de inteligencia de la KGB, y que todo esto, forma parte de un plan más ambicioso que incluía un respaldo estratégico en tres frentes:

  • respaldo a la guerrilla colombiana, las FARC.
  • al régimen de Fidel Castro en Cuba
  • al  Ejército de Liberación Nacional de Bolivia.

Además, Pacepa dice que la doctrina de infiltración en las religiones que se creó a partir de la Teología de la Liberación, tiene como objetivo manipular las religiones para obtener poder en el mundo.

LA TEOLOGÍA DE LA LIBERACIÓN

La Teología de la Liberación es un movimiento que tiene un trasfondo socialista, pero basado en el evangelio que, se desarrolló en América Latina en la década de 1950 y 60, que implicó a la Iglesia Católica en un esfuerzo para provocar un cambio social, con la idea central de una opción hacia los pobres.  Ha sido el movimiento en el catolicismo latinoamericano más relevante de la segunda mitad del siglo XX. Detrás de todo esto, se encontraba un encubrimiento de la lucha de clases marxista, pero con un barniz cristiano.

Esta vertiente teológica, surgió en un momento de grandes tensiones en américa mérica latina latina alimentada por la pobreza y la exclusión social, el surgimiento de regímenes militares y la policía, y los abusos generalizados contra los derechos humanos y, según la opinión de algunos admiradores de la teología de la liberación a menudo dicen que fue simplemente la traducción latinoamericana del Vaticano II.  Pero según el general Pacepa, la Teología de la Liberación fue la tercera etapa de un plan soviético para desestabilizar a EE.UU:

PRIMERA ETAPA: CAMPAÑA DE DESCRÉDITO

Pacepa revela una campaña encubierta para desacreditar figuras dentro de las iglesias y tratar de influir en la iglesia con una versión marxista próxima al cristianismo.

La estrategia de los comunistas contra la iglesia tenía tres pilares:

  • una ofensiva propagandística.
  • implantación de agentes de influencia.
  • promoción de la Teología de la Liberación con un giro anti-occidental sobre la base de la Escritura.

SEGUNDA ETAPA: INFLUENCIA DENTRO DE LAS IGLESIAS CRISTIANAS

La estrategia de lucha contra las Iglesias de la KGB era influir a quienes no podía destruir, usando las iglesias del bloque del Este, en particular la Iglesia Ortodoxa Rusa; el objetivo no era otro que implantar agentes influyentes. El general Pacepa escribe:

 “el trabajo era contra el Vaticano, las medidas para desacreditar al Vaticano y sus partidarios, y las medidas para exacerbar las diferencias dentro del Vaticano y entre el Vaticano y los países capitalistas “.

Dentro de esto se inscribe la acción de los servicios secretos comunistas sobre la antigua ex-Yugoeslavia que plantaron información contra las apariciones de Medjugorje entre los fieles y sacerdotes católicos.

El presidente del Instituto de Religión y DemocraciaMark Tooley, señalaba que, “cientos de iglesias protestantes y ortodoxas pertenecían al instituto de religión, y no solo seguían la línea soviética sino que incluso llegaban a financiar a las guerrillas marxistas”. 

TERCERA ETAPA: LA CREACIÓN DE LA TEOLOGÍA DE LA LIBERACIÓN.

La tercera etapa fue la promoción de una marca anti-capitalista y anti-occidental del cristianismo. Si la KGB (servicios de inteligencia soviéticos), no pudo eliminar el cristianismo, pensaron que podían hacerlo manipulando la doctrina de la Iglesia; de esta forma nació la Teología de la Liberación.

Reunión del Episcopado latinoamericano de Medellín. –

Un dato muy interesante es que  este general, afirma que la KGB “maniobró” a prelados católicos de izquierda en la celebración de la Conferencia del Episcopado de Latinoamérica de 1968 en Medellín, Colombia, donde los obispos pidieron un compromiso con los pobres y aprobaron un elemento clave de la construcción de la Teología de la Liberación, las “comunidades de base”, es decir pequeños grupos de personas que se reúnen para orar, estudiar la fe, y para aplicarlo a situaciones sociales.

Conviene recordar que en esta reunión destacó por derecho propio el actual Papa Francisco, donde de alguna forma se afianzó la iglesia en un giro hacia la izquierda política.

Cambios radicales en la Iglesia. –

A raíz de esta reunión en Medellín, (Colombia), se produjo en los años siguientes que, cientos de sacerdotes, monjas y laicos utilizaron su influencia sobre los fieles para instruirlos en una nueva lectura revolucionaria del Evangelio. En 1984, el Papa Juan Pablo II pidió a la Congregación para la Doctrina de la Fe, encabezada por el cardenal Ratzinger, (futuro Benedicto XVI), que preparara un análisis de la Teología de la Liberación. Ese estudio expuso que la teología de la liberación tenía elementos de la “lucha de clases” y del “marxismo violento”.

El general Pacepa afirma que la Teología de la Liberación es una creación de los servicios de inteligencia del KGB. Tiene información de agentes secretos rumanos enviados a América Latina para extenderlo entre la población. Por ejemplo, Robert. D. Chapman escribe en el Diario Internacional de Inteligencia y Contrainteligencia:

“Sin duda, la doctrina de la Teología de la Liberación es una de las más duraderas y de más alcance que salieron de los cuarteles de la KGB. La doctrina pide a los pobres y oprimidos rebelarse y formar un gobierno comunista, no en nombre de Marx o de Lenin, sino como la continuación de la obra de Jesucristo, considerado un revolucionario que se opuso a la discriminación económica y social. “

ESTADOS UNIDOS APOYÓ A LOS PENTECOSTALES Y EVANGÉLICOS.

La afirmación del general Pacepa confirma la hipótesis del periodista norteamericano John Allen, quien sostenía que el crecimiento masivo de los evangélicos y pentecostales fue el resultado de una estrategia política desarrollada durante la Guerra Fría por Estados Unidos.

Muchos neoconservadores estadounidenses en el círculo del Presidente Ronald Reagan, estaban preocupados por la Teología de la Liberación en la década de los años 1970/80, durante el cual, vieron las deserciones hacia los grupos evangélicos y pentecostales como una tendencia que les convenía apoyar. En un ensayo de 1969 deNelson Rockefeller, apunta la siguiente observación:

“La Iglesia Católica [en América Latina] ha dejado de ser un aliado de confianza de los Estados Unidos, y por el contrario se está transformando en un peligro, ya que aumenta la conciencia de la gente. Se recomienda dar apoyo a los grupos fundamentalistas cristianos e iglesias de la especie del Reverendo Moon y el Hare Krishna”.

Esta línea de pensamiento culminó en el influyente “Documento de Santa Fe”, elaborado en 1980 por el Consejo para Interamericana de Seguridad. El nombre del documento fue: “Una nueva política Interamericana de los años ochenta”. Este documento recomendó subvertir la Teología de la Liberación en América Latina, considerada como un obstáculo para el “capitalismo productivo”dicho documento fomentaba el apoyo a los rivales protestantes.

CAUSAS DE LA DESERCIÓN DE CATÓLICOS HACIA EL PROTESTANTISMO. –

Actualmente la mayoría de los católicos latinoamericanos reconocen que la fuerza que impulsó a la gente a salirse de la Iglesia Católica, fue el modelo clerical de la Iglesia, que a menudo se traduce en una falta de cuidado pastoral y una noción pasiva de la función.

Los obispos encargaron una “encuesta de salida” sobre ex-católicos en la década del 2000 en la que muchos dijeron que, si la Iglesia Católica hubiera ofrecido un estudio más profundo de la Biblia, más culto y más atención personal, nunca la habrían abandonado.

Por otro lado, muchas iglesias protestantes conservadoras en los Estados Unidos tienen una orientación profundamente misionera que, con los años han proporcionado una considerable cantidad de dinero y otros recursos para los afiliados en América Latina; esto quiere decir que los evangélicos y pentecostales empujaron misionalmente sus proyectos, mientras que los católicos se conformaban con el monopolio impuesto por el Estado. 

 

INFLUENCIA MARXISTA EN LA JERARQUIA. –

Los Fundadores del movimiento, como el teólogo peruano Gustavo Gutiérrez, el brasileño Leonardo Boffasí como  Juan Luis Segundo de Uruguay, querían leer los “signos de los tiempos” a través de la enseñanza social católica y de la Biblia; es probable que quizá hubieran dado lugar a una Teología de la Liberación independientemente de los intereses geopolíticos en los que se movieron.

Igualmente, los obispos latinoamericanos liberales como Samuel Ruiz García del estado de Chiapas en México y Hélder Cámara de Olinda y Recife, en Brasil, ya estaban dentro de este contexto, independientemente a que la teología de la liberación fuera activada por la influencia soviética. Ahora bien, esto no quiere decir que el KGB no hizo lo que pudo para apoyar a los movimientos de izquierda críticos del capitalismo en América Latina

RUSIA SIGUE CONTROLANDO LA ESTREGIA DE LA KGB SOBRE LAS RELIGIONES. –

El escritor Rychlak comentó en el libro, “Desinformación” que, estas estrategias de la KGB siguen estando activas actualmente:

“Cuando el nazismo fue retirado de Alemania, hubo paneles de des-nazificación. Eso nunca ocurrió cuando cayó la Unión Soviética; esas mismas personas se quedaron a cargo de todo. De hecho, hoy en día, Rusia está dirigida por un ex oficial de la KGB que se ha rodeado de sus antiguos camaradas. Estamos viendo a la primera superpotencia dirigida por oficiales de inteligencia “.

Fuente Blog: adoracionyliberacion.com

 

#OPINIÓN Columna Sebastiana Sin Secretos por @SebastianaSin Barráez: El buque Pilín León o Negra Matea parado en Portugal

Sebastiana Barráez

@SebastianaSin

BUQUE. Es el famoso Pilín León, rebautizado Negra Matea, y que representó para el Gobierno de Hugo Chávez, el ícono de la derrota del paro petrolero del año 2002. Lleva más de un año parado en Portugal, con el mantenimiento dentro de las instalaciones de dique de lisnave en la provincia de Setubal; no lo han devuelto a Venezuela por la deuda que tiene PDVSA. El plazo de reparación no era mayor a dos meses, pero el buque lleva 19 meses en espera de ser reparado y generando cada día más deudas. Funcionarios de PCP viajó a Portugal a investigar el regreso del buque; sin tener autorización para este dique, el buque salió en abril 2017, generando una deuda tan grande que el personal se quedó sin provisiones, sin aire acondicionado y sin pago. La agencia encargada de velar porque no le falte nada al buque, se niega a prestar toda relación, por la deuda acumulada desde 2017, y en ella comprende la alimentación. Pero la situación es tan crítica que deben solicitar donaciones de otros barcos o material de desecho, tales como cable, para vender y comprar artículos de aseo personal.

CRÍTICA. Pero en iguales circunstancias está el buque Parnaso, que ya tiene 21 meses, un lakemax perteneciente a Pdvsa, manejada por BSM. También el buque de reciente adquisición Río Ayacucho, el cual está fondeado en la bahía de Lisboa; ambos de la flota de Pdvsa. “Todos los tres buques parados por la deuda acumulada, porque no pagan”, confesó un marino mercante. “Como medida de presión dejaron de suministrar, al personal, el servicio de taxis, de comida y solamente estricta emergencia hospitalaria”. La cláusula de los taxis permite al personal que se les cancele el pago del traslado del buque a la ciudad. “El contrato colectivo de Pdvsa Marina también contempla el pago de viáticos que adeudan y parte del salario en moneda extranjera; todo está en el contrato, así como la asistencia médica por el seguro internacional”. Son 26 venezolanos, que es la segunda tanda, porque la anterior duró un año por cierto violando las leyes marítimas del tiempo abordo de una persona. Hay otro buque de PDV Marina, el Terepaima que está en Bonaire, retenido por embargo, desde hace casi un año. “Y eso que no estamos mencionando a los “dioses”, barcos que maneja BSM propiedad de Pdvsa 8 buques que están en su mayoría parados por falta de mantenimiento se sigue pagando sin producir nada. Esos son buques con nombre de  dioses griegos: Teseo, Zeus, Eos, Parnaso, Hero, Proteo y 2 más”.

MARINOS. La tripulación ha acudido a la Federación Internacional del Transporte (ITF)  solicitando apoyo “y su respaldo en esta lucha de la cual hemos agotado todos los medios y órganos regulares, sin tener una respuesta digna como trabajadores de la primera industria del estado venezolano. Prácticamente nos tienen secuestrados nuestros derechos que están consagrados en la Carta magna, están contemplados en la Ley de Trabajo, en las normativas de la corporación de Petróleos de Venezuela y en el contrato colectivo de los Trabajadores Petroleros gente de mar. PDVMARINA tiene en su seno el manejo de la única flota Naviera que posee actualmente la Republica Bolivariana de Venezuela, compuesta por 15 buques de los cuales 7 están parados por diferentes causas y de los 8 que quedan están navegando solamente cuatro a media máquina”. Lo que sorprende es que los buques fletados de las empresas extranjeras continúan laborando en PDVMARINA , con sueldos muy importantes en dólares, mientras la flota venezolana se pierde.

JAUA. Es Elías. Silenciosamente salió del poder. El punto de quiebre fue una reunión con vicepresidentes y Delcy Rodríguez, la vicepresidente ejecutiva. Jaua, entonces ministro de Educación, rechazó la eliminación de los contratos colectivos. Se levantó y dijo: “eso es una burla a los docentes, es la eliminación de derechos conquistados, representa un retroceso histórico de los alcances de la clase obrera”. Recordó que en plena guarimba  los maestros siguieron laborando a pesar de la adversidad. Delcy le respondió que esa era una decisión tomada y el ministro abandonó el lugar diciendo que entonces nada hacía allí. Al día siguiente estaba fuera del gabinete ministerial, a pesar que unas semanas antes una encuesta lo señalaba como el mejor ministro de Educación que ha habido durante la revolución bolivariana. Elías Jaua ha tenido el apoyo de un grupo que era línea dura de Bandera Roja y enfrentado a Gabriel Puerta Aponte, además de sectores radicales del chavismo.

FRONTERA. Ocurre en San Antonio del Táchira. Normalmente quienes viajan de San Cristóbal hacia la frontera, toman su buseta o autobús en el terminal de pasajeros de San Cristóbal. Sube un vendedor que repite una historia para tratar de seducir a los compradores con lástima o miedo. El viaje transcurre como siempre. Hace unas semanas no fue así. Apenas entrando a San Antonio, varios pasajeros se disponen a recoger las cosas que llevan, para pedir parada, como siempre. Pero llegado a la estación de servicio que hay en la entrada del pueblo, el chófer advierte “a partir de hoy no podemos dejar a ningún pasajero aquí por la vía, la orden estricta es dejarlos a todos en el terminal”. De inmediato las quejas suben de tono. “Por qué nos lo dice ahorita, -reclama una señora-. Yo vivo cerca de la PTJ. ¿Cómo me va a llevar al terminal?”. Otro dice que él se queda en el cementerio, porque de ahí toma para Ureña. Y así sucesivamente varios reclamos se oyen, hasta que el chófer en voz alta y amenazante, responde: “es orden de ellos, -dice señalando hacia la parte de la calle- y para que salgan de dudas se los voy a llamar”. El conductor del colectivo se detiene y el colector llama a una de las personas que estaba en moto, ahí cerca. Se subió una chica que más parecía varón; muy joven, cabello muy corto, vestida de negro y blanco, con una cara de muy pocos amigos. En silenció dirigió una mirada aterradora a los pasajeros, mientras con voz desafiante y gesticulando en extremo, sentenció: “la orden es llegar al terminal, nadie puede quedarse en la vía, todo el mundo al terminal”. Nadie murmuró nada. Todos allí saben el precio que se paga si se desobedece a uno de los grupos armados que controlan la zona, sean paramilitares o guerrilla. El transporte sigue hacia el terminal, mientras la gente siguió quejándose. El conductor murmuró resignado: “aquí mandan ellos, no se pongan cómicos, porque sino se los llevan para Llano Jorge”. La muchacha iba en moto guiando la buseta y le hacía señas al cconductor, indicándole hacia dónde seguir. Así siguió hasta el terminal. Los pasajeros se bajaron enfadados. Allí habían compañeros de la joven de pelo corto, la mayoría vestidos de negro y algunos de negro y blanco. Una mujer de más edad que la muchacha, obesa, cabello muy corto, con aspecto arrogante, dio unas órdenes y luego se subió a la moto. No pasó más nada.

BONNETT. Es Piedad, la poeta colombiana nacida en Antioquia en 1951. Es además novelista, dramaturga y crítica literaria. Es profesora universitaria en filosofía y lenguas. Su poesía expresan la visión de la mujer de clase media en un país desgarrado por múltiples violencias, desigualdades y conflictos. Fue ella quien un día escribió: “Como un regalo acepto tu silencio,/ con todo/ lo que contiene su rigor de roca./ Con todas las preguntas que caben en su círculo,/ su arañazo, su lágrima y su vientre/ de tambor que golpeo/ y donde sólo el golpe me responde./ Como algo que es,/ que no puede no ser/ acepto tu silencio./ Con todo lo que tiene de respuesta,/ de grito figurado, de impotencia,/ de palabras cosidas con largos hilos falsos./ Porque todo/ lo que un hombre quiere soñar cabe en el puño/ cerrado del silencio./ Te ofrezco a cambio/ todo el silencio que tu oído pide,/ que tu corazón pide,/ y de puntillas/ salgo de ti./ (Yo, que siempre he creído en las palabras)”.

ÚLTIMA HORA

  • La detención del periodista alemán, Billy Six, detenido en los Taques, y de quien les hablé en mi twitter @SebastianaSin ha causado numerosos allanamientos en Caracas y Valencia.
  • Se elevan los ataques contra las emisoras de radio en diferentes partes del país. Aunado al cierre de programas de radio.
  • José Vicente Rangel miente. A González López no lo destituyen del SEBIN por el incidente con la caravana presidencial, sino por los obstáculos ante el caso de Fernando Albán.

 

#IMPACTANTE #REPORTAJE Retrasar, negar y desviar: cómo lucharon los líderes de Facebook a través de la crisis

Facebook se ha lanzado al ataque con un escándalo tras otro: la intromisión rusa, el intercambio de datos, el discurso de odio, ha provocado una reacción violenta en el Congreso y los consumidores. Foto Crédito Tom Brenner para The New York Times

Sheryl Sandberg estaba furiosa.

Dentro de la sede de Menlo Park, California, en Facebook, los principales ejecutivos se reunieron en la sala de conferencias con paredes de cristal de su fundador, Mark Zuckerberg. Fue en septiembre de 2017, más de un año después de que los ingenieros de Facebook descubrieran en su sitio actividades sospechosas relacionadas con Rusia, una advertencia temprana de la campaña del Kremlin para interrumpir las elecciones estadounidenses de 2016 . Investigadores federales y del Congreso se estaban acercando a la evidencia que implicaría a la compañía.

Pero no fue el desastre que se avecina en Facebook lo que enojó a la Sra. Sandberg. Fue el jefe de seguridad de la red social, Alex Stamos, quien había informado a los miembros de la junta de la empresa el día anterior, que Facebook aún no había contenido la infiltración rusa. La sesión informativa del Sr. Stamos había provocado un interrogatorio humillante en la junta de la Sra. Sandberg, directora de operaciones de Facebook, y de su jefe multimillonario. Parecía considerar la admisión como una traición.

“¡Nos arrojaron debajo del autobús!”, Le gritó al Sr. Stamos, según las personas que estaban presentes.

El choque de ese día provocaría un ajuste de cuentas: Para el Sr. Zuckerberg, para la Sra. Sandberg y para el negocio que habían construido juntos. En poco más de una década, Facebook ha conectado a más de 2.200 millones de personas, una nación global en sí misma que reformó las campañas políticas, los negocios de publicidad y la vida cotidiana en todo el mundo. En el camino, Facebook acumuló uno de los depósitos de datos personales más grandes de la historia, un tesoro de fotos, mensajes y “me gusta” que impulsaron a la compañía a ingresar a la lista de la Revista Fortune en el puesto 500.

Así es como Facebook no pudo controlar cómo manejaban los datos de los usuarios sus socios

Pero a medida que se acumulaba evidencia de que el poder de Facebook también podría ser explotado para interrumpir las elecciones, difundir propaganda viral e inspirar campañas mortales de odio en todo el mundo, el Sr. Zuckerberg y la Sra. Sandberg tropezaron. Entretenidos en el crecimiento, la pareja ignoró las señales de advertencia y luego trató de ocultarlas de la vista del público. En los momentos críticos de los últimos tres años, estaban distraídos en proyectos personales y pospusieron las decisiones de seguridad y políticas a los subordinados, de acuerdo con los principios emanados de los ejecutivos anteriores y los actuales.

Sheryl Sandberg, directora de operaciones de Facebook, ha estado al frente de una campaña agresiva para combatir a los críticos y rechazar la regulación. Foto Crédito Joshua Roberts / Reuters

Cuando los usuarios de Facebook se enteraron la primavera pasada de que la compañía había comprometido su privacidad en su prisa por expandirse, permitiendo el acceso a la información personal de decenas de millones de personas a una firma de datos políticos vinculada al Presidente Trump, Facebook intento desviar la culpa y ocultar el alcance del problema.

Y cuando eso fracasó, ya que el precio de las acciones de la compañía se desplomó y se enfrentó a una reacción de los consumidores, Facebook se lanzó al ataque.

Mientras que el Sr. Zuckerberg, realizó una gira de disculpa pública el año pasado, Sandberg supervisó una agresiva campaña de cabildeo para combatir a los críticos de Facebook, desvió la ira pública hacia compañías rivales y rechazó las regulaciones dañinas. Facebook empleó a una firma de investigación de oposición republicana para desacreditar a los activistas manifestantes, en parte vinculándolos con el financiero liberal George Soros. También aprovechó sus relaciones comerciales, presionando a un grupo judío de derechos civiles para que criticara a la compañía como antisemita.

En Washington, aliados de Facebook, incluido el senador Chuck Schumer, líder demócrata del Senado, intervinieron en su nombre. Y Sandberg engañó o engatusó a legisladores hostiles, mientras trataba de disipar la reputación de Facebook como bastión del liberalismo del Área de la Bahía.

Este relato de cómo el Sr. Zuckerberg y la Sra. Sandberg navegaron por las crisis en cascada de Facebook, muchas de las cuales no se informaron anteriormente, se basa en entrevistas con más de 50 personas. Incluyen ejecutivos anteriores y actuales de Facebook y otros empleados, legisladores y funcionarios gubernamentales, cabilderos y miembros del personal del Congreso. La mayoría habló bajo condición de anonimato porque habían firmado acuerdos de confidencialidad, no estaban autorizados a hablar con los reporteros, probablemente temían represalias.

Facebook se negó a hacer que el Sr. Zuckerberg y la Sra. Sandberg estuvieran disponibles para hacer comentarios. En una declaración, un portavoz reconoció que Facebook había tardado en abordar sus desafíos, pero desde entonces había avanzado en la fijación de la plataforma.

“Este ha sido un momento difícil en Facebook y todo nuestro equipo de administración se ha enfocado en abordar los problemas que enfrentamos”, dice la declaración. “Si bien estos son problemas difíciles, estamos trabajando arduamente para garantizar que las personas encuentren útiles nuestros productos y que protejamos a nuestra comunidad de los malos actores”.

Aun así, la confianza en la red social se ha hundido, mientras que su crecimiento acelerado se ha ralentizado. Los reguladores y los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley en los Estados Unidos y Europa están investigando la conducta de Facebook con Cambridge Analytica, una firma de datos políticos que trabajó con la campaña de Trump en 2016, abriendo la empresa a multas y otras responsabilidades. Tanto la administración de Trump como los legisladores han comenzado a elaborar propuestas para una ley nacional de privacidad, estableciendo una lucha de años sobre el futuro del modelo de negocios carente de datos de Facebook.

A pesar de los dos años turbulentos, he aquí por qué casi nadie en tecnología piensa que Mark Zuckerberg debería renunciar a la empresa que construyó

“No pudimos mirar y tratar de imaginar lo que se escondía detrás de las esquinas”, dijo en una entrevista, Elliot Schrage, ex vicepresidente de comunicaciones globales, marketing y políticas públicas en Facebook.

El Sr. Zuckerberg, de 34 años, y la Sra. Sandberg, de 49, permanecen al mando de la compañía, mientras que el Sr. Stamos y otros ejecutivos de alto perfil se han ido después de disputas sobre las prioridades de Facebook. Al Sr. Zuckerberg, que controla la red social con el 60 por ciento de las acciones con derecho a voto y que aprobó a muchos de sus directores, se le preguntó repetidamente en el último año si debería renunciar como presidente ejecutivo.

Su respuesta siempre ha sido: un rotundo “No.”

Joel Kaplan, a la derecha, vicepresidente de políticas públicas corporativas de Facebook, asistió a una audiencia en el Senado en abril, donde un entrenador Mark Zuckerberg, director ejecutivo de la compañía, eludió las preguntas difíciles. Foto Crédito Tom Brenner / The New York Times

Hace tres años, el Sr. Zuckerberg, quien fundó Facebook en 2004 mientras asistía a Harvard, fue reconocido por el extraordinario éxito de la compañía. Sandberg, ex funcionario de la administración Clinton y veterana de Google, se había convertido en un ícono feminista con la publicación de su manifiesto de empoderamiento, “Lean In”, en el año 2013.

Al igual que otros ejecutivos de tecnología, el Sr. Zuckerberg y la Sra. Sandberg consideran a su compañía como una fuerza para el bien social. Los objetivos principales de Facebook estaban grabados incluso en las presentaciones de valores: “Nuestra misión es hacer que el mundo sea más abierto y conectado “.

Pero a medida que Facebook creció, también lo hizo el discurso de odio, la intimidación y otros contenidos tóxicos en la plataforma. Cuando investigadores y activistas en Myanmar, India, Alemania y otros lugares advirtieron que Facebook se había convertido en un instrumento de propaganda gubernamental y limpieza étnica, la compañía los ignoró en gran medida. Facebook se había posicionado como una plataforma, no como una editorial. Asumir la responsabilidad de lo que publicaron los usuarios, o actuar para censurarlo, era costoso y complicado. A muchos ejecutivos de Facebook les preocupaba que tales esfuerzos fueran contraproducentes.

Entonces Donald J. Trump se postuló para presidente. Describió a los inmigrantes y refugiados musulmanes como un peligro para Estados Unidos, y en diciembre de 2015 publicó una declaración en Facebook en la que pedía un “cierre total” para los musulmanes que ingresan a los Estados Unidos. El llamado a las armas del señor Trump, ampliamente condenado por los demócratas y algunos republicanos prominentes, se compartió más de 15,000 veces en Facebook, una demostración que ilustra el poder del sitio para difundir el sentimiento racista.

El Sr. Zuckerberg, quien ayudó a fundar una organización sin fines de lucro dedicada a la reforma migratoria, se horrorizó, dijeron los empleados que hablaron con él o que estaban familiarizados con la conversación, cuando le preguntaron a la Sra. Sandberg y otros ejecutivos, si el Sr. Trump había violado los términos de servicio de Facebook.

La pregunta era inusual. El Sr. Zuckerberg típicamente se enfocó en temas de tecnología más amplios; La política era del dominio de la Sra. Sandberg. En 2010, la Sra. Sandberg, una demócrata, reclutó a una amiga y compañera de Clinton, Marne Levine, como representante principal de Facebook en Washington. Un año más tarde, después de que los republicanos tomaron el control de la Cámara, la Sra. Sandberg instaló a otro amigo, un republicano bien conectado: Joel Kaplan, quien había asistido a Harvard con la Sra. Sandberg y luego se desempeñó en el gobierno de George W. Bush.

Algunos en Facebook vieron el ataque del Sr. Trump en 2015 a los musulmanes, como una oportunidad para finalmente tomar una posición contra el discurso de odio que se desarrollaba en su plataforma. Pero la Sra. Sandberg, quien estaba regresando al trabajo después de la muerte de su esposo varios meses antes, delegó el asunto en el Sr. Schrage y a Monika Bickert, una ex fiscal a quien la Sra. Sandberg había reclutado como la jefa de administración de políticas globales de la compañía. La Sra. Sandberg también se dirigió a la oficina particular en Washington del Sr. Kaplan, y dijo que las personas que participaron fueron informadas sobre las discusiones.

En las videoconferencias entre la sede de Silicon Valley y Washington, los tres funcionarios interpretaron su tarea de manera muy restringida. Analizaron los términos de servicio de la compañía para ver si la publicación, o la cuenta del Sr. Trump, violaban las reglas de Facebook.

El Sr. Kaplan argumentó que el Sr. Trump era una figura pública importante y que cerrar su cuenta o eliminar la declaración podría verse como una obstrucción de la libertad de expresión, comentaron tres empleados que conocían de las discusiones. Señalaron igualmente que se podría avivar una reacción conservadora.

“No toque el oso”, advirtió el Sr. Kaplan.

El señor Zuckerberg no participó en el debate. La Sra. Sandberg asistió a algunas de las reuniones en vídeo pero rara vez habló.

El Sr. Schrage concluyó que el lenguaje del Sr. Trump no había violado las reglas de Facebook y que las opiniones del candidato tenían valor público. “Estábamos tratando de tomar una decisión basada en toda la evidencia legal y técnica que tenemos ante nosotros”, dijo en una entrevista.

Al final, la declaración y la cuenta del Sr. Trump permanecieron en el sitio. Cuando el Sr. Trump ganó las elecciones, dando a los republicanos el control de la Casa Blanca y del Congreso, el Sr. Kaplan tuvo la facultad de planificar a tales efectos. La compañía contrató a un ex asesor del nuevo fiscal general de Trump, Jeff Sessions, junto con firmas de cabildeo vinculadas a legisladores republicanos que tenían jurisdicción sobre las compañías de internet.

Pero dentro de Facebook, se estaban gestando nuevos problemas.

En una audiencia del Comité de Inteligencia del Senado en noviembre de 2017, se les preguntó a Facebook y otros gigantes de la tecnología sobre la intromisión electoral de Rusia. Foto Crédito Eric Thayer para The New York Times

En los últimos meses de la campaña presidencial del Sr. Trump, los agentes rusos intensificaron un esfuerzo de un año para atacar y hostigar a sus oponentes demócratas, culminando en la liberación de miles de correos electrónicos robados de prominentes demócratas y funcionarios del partido.

Facebook no había dicho nada públicamente sobre ningún problema en su propia plataforma. Pero en la primavera de 2016, un experto de la compañía en guerra cibernética rusa descubrió algo preocupante. Se acercó a su jefe, el Sr. Stamos.

Dijeron dos empleados que el equipo del Sr. Stamos descubrió que los piratas informáticos rusos parecían estar investigando las cuentas de Facebook de personas conectadas a las campañas presidenciales. Meses después, mientras el Sr. Trump luchaba contra Hillary Clinton en las elecciones generales, el equipo también encontró cuentas de Facebook vinculadas a piratas informáticos rusos que enviaban mensajes a periodistas para compartir información de los correos electrónicos robados.

El Sr. Stamos, de 39 años, dijo a Colin Stretch, consejero general de Facebook, sobre los hallazgos, que dos personas participaron en las conversaciones. En ese momento, Facebook no tenía una política de desinformación ni recursos dedicados a obtenerla.

El Sr. Stamos, actuando por su cuenta, dirigió un equipo para analizar el alcance de la actividad rusa en Facebook. En diciembre de 2016, después de que el Sr. Zuckerberg se burlara públicamente de la idea de que las noticias falsas en Facebook habían ayudado a elegir al Sr. Trump, el Sr. Stamos, alarmado de que el director ejecutivo de la compañía parecía desconocer los hallazgos de su equipo, se reunió con el y la Sra. Sandberg y otros líderes de Facebook.

La Sra. Sandberg estaba enojada. Mirando la actividad rusa sin aprobación, dijo, había dejado a la compañía expuesta legalmente. Otros ejecutivos le preguntaron al Sr. Stamos por qué no se les había dicho antes.

Aún así, la Sra. Sandberg y el Sr. Zuckerberg decidieron ampliar el trabajo del Sr. Stamos, creando un grupo llamado Proyecto P, para “propaganda”, para estudiar noticias falsas en el sitio, según las personas involucradas en las discusiones. Para enero de 2017, el grupo sabía que el equipo original del Sr. Stamos solo había arañado la superficie de la actividad rusa en Facebook y había presionado para emitir un documento público sobre sus hallazgos.

Alex Stamos, ex jefe de seguridad de Facebook, recibió críticas mientras investigaba la actividad rusa en la plataforma. FOTO CréditoSteve Marcus / Reuters

Pero el Sr. Kaplan y otros ejecutivos de Facebook se opusieron. Washington ya estaba recuperándose de un hallazgo oficial por parte de las agencias de inteligencia estadounidenses de que Vladimir V. Putin, el presidente ruso, había ordenado personalmente una campaña de influencia dirigida a ayudar a elegir al Sr. Trump.

Si Facebook implicara a Rusia aún más, dijo Kaplan, los republicanos acusarían a la compañía de ponerse del lado de los demócratas. Y si Facebook derribaba las páginas falsas de los rusos, los usuarios habituales de Facebook también podrían reaccionar con indignación por haber sido engañados: su propia suegra, dijo Kaplan, había seguido una página de Facebook creada por “trolls” rusos.

La Sra. Sandberg se puso del lado del Sr. Kaplan y recordó a cuatro personas involucradas. El Sr. Zuckerberg, que pasó gran parte de 2017 en un “tour de escucha” nacional, alimentando vacas en Wisconsin y cenando con refugiados somalíes en Minnesota, no participó en las conversaciones sobre el periódico público. Cuando se publicó ese abril, la palabra “Rusia” nunca apareció.

Los subordinados de Sandberg adoptaron un enfoque similar en Washington, donde el Senado había comenzado su propia investigación, dirigida por Richard Burr, el republicano de Carolina del Norte, y Mark Warner, el demócrata de Virginia. A lo largo de la primavera y el verano de 2017, los funcionarios de Facebook reprimieron repetidamente las preocupaciones de los investigadores del Senado sobre la compañía, mientras afirmaban públicamente que no había habido ningún esfuerzo ruso de importancia en Facebook.

Pero dentro de la empresa, los empleados rastreaban más anuncios, páginas y grupos de regreso a Rusia. En junio, un reportero del Times proporcionó a Facebook una lista de cuentas con presuntos vínculos con Rusia, en busca de más información sobre su procedencia. En agosto de 2017, los ejecutivos de Facebook llegaron a la conclusión de que la situación se había convertido en lo que se denominaba un “incendio de cinco alarmas”, dijo una persona familiarizada con las discusiones.

El Sr. Zuckerberg y la Sra. Sandberg acordaron hacer públicas algunas conclusiones y planearon una declaración en el blog del 6 de septiembre de 2017, el día de la reunión trimestral de la junta de la compañía.

Sin embargo, después de que el Sr. Stamos y su equipo redactaron el mensaje, la Sra. Sandberg y sus asistentes insistieron en que fuera menos específico. Ella y el Sr. Zuckerberg también pidieron al Sr. Stamos y al Sr. Stretch que informaran al comité de auditoría de la junta, presidido por Erskine Bowles, el inversionista patricio y veterano de la Casa Blanca.

Colin Stretch, consejero general de Facebook, se enteró en 2016 de que se había detectado internamente una actividad rusa sospechosa en la red social. Foto Crédito Eric Thayer para The New York Times

El Sr. Stretch y el Sr. Stamos entraron en más detalles de lo planeado con el comité de auditoría, advirtiendo que Facebook podría encontrar aún más evidencia de la interferencia de Rusia.

Las revelaciones desataron al Sr. Bowles, quien después de años en Washington podría anticipar cómo podrían reaccionar los legisladores. Él interrogó a los dos hombres, maldiciendo ocasionalmente, sobre cómo Facebook se había permitido convertirse en una herramienta para la interferencia rusa. Exigió saber por qué se había tardado tanto en descubrir la actividad y por qué a los directores de Facebook solo se les había dicho.

Cuando la junta completa se reunió más tarde ese día en una sala en la sede de la compañía reservada para reuniones delicadas, Bowles lanzó preguntas al fundador de Facebook y al segundo al mando. La Sra. Sandberg, visiblemente inquieta, se disculpó. El Sr. Zuckerberg, con la cara de piedra, zumbó a través de arreglos técnicos, dijo que tres personas que asistieron o fueron informadas sobre los procedimientos.

Más tarde ese día, subió la publicación abreviada del blog de la compañía. Dijo poco acerca de las cuentas falsas o las publicaciones orgánicas creadas por “trolls” rusos que se habían vuelto virales en Facebook, revelando solo que los agentes rusos habían gastado aproximadamente $ 100,000 (una suma relativamente pequeña) en aproximadamente 3,000 anuncios.

Justo un día después de la admisión cuidadosamente esculpida de la compañía, The Times publicó una investigación de la actividad rusa en Facebook, mostrando cómo la inteligencia rusa había utilizado cuentas falsas para promover correos electrónicos robados del Partido Demócrata y figuras prominentes de Washington.

Los senadores Amy Klobuchar y Mark Warner introdujeron una legislación el otoño pasado para obligar a Facebook y otras compañías de tecnología a revelar quiénes compraron anuncios políticos en sus sitios. Foto Crédito Al Drago para The New York TimesTimes

Las revelaciones combinadas enfurecieron a los demócratas y finalmente fracturaron el consenso político que había protegido a Facebook y otras grandes compañías tecnológicas de la interferencia de Beltway. Los republicanos, que ya estaban preocupados porque la plataforma estaba censurando los puntos de vista conservadores, acusaron a Facebook de alimentar lo que afirmaban eran cargos de conspiración sin mérito contra Trump y Rusia. Los demócratas, que durante mucho tiempo se aliaron con Silicon Valley en temas como la inmigración y los derechos de los homosexuales, ahora culparon al triunfo de Trump en parte por la tolerancia de Facebook al fraude y la desinformación.

Después de demorarse por semanas, Facebook finalmente acordó entregar las publicaciones rusas al Congreso. Dos veces en octubre de 2017, Facebook se vio obligado a revisar sus declaraciones públicas, y finalmente reconoció que cerca de 126 millones de personas habían visto las publicaciones rusas.

El mismo mes, el señor Warner y la senadora Amy Klobuchar, la demócrata de Minnesota, presentaron una legislación para obligar a Facebook y otras firmas de Internet a revelar quién compró anuncios políticos en sus sitios, una expansión significativa de la regulación federal sobre las empresas de tecnología.

“Es hora de que Facebook nos permita a todos ver los anuncios comprados por los rusos * y pagados en Rublos * durante las últimas elecciones”, escribió Klobuchar en su propia página de Facebook.

Facebook ceñido para la batalla. Días después de que se revelara el proyecto de ley, Facebook contrató al ex jefe de personal de Warner, Luke Albee, para ejercer presión sobre él. El equipo del Sr. Kaplan asumió un papel más importante en la gestión de la respuesta de Washington de la compañía, revisando de forma rutinaria los comunicados de prensa de Facebook en busca de palabras o frases que pudieran irritar a los conservadores.

La Sra. Sandberg también se acercó a la Sra. Klobuchar. Ella había sido amigable con el senador, quien aparece en el sitio web de Lean In, la iniciativa de empoderamiento de Sandberg. La Sra. Sandberg había contribuido con una propaganda a las memorias de 2015 de la Sra. Klobuchar, y el jefe de personal de la senadora había trabajado anteriormente en la fundación caritativa de la Sra. Sandberg.

Pero en una tensa conversación poco después de la introducción de la legislación publicitaria, Sandberg se quejó de los ataques de la Sra. Klobuchar en la compañía, dijo una persona que recibió información sobre la llamada. La Sra. Klobuchar no dio marcha atrás en su legislación. Pero ella redujo sus críticas en al menos un lugar importante para la compañía: después de estallar Facebook repetidamente en su propia página de Facebook, Klobuchar apenas mencionó a la compañía en publicaciones entre noviembre y febrero.

Un portavoz de la Sra. Klobuchar dijo en un comunicado que el cabildeo de Facebook no había disminuido su compromiso de responsabilizar a la compañía. “Facebook estaba presionando para excluir anuncios publicitarios de la Ley de Anuncios Honestos, y el Senador Klobuchar discrepó enérgicamente y se negó a cambiar el proyecto de ley”, dijo.

En octubre de 2017, Facebook también amplió su trabajo con un consultor con sede en Washington, Definers Public Affairs, que originalmente había sido contratado para monitorear la cobertura de prensa de la compañía. Fundados por veteranos de la política presidencial republicana, los Definidores se especializaron en aplicar tácticas de campaña política a las relaciones públicas corporativas, un enfoque empleado durante mucho tiempo en Washington por grandes firmas de telecomunicaciones y gestores de fondos de cobertura activistas, pero menos comunes en tecnología.

Los definidores habían establecido un puesto de avanzada en Silicon Valley a principios de ese año, liderado por Tim Miller, ex portavoz de Jeb Bush, quien predicaba las virtudes de la investigación de oposición de estilo de campaña. Para las empresas de tecnología, argumentó en una entrevista , el objetivo debería ser “tener contenido positivo sobre su empresa y contenido negativo que se está eliminando sobre su competidor”.

Facebook rápidamente adoptó esa estrategia. En noviembre de 2017, la red social se pronunció a favor de un proyecto de ley denominado “Dejar de habilitar la Ley de traficantes sexuales”, que hizo a las empresas de Internet responsables de los anuncios de tráfico sexual en sus sitios.

Google y otros habían luchado contra el proyecto de ley durante meses, temiendo que sentaría un precedente engorroso. Pero el proyecto de ley sobre tráfico sexual fue defendido por el senador John Thune, un republicano de Dakota del Sur que había criticado a Facebook por acusaciones de censurar el contenido conservador, y el senador Richard Blumenthal, un demócrata de Connecticut y miembro del comité de comercio que fue crítico frecuente de Facebook.

Facebook rompió filas con otras compañías de tecnología, esperando que la medida ayude a reparar las relaciones en ambos lados del pasillo, dijeron dos miembros del personal del Congreso y tres funcionarios de la industria tecnológica.

Cuando el proyecto de ley se sometió a votación en la Cámara en febrero, Sandberg ofreció apoyo público en línea, instando al Congreso a “asegurarse de que aprobemos una legislación significativa y sólida para detener el tráfico sexual”.

Recortes del Sr. Zuckerberg durante una protesta frente al Capitolio de los Estados Unidos en abril. Foto CréditoAaron P. Bernstein / Reuters

En marzo, The Times, The Observer of London y The Guardian se prepararon para publicar una investigación conjunta sobre cómo Cambridge Analytica había apropiado los datos de los usuarios de Facebook para hacer un perfil de los votantes estadounidenses. Unos días antes de la publicación, The Times presentó a Facebook pruebas de que todavía existían copias de datos de Facebook adquiridos incorrectamente, a pesar de las promesas anteriores de los ejecutivos de Cambridge y otros para eliminarlos.

El Sr. Zuckerberg y la Sra. Sandberg se reunieron con sus tenientes para determinar una respuesta. Decidieron anticiparse a las historias, diciendo en un comunicado publicado el viernes por la noche que Facebook había suspendido a Cambridge Analytica de su plataforma. Los ejecutivos pensaron que adelantarse a las noticias suavizaría su golpe, según la gente en las discusiones.

Ellos estaban equivocados. La historia provocó indignación mundial, lo que provocó juicios e investigaciones oficiales en Washington, Londres y Bruselas. Durante días, el Sr. Zuckerberg y la Sra. Sandberg permanecieron fuera de la vista, reflexionando sobre cómo responder. Mientras que la investigación de Rusia se había desarrollado en una batalla cada vez más partidista, el escándalo de Cambridge desató a demócratas y republicanos por igual. Y en Silicon Valley, otras empresas de tecnología comenzaron a explotar el clamor para pulir sus propias marcas.

Alexander Nix, ex director ejecutivo de la firma de datos vinculada a Trump Cambridge Analytica. Facebook fue objeto de críticas tras las revelaciones de que había permitido a la empresa acceder a la información personal de decenas de millones de personas.Foto Crédito Tolga Akmen / Agencia France-Presse – Getty Images

“No vamos a traficar en su vida personal”, dijo Tim Cook, director ejecutivo de Apple, en una entrevista a MSNBC. “La privacidad para nosotros es un derecho humano. Es una libertad civil “(las críticas del Sr. Cook enfurecieron al Sr. Zuckerberg, quien más tarde le ordenó a su equipo de administración usar solo teléfonos con Android, argumentando que el sistema operativo tenía muchos más usuarios que los de Apple).

Facebook revolvió de nuevo. Los ejecutivos dejaron de lado silenciosamente una campaña de comunicación interna, llamada “We Get It”, destinada a asegurar a los empleados que la compañía se comprometió a volver a encarrilarse en 2018.

Entonces Facebook pasó a la ofensiva. El Sr. Kaplan se impuso a la Sra. Sandberg para promover a Kevin Martin, ex presidente de la Comisión Federal de Comunicaciones y veterano de la administración de Bush, para dirigir los esfuerzos de cabildeo estadounidenses de la compañía. Facebook también amplió su trabajo con los Definidores.

En un sitio de noticias conservador llamado NTK Network, docenas de artículos criticaron a Google y Apple por prácticas comerciales desagradables. Una historia llamó al Sr. Cook hipócrita por reprender a Facebook por la privacidad, señalando que Apple también recopila resmas de datos de los usuarios. Otro minimizó el impacto del uso de Facebook por parte de los rusos.

La avalancha de cobertura de noticias no fue accidental: NTK es una filial de Definidores, que comparte oficinas y personal con la firma de relaciones públicas en Arlington, Virginia. Muchas historias de la Red NTK están escritas por miembros del personal de Definers o America Rising, la oposición política de la compañía. brazo de investigación, para atacar a los enemigos de sus clientes. Si bien la red NTK no tiene una gran audiencia propia, su contenido es frecuentemente recogido por medios conservadores populares, incluido Breitbart.

El Sr. Miller reconoció que Facebook y Apple no compiten directamente. El trabajo de los definidores sobre Apple está financiado por una tercera compañía de tecnología, dijo, pero Facebook ha rechazado a Apple porque la crítica de Cook lo ha molestado.

Si surge el problema de la privacidad, Facebook está feliz de “enturbiar las aguas”, dijo Miller mientras tomaba unas copas en un bar de Oakland, California, el mes pasado.

En público, Facebook fue más conciliador. El Sr. Zuckerberg aceptó testificar en el Capitolio. La compañía dio a conocer una campaña publicitaria de gasa, titulada “Here Together”, para disculparse con sus usuarios. Días antes de la aparición del Sr. Zuckerberg en el Congreso en abril, Facebook anunció que respaldaba el proyecto de ley Honest Ads de la Sra. Klobuchar y comenzaría a divulgar preventivamente los compradores de anuncios políticos. También informó a los usuarios cuyos datos habían sido recopilados incorrectamente por Cambridge Analytica. Pero la gira de buena voluntad del Sr. Zuckerberg fue irregular. Gracias al entrenamiento y preparación intensivos, el equipo de comunicaciones de la compañía creía que había rechazado las preguntas difíciles en la audiencia de abril. Pero les preocupaba que hubiera salido como robótico, una sospecha confirmada por los encuestadores de Facebook.

El Sr. Zuckerberg habló con el Representante Greg Walden durante un receso en una audiencia de abril, y le dijo que estaba sorprendido por la dura línea de preguntas. Foto Crédito Michael Reynolds / EPA, a través de Shutterstock

Los instintos políticos del Sr. Zuckerberg ya no estaban bien afinados. Durante una pausa en una audiencia, abotonó a Greg Walden, un republicano de Oregón que dirige el Comité de Comercio y Energía de la Cámara de Representantes, para expresar su sorpresa por lo duro que fue para los demócratas de Facebook.

El Sr. Walden se sorprendió, dijeron personas que sabían del comentario. El líder de Facebook, se dio cuenta el Sr. Walden, no entendía la amplitud de la ira ahora dirigida a su creación.

La Sra. Sandberg, centro izquierda, ha cortejado o acosado a los legisladores en Washington. Foto Credit Drew Angerer / Getty Images

Sandberg había hablado poco públicamente sobre los problemas de la compañía. Pero dentro de Facebook, su enfoque había comenzado a dibujar críticas.

Algunos colegas creían que la Sra. Sandberg, cuya ambición por volver a la vida pública se discutía mucho en la compañía, estaba protegiendo su propia marca a expensas de Facebook. En una reunión de la compañía, dijeron dos personas que sabían del evento, amigos le dijeron a Sandberg que si Facebook no abordaba los escándalos de manera efectiva, su papel en la difusión del odio y el miedo también definiría su legado.

Así que la Sra. Sandberg comenzó a asumir un papel más personal en la campaña de la compañía en Washington, aprovechando todo el refinamiento que a veces le faltaba al Sr. Zuckerberg. No solo confió en sus viejos lazos demócratas, sino que también trató de aplacar a los republicanos escépticos, quienes se quejaron de que Facebook era más sensible a las opiniones políticas de su fuerza laboral que a los líderes de comités poderosos. Arrastrando a una comitiva de hasta 10 personas en viajes a la capital, Sandberg se propuso enviar notas personales de agradecimiento a los legisladores y otras personas que conoció.

Su principal objetivo republicano era el Sr. Burr, cuya investigación en Rusia del comité del Senado había avanzado. Los dos hablaron por teléfono, de acuerdo con un miembro del personal del Congreso y un ejecutivo de Facebook, y se reunieron en persona este otoño. Mientras los críticos consideraban a Facebook como un delincuente en serie que había ignorado las repetidas señales de advertencia sobre los peligros que planteaba su producto, Sandberg argumentó que la compañía estaba lidiando seriamente con las consecuencias de su extraordinario crecimiento.

Ella hizo el mismo caso en junio en una conferencia de la Asociación Nacional de Fiscales Generales en Portland, Oregon. En ese momento, varios procuradores generales habían abierto o se habían unido a investigaciones de la compañía. Facebook estaba ansioso por evitar más problemas.

La compañía organizó varias recepciones privadas, incluyendo lo que se anunció como una conversación con la Sra. Sandberg sobre “ciudadanía corporativa en la era digital” y una reunión informativa sobre Cambridge Analytica.

Si bien Facebook se había declarado públicamente lista para nuevas regulaciones federales, Sandberg sostuvo en privado que la red social ya estaba adoptando las mejores reformas y políticas disponibles. La regulación de mano dura, advirtió, solo perjudicaría a los competidores más pequeños.

Algunos de los funcionarios se mostraron escépticos. Sin embargo, la presencia de la Sra. Sandberg (las compañías generalmente envían a ejecutivos de menor rango a tales reuniones) convenció a otros de que Facebook tomaba en serio sus problemas, según dos que asistieron a la conferencia.

Facebook también siguió buscando formas de desviar las críticas a los rivales. En junio, después de que The Times informara sobre los acuerdos previamente no divulgados de Facebook para compartir datos de usuarios con fabricantes de dispositivos (las asociaciones que Facebook no había revelado a los legisladores), los ejecutivos ordenaron grupos focales en Washington.

En sesiones separadas con liberales y conservadores, alrededor de una docena a la vez, Facebook presentó mensajes a los legisladores. Entre los enfoques que probó, se incluyó a YouTube y otras plataformas de redes sociales en la controversia, al tiempo que se argumentaba que Google logró acuerdos similares para compartir datos.

Monika Bickert, jefa de administración de políticas globales de Facebook, declaró ante el Congreso en julio.Los manifestantes sostuvieron carteles con imágenes de pulpos que un funcionario de la compañía señaló como antisemitas. Foto Crédito Joshua Roberts / Bloomberg

Para entonces, algunas de las críticas más duras de Facebook provenían de la izquierda política, donde activistas y expertos en políticas habían comenzado a pedir que la compañía se separara.

En julio, los organizadores de una coalición llamada Freedom from Facebook se enfrentaron a una audiencia del Comité Judicial de la Cámara de Representantes, donde un ejecutivo de la compañía estaba testificando sobre sus políticas. Mientras hablaba el ejecutivo, los organizadores sostuvieron en alto carteles que mostraban a la Sra. Sandberg y al Sr. Zuckerberg, ambos judíos, como dos cabezas de un pulpo que se extiende alrededor del mundo.

Eddie Vale, un estratega de relaciones públicas demócrata que lideró la protesta, dijo más tarde que la imagen tenía la intención de evocar viejas caricaturas de Standard Oil, el monopolio de la era dorada. Pero un funcionario de Facebook rápidamente llamó a la Liga Antidifamación, una importante organización judía de derechos civiles, para marcar el cartel. Facebook y otras compañías de tecnología se asociaron con el grupo de derechos civiles desde fines de 2017 en una iniciativa para combatir el antisemitismo y el discurso de odio en línea.

Esa tarde, el ADL emitió una advertencia desde su cuenta de Twitter.

“Representar a los judíos como un pulpo que rodea el globo es un tropo antisemita clásico”, escribió la organización. “Proteste a Facebook, o cualquiera, todo lo que quiera, pero elija una imagen diferente”. La crítica pronto se vio reflejada en medios conservadores como The Washington Free Beacon, que buscó vincular a Freedom from Facebook con lo que la publicación llama “extrema antiisraelí”. grupos “.

Una portavoz de ADL, Betsaida Alcantara, dijo que el grupo solía recibir informes de insultos antisemitas de periodistas, sinagogas y otros. “Nuestros expertos evalúan cada uno en función de nuestros años de experiencia, y respondemos adecuadamente”, dijo Alcantara. (El grupo a veces criticó duramente a Facebook, incluso cuando el Sr. Zuckerberg sugirió que su compañía no debería censurar a los negadores del Holocausto ).

Facebook también usó a los Definidores para enfrentarse a oponentes más grandes, como el Sr. Soros, un boogeyman de larga data para los conservadores de la corriente principal y el objetivo de frotis intensos antisemitas en el extremo derecho. Un documento de investigación distribuido por los Definidores a los reporteros este verano, justo un mes después de la audiencia en la Cámara de Representantes, presenta al Sr. Soros como la fuerza desconocida detrás de lo que parecía ser un amplio movimiento anti-Facebook.

Era un blanco natural. En un discurso en el Foro Económico Mundial en enero, atacó a Facebook y Google, describiéndolos como una “amenaza” monopolista con “ni la voluntad ni la inclinación de proteger a la sociedad contra las consecuencias de sus acciones”.

Los definidores presionaron a los reporteros para explorar las conexiones financieras entre la familia del Sr. Soros o las organizaciones filantrópicas y los grupos que eran miembros de Freedom from Facebook, como Color of Change, una organización de justicia racial en línea, así como un grupo progresista fundado por el hijo del Sr. Soros. (Un funcionario de Open Society Foundations del Sr. Soros dijo que la filantropía había apoyado a ambos grupos miembros, pero no a Freedom from Facebook, y no había otorgado subvenciones para apoyar campañas contra Facebook).

Los definidores también circularon investigaciones sobre otros críticos de Facebook, como Diamond y Silk, las estrellas de los medios sociales que apoyan a Trump y que afirmaron que fueron tratados injustamente por Facebook .

Al menos en un caso, la compañía también contó con el Sr. Schumer, el senador de Nueva York y el líder demócrata del Senado. Durante mucho tiempo ha trabajado para promover los intereses de Silicon Valley en temas como las regulaciones comerciales de aviones no tripulados y la reforma de patentes. Durante el ciclo electoral de 2016, recaudó más dinero de los empleados de Facebook que cualquier otro miembro del Congreso, según el Centro para Políticas Responsivas .

El Sr. Zuckerberg habló con el senador Chuck Schumer en julio. El legislador, cuya hija trabaja en Facebook, ha intervenido en nombre de la empresa. Foto CreditDrew Angerer / Getty Images

Schumer también tiene una conexión personal con Facebook: su hija Alison se unió a la firma fuera de la universidad y ahora es gerente de marketing en la oficina de Facebook en Nueva York, según su perfil de LinkedIn.

En julio, cuando los problemas de Facebook amenazaban con costar a la compañía miles de millones de dólares en valor de mercado, Schumer se enfrentó al Sr. Warner, el entonces inquisidor más insistente de Facebook en el Congreso.

Retroceda, le dijo al Sr. Warner, de acuerdo con un empleado de Facebook informado sobre la intervención del Sr. Schumer. El Sr. Warner debería estar buscando formas de trabajar con Facebook, aconsejó el Sr. Schumer, no dañarlo. Los cabilderos de Facebook se mantuvieron al tanto de los esfuerzos del Sr. Schumer para proteger a la compañía, según el empleado.

Un asesor del Senado informado sobre el intercambio dijo que Schumer no quería que el Sr. Warner perdiera de vista la necesidad de Facebook para abordar los problemas con la desinformación de la derecha y la interferencia electoral, así como la privacidad del consumidor y otros temas.

La Sra. Sandberg con Jack Dorsey, director ejecutivo de Twitter, testificando ante el Comité de Inteligencia del Senado en septiembre. Foto Crédito Tom Brenner para The New York Times

Una mañana, a fines del verano, los trabajadores colocaron papel de contacto opaco en las ventanas de una sala de conferencias en la oficina de Washington en Facebook. No mucho después, un guardia de seguridad fue colocado afuera de la puerta. Era un espectáculo inusual: Facebook se enorgullecía de los planes de oficinas abiertas y de las salas de conferencias transparentes con paredes de cristal.

Pero Sandberg estaba dispuesta a declarar ante el Comité de Inteligencia del Senado, un encuentro fundamental para su asediada compañía, y sus asesores no se arriesgaron.

Dentro de la habitación, trabajaron para prepararla para la audiencia. Habían reunido un libro informativo de tamaño de carpeta, que cubría prácticamente todos los temas sobre los que podía ser interrogada, y habían contratado a un ex abogado de la Casa Blanca que se especializaba en capacitar a ejecutivos corporativos.

Los grupos de presión de Facebook ya habían trabajado arduamente con el Comité de Inteligencia y pidieron a los legisladores que se abstuvieran de interrogar a la Sra. Sandberg sobre cuestiones de privacidad, Cambridge Analytica y la censura. La discusión fue persuasiva con el Sr. Burr, quien estaba decidido a evitar una atmósfera de circo. Un día antes de la audiencia, emitió una severa advertencia a todos los miembros del comité para que se adhirieran al tema de la interferencia electoral.

En la sala del comité, al día siguiente había una silla vacía detrás de un cartel con la etiqueta “Google”. Facebook había presionado para que la audiencia incluyera un emisario de Google de rango similar al de Sandberg. La compañía obtuvo una victoria parcial cuando el Sr. Burr anunció que Larry Page, un cofundador de Google, había sido invitado, junto con Jack Dorsey, director ejecutivo de Twitter.

El señor Dorsey apareció. El Sr. Page no lo hizo.

A medida que se desarrollaba la audiencia, los senadores criticaron a Google por su ausencia, ganando una ola de cobertura de noticias negativas para el rival de Facebook.

Notas de la Sra. Sandberg de la audiencia de septiembre. Los cabilderos de Facebook habían trabajado duro para limitar el rango de preguntas que la Sra. Sandberg enfrentaría. Foto CréditoTom Brenner para The New York Times

La Sra. Sandberg extendió notas cuidadosamente escritas a mano sobre la mesa delante de ella: los nombres de cada senador en el comité, sus preguntas y preocupaciones, un recordatorio para agradecerle.

En letras grandes estaban las instrucciones de su etapa: “Lento, Pausa, Determinado”.Una versión de este artículo aparece impresa en 15 de noviembre de 2018, en la página A 1 de la edición de Nueva York Times con el titular: Retraso, Denegación, Desvío: Cómo los líderes de Facebook se inclinaron hacia la crisis .