#Polémica ‘Usted no conoce a los comunistas’: Cardenal chino critica al papa Francisco en columna del NYT

El Cardenal Joseph Zen ze-kiun, obispo emérito de Hong Kong, respondió al acuerdo firmado entre la Santa Sede y el gobierno chino con una columna de opinión en el diario The New York Times.

Bajo el título “El Papa no entiende a China”, Zen ze-kiun, una de las voces más autorizadas de la Iglesia católica en China, dice que el papa parece “no comprender a los comunistas”.

EL cardenal criticó al papa por ser “muy pastoral” y “de Sudamérica, donde históricamente los gobiernos militares y los ricos se unían para oprimir a los pobres. ¿Y quién estaba ahí para defenderlos? Los comunistas, tal vez incluso algunos jesuitas, y el gobierno los llamaría jesuitas comunistas”, escribió el cardenal.

“Francisco puede tener una simpatía natural por los comunistas porque para él ellos son los perseguidos. Él no los conoce como los perseguidores en que se convierten una vez en el poder, como los comunistas de China”, agregó el cardenal en la columna publicada este viernes.

Los cardenales son las figuras más prominentes de la Iglesia Católica. Elegidos de entre los obispos que gobiernan las diócesis (provincias) de la Iglesia en todo el mundo, los cardenales eligen al Papa y forman un colegio que dirime importantes temas en la Iglesia.

Zen ze-kiun, de 86 años, reprochó al pontífice por desconocer la situación de la Iglesia china, obligada a vivir en la clandestinidad y perseguida por las autoridades.

El cardenal cuestionó el interés por Francisco en visitar China y comparó la posibilidad de ese viaje con el que realizó Francisco a Cuba en 2015 “¿Qué dejó al pueblo cubano? ¿Convirtió a los hermanos Castro?”, se preguntó el purpurado.

El acuerdo entre China y el Vaticano, firmado a finales de septiembre, evita que China nombre obispos en la Iglesia oficial, dejándole esa prerrogativa al papa, que tendrá que consultar con las autoridades las nominaciones. No se trata de un acuerdo político, pero es un acercamiento entre ambos Estados, distanciados desde 1951.

Zen ze-kiun escribió que si fuera caricaturista dibujaría al Papa de rodillas frente al gobernante Xi Jinping diciendo: “Por favor reconóceme como papa”.

Desde la llegada al poder de los revolucionarios comunistas, la Iglesia católica y Beijing rompieron relaciones diplomáticas. Roma reconoció a Taiwán como un país independiente y mantiene relaciones históricas con la isla, a la que China no reconoce como nación. Los files católicos, sacerdotes y obispos fueron recluidos en campos de trabajo forzado.

El cardenal, que regresó a China en 1974 durante la Revolución Cultural, le reprochó al papa que olvidara que en esa época la nación vivía bajo “la esclavitud”. Además sentenció que con un régimen totalitario no se puede tener un buen acuerdo.

Según el acuerdo preliminar entre el Vaticano y China, el papa reconoció a siete obispos chinos que habían sido nombrados por Pekín sin su aval, y a un octavo ya fallecido. Hasta entonces estaban excomulgados de facto.

En China existe una Iglesia Católica oficial, con vínculos con el gobierno controlada a través de la Oficina de Asuntos Religiosos del Partido Comunista.

El cardenal denunció que la Iglesia oficial está controlada por el gobierno y que lo mismo pasará con la Iglesia clandestina tras el pacto con Roma.

Zen ze-kiun asegura que la Iglesia Oficial cuenta con 70 obispos (de los cuales solo siete no contaban con la bendición del Papa) mientras que la Iglesia clandestina apenas tiene 30.

“Se verán obligados a unirse a la llamada conferencia de obispos. Se verán obligados a unirse a los demás en esa jaula de pájaros, y se convertirán en una minoría entre ellos. El acuerdo del Vaticano, que buscaba la unificación de la Iglesia en China, significa la aniquilación de la Iglesia verdadera en China”, escribió el cardenal.

Tras el anuncio del acuerdo entre la Santa Sede y China, Beijing y Taipei se apresuraron a cursar invitaciones al sumo pontífice para que visitara sus países. Roma respondió que el papa no considera por el momento una visita a Taipei, su aliado histórico en la región.

Diversos analistas en asuntos religiosos han dicho que el acuerdo cerrado con el Vaticano representa una doble victoria para China. Por un lado puede hacer alarde de mayor tolerancia en asuntos religiosos y por otro acorrala a Taiwán, al que considera una provincia rebelde, alejándolo de la única nación europea que lo reconoce como Estado.

El Vaticano es uno de los 16 Estados que reconocen a Taiwán como heredero de las instituciones chinas abolidas tras la llegada de los comunistas. En menos de un año, Taipei ha perdido cinco aliados diplomáticos, entre ellos Panamá, República Dominicana y El Salvador.

El acuerdo entre el Vaticano y China posibilitó la participación de dos obispos chinos en el Sínodo celebrado durante este mes en Roma que analiza temas relacionados con la juventud y la fe. Los prelados reiteraron la invitación para que Francisco viaje a China, algo que no ve con buenos ojos el cardenal Zen ze-kiun.

“A los obispos, sacerdotes clandestinos y fieles de China solo puedo decirles esto: por favor, no comiencen una revolución. ¿Ellos toman sus iglesias? ¿Ya no pueden celebrar? Vayan a casa y recen con sus familias. Esperen mejores tiempos. Vuelvan a las catacumbas. El comunismo no es eterno”, escribió.

Siga a Mario J. Pentón en Facebook y Twitter: @mariojose_cuba. 
Fuente El Nuevo Herald

 

#Polemica #Opinión El Papa no entiende a China Por Joseph Zen Ze-Kiun

 

Misa antes de las celebraciones de Semana Santa en la Catedral del Sur, aprobada por el gobierno en Pekín, en marzo. CréditoCréditoGreg Baker / Agence France-Presse – Getty Images

El cardenal Zen es un obispo retirado de Hong Kong.

HONG KONG – El mes pasado, el Vaticano anunció que había llegado a un acuerdo provisional con el gobierno de China sobre el nombramiento de los obispos católicos. Los partidarios del acuerdo dicen que finalmente trae la unidad después de una larga división entre una Iglesia clandestina leal al papa y una iglesia oficial aprobada por las autoridades chinas, y que con ella, el gobierno chino ha reconocido por primera vez la autoridad de papa. De hecho, el acuerdo es un paso importante hacia la aniquilación de la verdadera Iglesia en China.

Conozco a la Iglesia en China, conozco a los comunistas y conozco a la Santa Sede. Soy un chino de Shanghai. Viví muchos años en el continente y muchos años en Hong Kong. Enseñé en seminarios en toda China, en Shanghai, Xian, Beijing, Wuhan, Shenyang, entre 1989 y 1996.

El papa Francisco, un argentino, no parece entender a los comunistas. Es muy pastoral y proviene de América del Sur, donde históricamente los gobiernos militares y los ricos se unieron para oprimir a los pobres. ¿Y quién saldría a defender a los pobres? Los comunistas. Tal vez incluso algunos jesuitas, y el gobierno llamaría comunistas a esos jesuitas.

Francisco puede tener una simpatía natural por los comunistas porque para él, ellos son los perseguidos. Él no los conoce como los perseguidores, se convierten una vez en el poder, como los comunistas en China.

La Santa Sede y Pekín cortaron las relaciones en los años cincuenta. Católicos y otros creyentes fueron arrestados y enviados a campos de trabajo. Regresé a China en 1974 durante la Revolución Cultural; La situación era terrible más allá de la imaginación. Toda una nación bajo la esclavitud. Olvidamos estas cosas muy fácilmente. También olvidamos que nunca se puede tener un acuerdo realmente bueno con un régimen totalitario.

China se ha abierto, sí, desde la década de 1980, pero incluso hoy en día todo sigue bajo el control del Partido Comunista Chino. La iglesia oficial en China está controlada por la llamada asociación patriótica y la conferencia de obispos, ambas bajo el pulgar del partido.

De 1985 a 2002, el cardenal Jozef Tomko fue el prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, que supervisa el trabajo misionero de la Iglesia. Era un eslovaco, entendía el comunismo y era sabio.

La posición del cardenal Tomko era que la iglesia clandestina era la única iglesia legal en China y que la iglesia oficial era ilegal. Pero también entendió que había muchas personas buenas en la iglesia oficial. Como el obispo de Xian, que durante un tiempo fue vicepresidente de la conferencia de obispos. O el obispo de Shanghai, Jin Luxian , un jesuita y un brillante lingüista, que había sido internado en la década de 1950.

En aquel entonces, la Santa Sede tenía una política cautelosa que implementaba generosamente. Estaba sujeto a un compromiso razonable pero tenía una línea de fondo.

Las cosas cambiaron en 2002, cuando el cardenal Tomko llegó a la edad de jubilación. Un joven italiano sin experiencia extranjera lo reemplazó y comenzó a legitimar a los obispos chinos oficiales con demasiada rapidez y facilidad, creando la impresión de que ahora el Vaticano secundaría automáticamente la selección de Beijing.

La esperanza regresó cuando Joseph Ratzinger, un alemán que había vivido tanto el nazismo como el comunismo, se convirtió en el Papa Benedicto XVI. Trajo al cardenal Ivan Dias, un indio que había pasado un tiempo en África occidental y Corea del Sur, para encabezar la congregación de evangelización, y que internacionalizó el Vaticano. También se creó una comisión especial para la Iglesia en China. Fui nombrado para ello.

Desafortunadamente, el cardenal Dias creyó en la Ostpolitik y en las enseñanzas de un secretario de estado en la década de 1980 que había sido un defensor de la distensión con los gobiernos controlados por los soviéticos. Y aplicó la política a China.

Cuando Benedicto emitió su famosa carta a la Iglesia de China en 2007, pidiendo la reconciliación entre todos los católicos allí, algo increíble sucedió. La traducción al chino se publicó con errores, incluido uno demasiado importante como para no haber sido deliberado. En un delicado pasaje sobre cómo los sacerdotes en la clandestinidad podrían aceptar el reconocimiento de las autoridades chinas sin traicionar necesariamente la fe, se omitió una advertencia crítica sobre cómo “casi siempre”, sin embargo, las autoridades chinas impusieron requisitos “contrarios a los dictados” de La conciencia de los católicos.

Algunos de nosotros planteamos el problema y el texto finalmente se corrigió en el sitio web del Vaticano. Pero para entonces, el original erróneo había circulado ampliamente en China, y algunos obispos de allí habían entendido la histórica carta de Benedicto como incentivo para unirse a la iglesia autorizada por el estado.

Hoy tenemos al papa Francisco. Naturalmente optimista sobre el comunismo, los cínicos que lo conocen lo alientan a ser optimista sobre los comunistas en China.

La comisión para la Iglesia en China ya no se reúne, aunque no se haya disuelto. Los que venimos de la periferia, las líneas del frente, estamos siendo marginados.

Estuve entre los que aplaudieron la decisión de Francis de nombrar a Pietro Parolin como secretario de estado en 2013. Pero ahora creo que al cardenal Parolin le importa menos la Iglesia que el éxito diplomático. Su objetivo final es la restauración de las relaciones formales entre el Vaticano y Pekín.

Francisco quiere ir a China, todos los papas han querido ir a China, comenzando con Juan Pablo II. ¿Pero qué trajo a la Iglesia la visita de Francisco a Cuba en 2015? El pueblo cubano? Casi nada. ¿Y convirtió a los hermanos Castro?

Los fieles en China están sufriendo y ahora están bajo una presión cada vez mayor. A principios de este año, el gobierno endureció las regulaciones sobre la práctica de la religión. Los sacerdotes en el subterráneo en el continente me dicen que están desanimando a los feligreses a venir a misa para evitar el arresto.

El propio Francis ha dicho que, aunque el reciente acuerdo, cuyos términos no se han divulgado , prevé “un diálogo sobre posibles candidatos” , es el Papa quien “designa” a los obispos . Pero, ¿de qué sirve tener la última palabra cuando China tendrá todas las palabras antes? En teoría, el Papa podría vetar la nominación de cualquier obispo que parezca indigno. Pero, ¿cuántas veces puede hacer eso, de verdad?

Poco después de que se anunció el acuerdo, dos obispos chinos de la iglesia oficial fueron enviados a la Ciudad del Vaticano para el sínodo , una reunión regular de obispos de todo el mundo. ¿Quién los seleccionó? Se sabe que ambos hombres están cerca del gobierno chino. Como he dicho, su presencia en la reunión fue un insulto para los buenos obispos de China.

Su presencia también plantea la dolorosa cuestión de si el Vaticano ahora legitimará a los siete obispos oficiales que siguen siendo ilegítimos. El Papa ya ha levantado su excomunión, allanando el camino para que se les conceda formalmente diócesis.

La iglesia oficial tiene unos 70 obispos; La Iglesia clandestina tiene solo unos 30. Las autoridades chinas dicen: Reconoce nuestros siete y nosotros reconoceremos sus 30. Eso suena como un buen intercambio. Pero, ¿entonces se permitirá que los 30 sigan funcionando como obispos subterráneos? Seguramente no.

Se verán obligados a unirse a la llamada conferencia de obispos. Se verán obligados a unirse a los demás en esa jaula de pájaros, y se convertirán en una minoría entre ellos. El acuerdo del Vaticano, golpeado en nombre de unificar a la Iglesia en China, significa la aniquilación de la Iglesia real en China.

Si fuera un dibujante dibujaría al Santo Padre de rodillas ofreciendo las llaves del reino de los cielos al presidente Xi Jinping y diciendo: “Por favor, reconoceme como el papa”.

Y, sin embargo, a los obispos y sacerdotes clandestinos de China, solo puedo decir esto: Por favor, no comiencen una revolución. ¿Te quitan tus iglesias? ¿Ya no puedes oficiar? Vete a casa y reza con tu familia. Labrar la tierra. Espera mejores tiempos. Vuelve a las catacumbas. El comunismo no es eterno.

El cardenal Joseph Zen Ze-kiun, oriundo de Shanghai, es un obispo retirado de Hong Kong.

Fuente: The New York Times Opinion 

Traducción libre, sin revisión

 

#Farandula #Internacional Cantante Miguel Bosé se separa por las malas de su pareja Nacho Palau

EL ESCULTOR NACHO PALAU, QUE COMPARTIÓ SU VIDA CON EL CANTANTE, PIENSA ACUDIR A LOS TRIBUNALES EN UN LITIGIO QUE SE PRESIENTE MUY COMPLICADO

Lo que hay detrás de la separación de Miguel Bosé: lucha por los niños, un patrimonio poco boyante y 26 años de “abrazos rotos”

Medias verdades, dudas y un comunicado que confirma una relación sentimental, son los elementos que rodean el enfrentamiento entre el cantante Miguel Bosé con su ex novio el escultor Ignacio Palau. Miguel Bosé, uno de los personajes públicos más opacos de nuestro país, ha visto en los últimos días como su intimidad, que tanto ha defendido con uñas y dientes, está quedando expuesta por un conflicto que, al recrudecerse, ha salido de la esfera íntima para acabar dirimiéndose ante los focos

Un comunicado del despacho de abogados Ortolá Dinnbier ha servido para conocer la historia de amor de Palau y Bosé. “Tras la ruptura de la relación y convivencia mantenida de forma ininterrumpida con Miguel Bosé Dominguín durante más de 26 años, y comoquiera que han fracasado las negociaciones previas que en su evitación se han venido desarrollando, Ignacio Palau Medina ha encargado a este despacho profesional la interposición de las acciones judiciales necesarias para la defensa y protección de sus intereses y, fundamentalmente, los de sus hijos menores”, se afirma en el documento.

El intérprete de “Amante Bandido” y el escultor se conocieron en la capital del Turia a través de un amigo común, el diseñador Francis Montesinos, hace cerca de 30 años. Palau no dudó en hacer las maletas y marcharse a vivir con Bosé, priorizando su vida personal sobre la profesional. Él valenciano tenía 19 años y Miguel 35.

El documento ha provocado que la relación que mantenían saliera a la luz, algo que ha sentado fatal a Miguel Bosé, pero lo más preocupante para el artista es que el texto se puede tomar como una declaración de guerra por la custodia de los cuatro niños. Días después del comunicado se ha sabido que la pareja llevaba un año separada y que Miguel decidió instalarse en México y Nacho en Valencia, cada uno con dos niños. Durante este tiempo, Miguel habría estado pagando una mensualidad a Nacho. Ahora, el valenciano ha decido exigir que los cuatro niños estén juntos.

Miguel Bosé en todas sus entrevistas, siempre concedidas en el extranjero, se definía como padre soltero. La privacidad de sus hijos ha sido siempre una de sus grandes preocupaciones.
A principios del mes de agosto de 2016, el cantante denunciaba la extorsión a la que estaba siendo sometido por unos desconocidos que le pedían 60.000 dólares (algo más de 50.000 euros) a cambio de no publicar unas fotografías en las que aparece junto a sus hijos. Ante el chantaje, el artista tomó la decisión de adelantarse a sus chantajistas y publicó en sus redes sociales una imagen junto a sus cuatro pequeños.

El escultor Nacho Palau / Instagram

¿Después de tantos años juntos tiene derecho a una pensión compensatoria Palau? Un abogado consultado por “El Cierre Digital” nos da su opinión: “En España no existe el derecho consetudinario. Por muchos años que hayan estado juntos si no hay un documento que demuestre que son pareja de hecho o matrimonio es complicado. En Estados Unidos, aunque los derechos LGTB han tardado más en aceptarse, irónicamente, lo tendría más fácil porque al demostrarse que Palau dejó su vida laboral por Miguel, este tendría que pagarle aunque no estuviesen casados”.

Respecto a los niños nuestra fuente explica: “Es difícil opinar sobre esto. No sé si han adoptado los niños como pareja. Lo dudo porque es complicado sin ser matrimonio. Por otro lado sí es cierto que hay un vínculo con el hombre con el que han vivido los menores y que separar a los hermanos no será nunca admitido, tome la justicia la decisión que sea”.

Un patrimonio discreto

Las pretensiones de Palau con respecto a obtener un beneficio económico de su ruptura podrían chocar con la realidad económica del cantante. Poco se sabe del dinero del artista fuera de nuestro país. Nacido panameño, tienen la nacionalidad de este país centroamericano y desde hace un año vive en México.

Respecto a España, tuvo una deuda de más un millón de euros con Hacienda que empezó a saldar vendiendo obras artísticas en su posesión, como un cuadro de Andy Warhol, el padre del pop-art. Su posesión más emblemática es la mansión que el cantante tiene en Somosaguas  (Madrid). Una propiedad, de 1.068 metros cuadrados, que ha enseñado en sus redes sociales en dos ocasiones. La construcción de la vivienda data de 1966 y es propiedad de pleno dominio de Lumi SL, una sociedad cuya mayor accionista es la matriarca del clan, Lucía Bosé, y consta como administradora única Costaguana SL, la única empresa que Miguel Bosé continúa teniendo a su nombre en España, y la  sociedad holandesa Tarisa BV, que es también propiedad del cantante.

Esta mansión está ajena a los embargos que penden sobre sus otras propiedades en España (el fisco español le pide 1,8 millones) porque, simplemente, no está a su nombre, sino al de Lumi SL (acrónimo de Lucía y Miguel), que pertenece accionarialmente a su progenitora.

Miguel Bose publicó está foto con sus hijos / Instagram

Con respecto a la citada empresa holandesa, en 2013, la última fecha que depositó cuentas, tenía un activo de 3,69 millones de euros. Y pende de la citada sociedad española para facturar sus emolumentos profesionales, Costaguana SL, una entidad que posee un poderoso activo de 8,5 millones de euros. Todo ello perfectamente legal.

El único activo en España de esa sociedad es un piso en el madrileño barrio de Chueca, que tiene una anotación preventiva de embargo. Este ático de 70 metros cuadrados en en el céntrico barrio madrileño es hasta la fecha la propiedad más desconocida del cantante.

Sin duda, el gran lastre de Bosé ha sido su aventura jamonera. Su empresa de jamones Monsalud (Brumale SL), que montó con el futbolista Manolo Sanchís y otros famosos accionistas minoritarios entre los que estaban el tenista Pato Clavet y Fran Rivera, hijo de su prima hermana Carmina Ordóñez, ha cambiado de mano tras pasar por concurso de acreedores. Recientemente el Juzgado Mercantil de Cáceres ha resuelto, mediante auto de fecha del pasado 27 de septiembre, la adjudicación provisional de Brumale SL, en liquidación tras no superar el concurso de acreedores, a la firma Valle de los Valfríos SL.

Una vida sentimental siempre lejos de los flashes

Una de las consecuencias de este repentino enfrentamiento es la confirmación pública de una relación sentimental larga (más de un cuarto de siglo) del cantante Miguel Bosé. Pocos personajes públicos han tenido tanta alergia a la popularidad y la prensa como él.

Famoso desde su nacimiento en 1956 al ser hijo del torero Luis Miguel Dominguín y la actriz Lucía Bosé, cuando en su etapa adolescente inició su carrera musical, Miguel fue presa de las revistas del corazón. Su belleza viscontiana y el éxito de su single “Linda” en 1977 lo convirtió también en uno de los hombres más deseados por las mujeres españolas.

Ana Obregón  y MIguel Bosé en los 70

En 1978 ocupó muchas páginas rosas con sus supuestas historias de amor. Se le adjudicaron relaciones con mujeres como Andrea Bronston, hija del famoso productor de cine americano Samuel Bronston, o Lolita Flores. Él se dejaba fotografiar y en sus declaraciones se mostraba ambiguo. En ese año se inicia su única relación reconocida, con la actriz Ana Obregón. Con idas y venidas, su historia fue registrada en las portadas durante cuatro años.

Tras la revelación de su historia de amor con Ignacio Palau, se confirman los rumores que persiguieron al cantante desde el principio de su carrera sobre su condición sexual. A pesar de confesar su historia con la actriz y bióloga, muchos medios nunca se la tomaron en serio. El pasado verano, en una emisión del programa “Lazos de sangre” de TVE dedicado a los Dominguín, el veterano periodista Carlos Ferrando al ser preguntado por la historia entre Ana y Miguel exclamó: “¿Pero qué relación? Eran amigas y conocidas”.

De ser cierto, esto no sería tan raro. En los años 70 muchas discográficas ocultaban con relaciones sentimentales falsas la homosexualidad de artistas que tenían a las quinceañeras como público potencial. Uno de los cantes que en su momento competía por ser el rey del fenómeno fan contra Miguel, Pedro Marín, confirmó años después estas maniobras de las discográficas: “Lo hacían como cuando en los años 40 en Hollywood tapaban que Cary Grant era gay. Con veinte años te dejas llevar porque piensas que es lo mejor. Con cuarenta pues como que no te ves saliendo con una señora para disimular”. Esto que parecen prácticas del pasado se siguen realizando en algunos ámbitos como el del fútbol.

A partir de los años 80 Miguel se cerró en banda a hablar de su vida sentimental y nunca confirmó relaciones ni con mujeres ni con hombres. Solo hizo una excepción con la transexual Amandea Lear, la musa de Salvador Dalí, que confesó en sus memorias haber sido la encargada de desvirgar al joven cantante. Por su parte, el bailarín Nacho Duato aseguró haber tenido una historia sentimental en 1979 en Nueva York con Bosé cuando formaba parte del cuerpo de baile del cantante. Miguel, como hemos dichos, dio la callada por respuesta.

Toni Cantó en una secuencia de “En penumbra” donde conoció a Miguel Bosé

Respecto a la rumorología, la prensa especuló en los años ochenta con historias de Miguel con hombres como Rafa Sánche, el cantante de La Unión o el actor Toni Cantó. Bosé y el hoy diputado de Ciudadanos se conocieron durante el rodaje de la peculiar película de terror “En penumbra” (1985). Tony tenía veinte años y Miguel nueve más. En 1987 Bosé confesó estar atravesando una gran depresión y algunos medios achacaron este estado anímico a la ruptura de su supuesta relación. Irónicamente, la revista “Semana” en esa época hablaba de un presunto romance entre Cantó y Ana Obregón.

En fechas más recientes, a Miguel se le adjudicaron affaires más o menos creíbles con gente como el actor porno Nacho Vidal o el cantante italiano Tizziano Ferro. Miguel nunca ha confirmado ni desmentido estas historias. Su obsesión por la privacidad es tal que, a penas concede entrevistas en nuestro país e incluso interrumpe aquellas que pretenden ir más allá como ocurrió con la periodista Samantha Villar a quien expulsó de su casa durante la grabación de un reportaje para Cuatro.

Ahora, irónicamente, su intimidad ha sido desvelada por quién la compartió con él durante más de 26 años. Una historia que no apunta a tener un final tranquilo.

 

Fuente: https://elcierredigital.com/investigacion/339447922/miguel-bose-custodia.html