Nuestro Insólito CNE: Como Cristo puede resucitar a los muertos y hacerlos Concejal

LO HE VISTO TODO…

Increíble, pero cierto. Sólo ocurre en Venezuela.

Una candidata a concejal “estando muerta” al momento de las elecciones del pasado 09#Dic, resultó electa concejal, y además con sus credenciales listas, emitidas por la Junta Electoral Municipal, para ser proclamada y juramentada.

En efecto, la candidata Érika Barrios Debón, falleció el pasado mes de noviembre, pero aún así resultó electa y reconocido su triunfo como tal.

El Diario Los Andes, Trujillo, hizo pública la información que no deja de sorprender a los trujillanos. El mismo CNE es el ente rector del Registro Civil de Venezuela, y no sabía que estaba muerta la candidata Barrios Debón.

Tamara Suju criticó el proceso del domingo por este hecho y dijo en su cuenta de Twitter: “#AunqueUstedNolocrea: la eligieron concejal el pasado domingo, a pesar de haber fallecido. Como lo llamamos?”

La Nota original del Diario Los Andes el 12-12-2018:

En Valmore Rodríguez los electores sufragaron por una dama fallecida

Las elecciones del circuito dos correspondiente a la parroquia Valmore Rodríguez de Sucre, pudieran ser declaradas nulas en lo que se refiere a la elección del concejal del señalado circuito, pues el Psuv no hizo las correcciones que debería haber hecho, ya que la candidata presentada Erika Barrios Daboín, quien encabezaba el circuito junto con Ricardo Simancas falleció en los últimos días de noviembre, por lo que había que hacer la corrección y la votación debería de haber sido, al igual que la credencial del CNE para Alfredo Alexis Contreras Peñaranda, el que le seguía a la fallecida.

Ayer en la entrega de credenciales, era imposible que se presentara Erika Barrios, sin embargo la credencial que aparece en el sistema del CNE suscrita por el presidente de la junta y su respectiva secretaria está a nombre de la dama, ya fallecida.

Ver Twitter de Tamara Suju:

Fuente Diario Los Andes

Anuncios

La corrupción se sigue comiendo la Revolución

 

 

Me causo mucha gracia, las palabras de Elías Jaua esta semana sobre la corrupción. ¿Ellos no la desmontaron? No podían. Es intrínseca al proceso iniciado por Hugo Chávez en 1998.

Por ejemplo, les hablo del Octavo plan Universal de Telecomunicaciones (OPSUT), Octavo Proyecto de Servicio Nacional, planificado en la frontera de la Guajira venezolana,  para implementar y darle operatividad al nuevo sistema de surtir Gasolina. La inversión y su Robo por corrupción, según información que manejo, deja en pañales a Gorrín y al Tuerto Andrade.

En su página web se lee:

Este proyecto implica el despliegue de 6.886,22 Km de fibra óptica a lo largo y ancho del   territorio   nacional,   con   213   puntos   de   presencia   (Nodos),   y   un   Centro   de Operaciones de la Red dotado de un centro de datos y de una plataforma telefónica de   próxima   generación   que   permitirá   los   servicios   de   transporte   de   datos, procesamiento   de   llamadas   (señalización,   enrutamiento,   facturación),   acceso   a centro de datos (hospedaje Web, e-mail, respaldo de datos), multidifusión de video-contenidos encapsulados en IP, entre otros.  De esta forma, se beneficiará a la población en 18 estados del país, quienes tendrán a largo plazo con el despliegue de redes de acceso, servicios de telefonía e Internet, lográndose la inclusión de un amplio sector de la población. ( http://www.conatel.gob.ve/octavo-proyecto/)

Conversando con trabajadores de CANTV, me informaron de ese sistema. Se encontraron con esto:

En la frontera, en todo lo que llaman Troncal del Caribe, desarrolló CANTV un proyecto, mil millonario, que solo lo venía a inspeccionar el presidente de la empresa.  Más nadie podía meter la nariz en eso. Era un proyecto de tendido de antenas, con repetidores para garantizar conectividad en todo el eje fronterizo y de ciudad. Lo han manejado como una caja negra. Trabajadores me dicen apenas fuimos a Paraguaipoa y Sinamaica. Inspeccionaron por lo menos tres torres y cuál fue la sorpresa: Eran puros cascarones vacíos.  La inauguración estaba pautada para 2017 y no pudieron. No puedo asegurarlo, tal vez ni Maduro la sabe. Ahora hay un problema: Esa conectividad la garantizó Manuel Fernández, Presidente de CANTV y protegido del Canciller Arreaza. En ese guiso pudiéramos estar hablando de más de 2 mil millones de $ dólares y aún no ha reventado,  o no es del conocimiento público. Por una cifra similar acaban de detener a un empresario italiano y su mujer en Lecherías Estado Anzoateguï. Queda a las autoridades meterle el ojo a esto. Si no señalo responsables, es por el impedimento de poder averiguar más, sobre todo en la frontera. En el año 2014 se promociono un avance de la obra en más de un 70%. La realidad habla por sí sola.

Los ciudadanos en Venezuela, sufrimos la pérdida del internet y la telefonía de CANTV. Los trabajadores o una mafia, te ofrece la solución del problema, a través de una operación mercantil. Después de saber esto, uno empieza a entender. Mientras desaparece CANTV, se fortalecen algunas empresas donde se señalan participaciones de determinados personajes y se vende la empresa a “precio de gallina flaca”, a los chinos o a otros consorcios. Dios nos Proteja.

¿Quién LES CREE? El autodenominado CHAVISMO ORIGINARIO, habla de una época Post Chávez, donde las bases elegirán el auténtico sustituto de Hugo Chávez. Yo pienso lo contrario. Nunca debe regresar una figura semejante y menos basada en su pensamiento, absolutamente atrasado y dañino. Queremos una nueva era en Venezuela, sin la cuarta, sin la Quinta, sin Hugo Chávez y su pensamiento, sin mesianismos. Jaua se contradice cuando afirma culpa de los problemas económicos del país a la “agresión extranjera”.

Con Amigos como Lacava Maduro no Necesita enemigos Eso dice Ameliach, al escuchar del mencionado la palabra “error” sobre el tema económico por parte del Gobierno Nacional.

PDVSA Trabajadores me informan de un accidente en el centro del Lago de Maracaibo, el día sábado 8 de diciembre pasado. Los sobrevivientes tuvieron suerte porque casi todas las lanchas están desvalijadas y fuera de servicio. Igual sucede con las instalaciones petroleras. Se están llevando material para Colombia. Las autoridades están informadas y al parecer nada hacen. (https://www.youtube.com/watch?v=LBsRxMh7hQc&t=7s)

LA RAZON DE DELSA Ella presentó sus argumentos. José Luis Farias, por cierto de manera muy grosera e inapropiada, dio los suyos.  Hablar después que fuiste por muchos años beneficiario, me parece un error. Calladitos y firmes era mejor. Por mis tantos años de militante y dirigente, se lo ocurrido a Delsa. Es lo mismo de muchos. Sucedió con Leopoldo cuando estuvo en UNT. Es muy simple: La lealtad es una condición de doble vía y no solo de venida para el denominado líder. Si a mí me pagaran los dólares suficientes pudiera escribir  una biografía política de Rosales: De Santa Bárbara a Maracaibo, lo que no se ha dicho… El otrora líder del Zulia pide y exige lo que no da. Esa lealtad sin condición, cuando todos sus movimientos están en un tablero de ajedrez. Delsa, como buena mujer perdonó lo de enero de este año, NO OLVIDO. Los hombres no perdonamos pero olvidamos. He allí la diferencia. Delsa va hacia un nuevo partido, con mucha falta de originalidad y aún tiene tiempo de enmendar el nacimiento de su nueva estructura. ¿Quién financia? Me dice el coordinador del Zulia Juan Carlos Fernández, que es un movimiento. Indudablemente busca ser partido. En todo caso se confirma lo que dije hace semanas.

NO FUE UNA ELECCIÓN FUE UNA DECISIÓN, donde la oposición voluntariamente escogió un camino. Si fue bueno o malo, dependerá del próximo 10 enero 2019. El 72% de los electores no voto. El PSUV utilizando todos los abusos posibles, que le dio el hecho de ir prácticamente solo, obtuvo 3407594 votos. ¿Qué paso con los beneficiarios del Carnet de la Patria y todas las guarandingas inventadas para controlar y manipular?

5 DE ENERO 2019 La irrita Asamblea Nacional Constituyente confirmó que la instalación de los concejos municipales se postergó para el 5 de enero, justo el día que se instala el cuarto periodo de sesiones de la Asamblea Nacional, que está en manos de la oposición. Decisión política de las autoridades del Partido Socialista Unido de Venezuela.

YA BASTA Un concejo a todo el liderazgo y la dirigencia política opositora: No queremos firmar ni participar en más congresos, elaboración de documentos, etcétera. Es muy simple: los ciudadanos esperamos sus acciones en enero del 2019. ¿Hay o no la testosterona suficiente para tomar la decisión en la AN? Debe declararse la vacante absoluta de la figura Presidencial y asumir las consecuencias. Todo lo demás sobra. Si no lo hacen, sabremos y confirmaremos cuál es su juego.

Nueva Esparta

Como en el resto de Venezuela, el pernil solo llegó a un sector privilegiado de ciudadanos. Sobre todo, aquellos que movilizaron votos por los concejales del PSUV. También se oyen denuncias contra el Protector del Estado, en el sentido de que estaría ofreciendo el producto a los hoteles de la Región. OTRA GRAVE FALLA, es que nadie hace nada para corregir la venta de boletos en dólares hacía o desde la isla. Sesenta (60) dólares mínimo cuesta un pasaje nacional.

Zulia:

Visitar el Mercado Las Pulgas, es la mejor prueba para verificar la mentira del Gobernador y del Alcalde de la ciudad capital. Siguen las mafias. Sigue el negocio del efectivo. Y de paso, el mercado es un vertedero de basura, donde se observan procesos extraños en su recolección y tratamiento.

Chavez VIVE Guerra ARIAS Vs PRIETO SIGUE: Hace poco citaron a un Gerente de Corpozulia, que tiene el apellido de un pueblo del Municipio Mara, por el robo de “Mereís” en Machiques de Périja y presuntamente fue detenido. Billy Gasca, hombre de confianza de Arias, también fue citado al CICPC por varios hurtos en la gestión gubernamental anterior, en especial por la Planta de Yuca, la cual supuestamente se vendió en “dólares” en Colombia (Maicao). Los trabajadores de CORPOZULIA no están contentos, aunque todos los empleados públicos manifiestan lo mismo: inconformidad con el salario. Detrás de esto, se presume esta Omar Prieto en respuesta a los escándalos policiales que lo han rayado nacionalmente y donde él señala como autor intelectual a Arias.

MARACAIBO WILLY CASANOVA DENUNCIA: El Alcalde acusa a los concejales salientes de EXTORSIONADORES. Lo serio es presentar las pruebas y diga si él, entrego por su genuflexión, dádivas o beneficios. Es triste observar su gestión. Varias veces he dicho que hasta el presente se muestra INÚTIL. No ha resuelto un solo problema. Además, acusar sin revisar lo que se dice de él y de los Boza a su alrededor, es irresponsable. Designar una nueva Presidenta del Concejo sin esperar y recaer el nombramiento en una persona completamente ajena al Municipio lo hace peor. De esta gestión se hacen “bromas” sobre comportamientos sexuales, sobre “guisos”, “amantes” o “novias” con poder y el Alcalde en lugar de mejorar, solo aumenta las dudas. Triste.

EJE ZULIA-TRUJILLO

INSEGURIDAD El delito de extorsión aumenta. La oscura nocturna fomenta robos. AUXILIO PIDEN Habitantes de Mene Grande, Tomoporo, Santa Isabel y Agua Viva. La banda del “Cagón”, declaro TOQUE DE QUEDA y todos los transportistas, comerciantes y productores deben pagar Mil dólares por concepto de vacuna para transitar y trabajar. Se comenta la “peculiar” actuación de la GN, la PNB, el CICPC y las policías regionales. Los Gobernadores tienen la palabra

Escúchame de lunes a viernes a las 6am por https://www.spreaker.com/show/caigaquiencaigaradio y por mi canal de youtube https://www.youtube.com/c/caigaquiencaigacqctv/live. También a las 7pm por LUZ RADIO FM 102.9 (Maracaibo) Vía periscope y twitter @angelmonagas.

 

AUDIO #13Dic Titulares CAIGA QUIÉN CAIGA Decimos YA BASTA de Documentos

En Youtube

Spreaker.com

https://widget.spreaker.com/player?episode_id=16459068&theme=light&playlist=false&playlist-continuous=false&autoplay=false&live-autoplay=false&chapters-image=true&episode_image_position=right&hide-logo=false&hide-likes=false&hide-comments=false&hide-sharing=false

AUDIO #11Dic Titulares Caiga Quién Caiga Rusos no llegaron primero, sencillamente no se han ido

AUDIO EN YOUTUBE

AUDIO EN SPREAKER.COM

https://widget.spreaker.com/player?episode_id=16439651&theme=light&playlist=false&playlist-continuous=false&autoplay=false&live-autoplay=false&chapters-image=true&episode_image_position=right&hide-logo=false&hide-likes=false&hide-comments=false&hide-sharing=false

#OPINIÓN El día que la crisis se vino a vivir con nosotros por Sociólogo Ender Arenas @RojasYArenas

Hace cinco años lo escribí, julio de 2013, era un viernes al mediodía, iba por la avenida Delicias, en el cruce con avenida Universidad, cuando un joven moreno, bien vestido, montado en una moto nos intercepta, saca a relucir una pistola enorme la pone en la cabeza de mi hija menor -que iba sentada a mi lado en el puesto de copiloto- y amenazando de meterle un tiro en la cabeza nos pidió los teléfonos. Ese día mi hija decidió abandonar el país, desde entonces la he visto en una sola ocasión, durante 12 días que seguramente estarán en mis recuerdos cuando me llegue el delicado momento.

Ya había muerto Chávez, y la crisis que él había iniciado, parecía que podía ser manejada de manera más o menos eficiente si el nuevo gobernante, elegido también por él, hubiese sido un hombre inteligente, realista y que superara las rígidas limitaciones ideológicas que habían caracterizado al régimen desde sus inicios. Pero no, estábamos frente al peor dirigente de la historia del país. La crisis empezó a desarrollarse y terminó por colonizar la vida cotidiana de todos los venezolanos.

Como nunca antes, todas las historias personales, la de mi hija por ejemplo y la de tres millones de venezolanos que se han ido del país (pueden ser más, facebook dice tener 3 millones y medio de venezolanos conectados en el exterior de Venezuela) más los veinticinco millones que quedamos viviendo aquí, están siendo intervenidas por la política y el errado modelo económico implementado por el régimen, la inseguridad social y personal. Es decir, factores externos, digamos, que sistémicos y estructurales que han invadido nuestra vida personal y hasta íntima cambiándola y reordenándola.

Profesores universitarios, periodistas, brillantes médicos, ingenieros, profesionales de todas las áreas y miles de pacíficos individuos, muchos de los cuales ni siquiera habían participado en eventos de protestas, se convirtieron en lavadores de baños o como le gusta decir peyorativamente a Maduro en “lavapocetas”, cuidadores de carros, mesoneros, vendedores ambulantes de chucherías, en prostitutas, etc. Es gente que cambió su vida y que no volverá a ser como antes. La crisis los refundó. Porque no es que la crisis está fuera de ellos, es decir, de nosotros, por estar dentro de nosotros, por estarla sufriendo y por habernos definitivamente colonizado, es que ella existe transformándonos incluso en lo que nunca quisimos ser.

Aquellos que hasta hace poco gritaban “con hambre y desempleo con Chávez me resteo” hoy caminan por el continente, no con la espada de Bolívar anunciando el nuevo amanecer, sino tratando de mitigar su hambre y buscando empleo en países vecinos. La crisis no distingue ahora entre “patriotas” o “escuálidos”, sus efectos es lo más democráticamente repartido en el país, por supuesto con la exclusión de la cúpula que gobierna.

Por eso, ahora, para poder pararme frente a la crisis y mantener uno o dos huesos sanos, me pierdo en “el rio de mis recuerdos” y recreo los maravillosos doce días que pasé con mi hija Ana Virginia.

Soc. Ender Arenas Barrios

#IMPELABLE #Reportaje En 1998, los venezolanos eran ricos y no lo sabían por @HolmanRodriguez

Con el chavismo, Venezuela pasó de ser uno de los países más prósperos de la región a la ruina.

La Venezuela modelo 2018 es otro país, muy diferente al de 1998 y en casi todos los aspectos ha desmejorado. Incluso, de acuerdo con las cifras, esa rica nación muestra hoy algunas facetas de hace 50 y hasta de hace 60 años.

Venezuela era una potencia latinoamericana. Un país que gracias a los inmensos recursos petroleros se daba el lujo de contratar trabajadores extranjeros (entre ellos, decenas de miles de colombianos) o importar miles de toneladas de los mejores alimentos de Europa, Asia y Estados Unidos.

Su poderío económico se podía constatar con el hecho de que tuvo una frecuencia semanal Caracas-París, y viceversa, del Concorde de Air France, el avión más sofisticado y con pasajes más costosos de los años setenta y ochenta en el mundo, y a cuyo territorio arribaban y del que salían las más importantes aerolíneas del mundo, además de que tenía una compañía aérea nacional de peso como lo fue Viasa.

Ni qué decir de sus impresionantes autopistas, puentes, edificios o represas, que en los años setenta y ochenta eran la admiración y envidia de los latinoamericanos.

Precisamente y como hecho anecdótico, 1998 fue el último año en el que Venezuela tuvo el mayor producto interno bruto per cápita (relación entre el valor total de todos los bienes y servicios generados por la economía en un año y el número de sus habitantes) de América Latina. Hoy, 20 años después, la patria de Simón Bolívar está en el octavo lugar en esa medición y casi a la par de algunas naciones centroamericanas que luchan por salir de la miseria.

Pero eso es apenas el comienzo de la destorcida que ha estado viviendo Venezuela.

Aunque en los primeros años del chavismo, a decir verdad, el país obtuvo logros importantes en materia social y económica, gracias a la renta petrolera, que con una producción de más de tres millones de barriles diarios permitió llevar a cabo grandes obras que, por ejemplo, bajaron la pobreza del 49 al 18 por ciento.

Sin embargo, ese modelo era insostenible en el tiempo, pues los precios cayeron y la producción de crudo declinó por falta de mantenimiento, sabotajes y también por una gran huelga de trabajadores petroleros entre finales del 2002 y comienzos del 2003 que golpearon la industria petrolera, la gallina de los huevos de oro de la economía venezolana.

Fuentes: Fondo Monetario Internacional, Banco Mundial, Banco Central de Venezuela, OPS , Ministerio de Planificación, FAO, Unicef. Cálculos Universidad Central de Venezuela. Foto: Internacional

Pero quizá lo más grave que le haya sucedido a ese país en 20 años de Revolución del siglo XXI es algo que ha estado taladrando el estilo de vida que solían llevar los venezolanos y se traduce en una involución en aspectos como la pobreza, que casi se multiplicó por cinco y hoy muestra una alarmante cifra que se aproxima al 90 por ciento de la población.

Además, ese país está experimentando un extraño fenómeno que según el sociólogo Édison Arciniega, de la Universidad Central de Venezuela, no sucedía desde la Guerra Federal (1859-1863) y es una “regresión demográfica explicada, entre otros aspectos, por el aumento de las muertes por todo tipo”. Arciniega le dijo a EL TIEMPO que en 2015 murieron 107.000 personas y tres años después, la cifra será cercana a las 180.000 personas.

Fuentes: Fondo Monetario Internacional, Banco Mundial, Banco Central de Venezuela, OPS , Ministerio de Planificación, FAO, Unicef. Cálculos Universidad Central de Venezuela. Foto: Internacional

¿De 29 a 25 millones?

A esto hay que sumarle el éxodo de ciudadanos que comenzó hace 13 años, pero se ha acentuado en los últimos cuatro por la crisis económica. De acuerdo con algunas ONG, podría hacer que de los cerca de 29 millones de habitantes que hay en la actualidad, en el 2020 queden apenas poco más de 25 millones. Para el investigador, “Venezuela hoy debería tener 31 millones de habitantes”.

Esto explica, según Arciniega, otro hecho paradójico y es que con la destrucción de gran parte del aparato productivo, que ha ocasionado un desplome de las exportaciones y la pérdida de miles de empleos, el país se ha convertido en un exportador neto, pero de capital humano, de todo nivel.

Y para completar, la expectativa de vida, un indicador que en un país normalmente muestra incremento, por el mayor acceso a la salud, mejores medicinas o alimentos, en esa nación muestra una caída real, pues en 1998 era en promedio de 72 años y en la actualidad se ubica en un promedio de 70, según la Universidad Central.

Fuentes: Fondo Monetario Internacional, Banco Mundial, Banco Central de Venezuela, OPS , Ministerio de Planificación, FAO, Unicef. Cálculos Universidad Central de Venezuela. Foto: Internacional

El otro signo importante que ha marcado a la sociedad venezolana en los últimos años ha sido la escasez de todo tipo de artículos de primera necesidad como los alimentos, las medicinas, los implementos de aseo y los repuestos.

La falta de divisas para que el sector privado importe y la destrucción de la riqueza se han convertido en un nudo para la producción y la exportación, con lo que deja en manos del petróleo, con apenas 1,1 millones de barriles de producción al día (lejos de los más de 3 millones hace 20 años) la responsabilidad del 95 por ciento de los ingresos del país.

Fuentes: Fondo Monetario Internacional, Banco Mundial, Banco Central de Venezuela, OPS , Ministerio de Planificación, FAO, Unicef. Cálculos Universidad Central de Venezuela. Foto: Internacional

El ingeniero agroindustrial Jhoender Jiménez, dirigente del partido opositor Voluntad Popular, le dijo a EL TIEMPO que “hay un sentimiento de desesperanza y a la gente no le importa nada”. “Hace tres meses, el gobierno lanzó un paquete de medidas económicas y, adicionalmente, la semana pasada subió 150 por ciento el salario mínimo, pero hoy ese sueldo equivale a 5 dólares’.

En plena temporada navideña, dice Jiménez, “los venezolanos difícilmente van a poder conseguir para comer la hallaca, tradicional en estas fiestas”.

Hay un sentimiento de desesperanza y a la gente no le importa nada.

Fuente HOLMAN RODRÍGUEZ
Redacción Internacional
EL TIEMPO
– @holmanrodriguez

 

#Reportaje del New York Times: La Doble Moral de un Presidente en el caso de la Inmigración

El ama de llaves indocumentada que tendía la cama de Trump

Durante más de cinco años, la guatemalteca Victorina Morales (foto)  ha tendido la cama de Trump y ha desempolvado sus trofeos en el club del presidente estadounidense en Bedminster, Nueva Jersey, aunque estaba en el país de manera ilegal. No era la única en esa situación.

Victorina Morales en su hogar en Bound Brook, Nueva Jersey. Ella se fue de Guatemala en 1999 e ingresó de manera ilegal en Estados Unidos. Comenzó a trabajar en el club de golf de Trump en Bedminster, Nueva Jersey, en 2013. Crédito foto (arriba) Christopher Gregory para The New York Times

Nunca pensó que conocería gente tan importante.

BEDMINSTER, Nueva Jersey — Durante más de cinco años como ama de llaves en el club de golf de Trump en Bedminster, Nueva Jersey, Victorina Morales ha tendido la cama de Donald Trump, ha limpiado su retrete y desempolvado sus trofeos de golf de cristal. Cuando él visitó el club como presidente, se le indicó que debía portar un pin con la forma de la bandera estadounidense adornado con un logo del Servicio Secreto.

Debido al “sobresaliente” apoyo que ha brindado durante las visitas de Trump, Morales recibió en julio un certificado de la agencia de comunicaciones de la Casa Blanca con su nombre inscrito en el documento.

Todo un logro para un ama de llaves migrante sin papeles.

El recorrido de Morales desde cultivar maíz en Guatemala hasta arreglar las almohadas en un club de golf exclusivo la llevó desde la frontera suroeste, donde ella dijo que cruzó de manera ilegal en 1999, al área de los caballos de Nueva Jersey, donde fue contratada en la propiedad de Trump en 2013 con documentos que eran falsos, según ha indicado.

Morales dijo que no era la única trabajadora en el club que estaba en el país de manera ilegal.

Sandra Díaz dijo que no tenía documentos cuando trabajó en el club de golf desde 2010 hasta 2013. Crédito Foto Christopher Gregory para The New York Times

Morales y Díaz se acercaron a The New York Times a través de su abogado de Nueva Jersey, Aníbal Romero, quien las representa en asuntos migratorios. Morales dijo que ella entendía que podía ser despedida o deportada como resultado de divulgar esta información, aunque ha solicitado protección conforme a las leyes de asilo. Morales también analiza presentar una demanda por abuso laboral y discriminación.

En entrevistas en español, por separado, que duraron varias horas, Morales y Díaz brindaron relatos detallados de su trabajo en el club y de sus interacciones con la administración, incluido Trump. Ambas mujeres describieron al presidente como exigente pero amable, y que a veces les daba grandes propinas.

Aunque a menudo no tenían claro las fechas precisas en que ocurrieron los eventos, parecían recordar sucesos clave y conversaciones con precisión.

Morales ha tenido tratos con Trump desde hace muchos años; su esposo confirmó que en ocasiones ella llegaba feliz a casa porque el propietario del club le había hecho un elogio o le había dado una propina de 50 dólares, a veces de 100 dólares.

Para comprobar que de verdad era empleada del club de golf de Trump, The New York Times revisó los recibos de pago y los formatos de impuestos de Morales, los cuales señalan al club de golf como su empleador. Ella también presentó su identificación individual como contribuyente, un número de nueve dígitos emitido por el Servicio de Impuestos Internos a los extranjeros para permitirles declarar impuestos sin ser residentes permanentes de Estados Unidos. Tener un número no confiere permiso para trabajar.

El Times también examinó los documentos que Morales presentó como prueba de que tenía permiso para trabajar —una green card y una tarjeta de seguridad social, las cuales dijo que compró a alguien en Nueva Jersey que elabora documentos falsos para inmigrantes—. Buscamos el supuesto número de seguridad social de Morales en varias bases de datos de registros públicos y ninguno arrojó un resultado, lo que es a menudo un indicador de que el número no es válido. El número en el reverso de la green card que Morales tiene registrada en el club de golf no corresponde con el formato de números usado en la mayoría de las tarjetas de residencia legítimas. Por ejemplo, incluye iniciales que no son iguales a las de cualquier centro de servicio migratorio que emiten las green cards.

Díaz entregó documentos similares, aunque como ella ahora cuenta con la residencia legal le fue entregada una tarjeta de seguridad social genuina y una green card.

The Trump Organization, la propietaria del club de golf, no realizó comentarios específicos sobre Morales o Díaz. “Tenemos decenas de miles de empleados en todas nuestras propiedades y tenemos prácticas de contratación muy estrictas”, dijo Amanda Miller, la vicepresidenta sénior de Mercadotecnia y Comunicaciones Corporativas de la compañía, mediante un comunicado. “Si un empleado entregó documentación falsa en un intento de violar la ley, será despedido de inmediato”.

La Casa Blanca declinó hacer comentarios.

Trump inauguró el club de golf en 2004 y ha pasado unos setenta días en Bedminster, ya sea una parte o la jornada entera, desde que asumió el cargo. Crédito Foto Christopher Gregory para The New York Times

Que Morales haya podido conseguir un empleo con lo que ella afirma eran documentos falsos no es sorprendente: un estimado de ocho millones de migrantes no autorizados son parte de la fuerza laboral estadounidense, y es un secreto a voces que muchos negocios, especialmente en el sector de servicio, los contratan.

Trump tiene un largo historial de depender de los migrantes en su club de golf y hoteles. A pesar de que en 2017 firmó una orden ejecutiva de “Compra estadounidense, contrata estadounidense” que hacía más estrictas las visas para los trabajadores extranjeros, sus compañías han contratado a cientos de extranjeros mediante visas de trabajador invitado.

Al contratar a trabajadores que ya se encuentran en Estados Unidos, se requiere que los empleadores examinen los documentos de identidad y autorización de trabajo y que los registren en un formato de elegibilidad de empleo. Sin embargo, no se requiere que las compañías, en la mayoría de los casos, tomen medidas adicionales para verificar la autenticidad de los documentos. Debido a que falsificar estas identificaciones es tan sencillo, E-Verify —cuyo uso es obligatorio en veintidós estados— es ese paso adicional de verificarlas contra registros guardados por la Administración de Seguridad Social y el Departamento de Seguridad Interna.

La lista federal publicada en línea de empleadores que usan el sistema E-Verify incluye al club de golf de Trump en Carolina del Norte, un estado en el que es obligatorio, pero el club de Bedminster de Nueva Jersey, donde no lo es, no aparece en la lista.

Durante su campaña, el presidente estadounidense exhortó a expandir el programa a lugares de trabajo en todo el país. Hasta ahora, eso no ha ocurrido.

Trump inauguró su club en el opulento vecindario del condado de Somerset, Nueva Jersey, en 2004. Después de comprar la propiedad de 200 hectáreas a un grupo de inversionistas en 2002, Trump plantó árboles de arce en la entrada y construyó dos campos de golf de dieciocho hoyos; su diseño fue inspirado por los jardines del Palacio de Versalles. La primera cuota de la membresía es superior a los 100.000 dólares.

La propiedad tiene de cuarenta a ochenta empleados; la plantilla depende de la temporada. En la mayoría de los casos, los trabajadores de los servicios básicos son nacidos en el extranjero. Los migrantes mantienen las áreas verdes regadas y arregladas; limpian y dan mantenimiento a las casas de campo y suites que rodean la piscina climatizada.

El presidente estadounidense ha pasado unos setenta días en Bedminster, ya sea la jornada completa o parte de ella, desde que asumió el cargo. Posee una residencia de dos pisos en la propiedad; su hija Ivanka y su esposo, Jared Kushner, se casaron en el club en 2009, y también tienen una casa de campo.

El trabajo en Bedminster, en el que Morales gana 13 dólares la hora, es uno de varios que ella dice que ha tenido desde que llegó a Estados Unidos en 1999, cuando cruzó sin ser detectada hacia California después de un viaje de seis semanas en autobús y a pie.

Después de que llegó a Los Ángeles, un contacto le brindó un número de seguridad social falso y una identificación que le dijeron le permitiría conseguir un empleo. Entonces voló a Nueva Jersey, donde se encontró con su esposo, quien había llegado unos meses antes.

A principios de 2013, un amigo que trabajaba en el club de golf de Trump le dijo que la administración estaba buscando amas de llaves.

Morales estaba entusiasmada: el salario sería de 10 dólares la hora, mayor a los 8,25 dólares que estaba ganando al limpiar habitaciones en un hotel.

De acuerdo con Morales, cuando llegó a la entrevista, la supervisora de amas de llaves le mostró el lugar y le solicitó que demostrara sus conocimientos para desempeñar el trabajo. La supervisora le pidió que se reportara para trabajar a la mañana siguiente a las 6:00, con sus documentos.

Morales dijo que le comentó que no tenía documentos legales de trabajo. “Le dije: ‘No tengo papeles legales’. Ella me dijo que llevara los que usé en el hotel”, recordó Morales.

Para el momento en el que Morales fue contratada, Díaz había estado trabajando en el club desde 2010 y tenía la tarea de limpiar la residencia de Trump.

Chocolates M&M’s que fueron repartidos durante una de las visitas del presidente Trump al club de golf. Crédito foto Christopher Gregory para The New York Times

Cuando Trump visitó el club de golf, le pdieron a Morales que portara un pin con una bandera estadounidense con el logo del Servicio Secreto.Crédito Foto Christopher Gregory para The New York Times

Díaz dice que lavó y planchó los calzones blancos, camisetas de golf y pantalones de color verde olivo de Trump, así como sus sábanas y toallas. Todo lo perteneciente a Trump; su esposa, Melania, y su hijo, Barron, era lavado aparte con detergente especial en una lavadora más pequeña, dijo.

“Es extremadamente meticuloso acerca de todo. Si llega repentinamente, todos corren como locos”, porque Trump inspecciona todo en detalle, dijo Díaz.

Recordó un momento angustiante en 2012, cuando Trump se acercó a ella y le pidió que lo siguiera a la casa club, una mansión georgiana renovada de la década de los treinta, donde él pasó sus dedos por los bordes de los marcos en las paredes y sobre las superficies de las mesas para comprobar si había polvo.

“Realmente hiciste un gran trabajo”, dijo Díaz que el ahora presidente le comentó, y le dio un billete de 100 dólares. Ese mismo año, afirmó Díaz, Trump tuvo un arranque de ira por unas manchas naranjas en el cuello de su camiseta blanca de golf, que Díaz describió como remanentes de su maquillaje, que ella tuvo dificultades para eliminar.

Cuando Morales se unió al equipo de amas de llaves en 2013, Díaz estuvo a cargo de entrenarla y comenzó a llevarla para limpiar la casa de Trump. En noviembre de ese año, cuando Díaz renunció, Morales y la supervisora de amas de llaves asumieron el trabajo de limpiar juntas la casa.

Morales dijo que nunca olvidará el día en que Trump llegó a la tienda de profesionales en su carrito mientras ella lavaba sus grandes ventanas en arco. Al notar que Morales, quien mide alrededor de 1,50 metros, no podía alcanzar la parte superior, dijo: “Disculpe”, tomó su trapo y lo pasó por la parte superior del vidrio.

Trump le preguntó a Morales su nombre y de dónde era originaria, recuerda ella. “Yo dije: ‘Soy de Guatemala’. Él dijo: ‘Los guatemaltecos son personas muy trabajadoras’”. El presidente le entregó un billete de 50 dólares. “Me dije a mí misma: ‘Dios lo bendiga’. Yo pensé que era una buena persona”, recordó Morales.

Poco después, Trump lanzó su campaña a la presidencia, en junio de 2015, recordó Morales; uno de los gerentes la llamó para decirle que ya no podía continuar trabajando dentro de la casa de Trump.

Dijo que por aquella época a varios trabajadores —que ella mencionó que también trabajan sin documentos— les recortaron las jornadas laborales de cinco días a la semana a tres. “Los trabajadores se apanicaron. Muchas personas simplemente se fueron”, aseguró.

Dos meses después de la toma de posesión de Trump, en marzo de 2017, Morales dijo que ella y otros trabajadores recibieron un nuevo manual de empleados.

En una sección titulada “Cumplimiento migratorio”, el manual menciona que se requiere que los empleados presenten documentos especificados por el gobierno federal. “Aquellos que se descubra que han falsificado información no serán elegibles para un empleo”, indica el manual.

Morales dijo que le dieron un nuevo formato para firmar. Ella no podía entender el formato, afirmó, pero Romero, su abogado, mencionó que es probable que fuera un documento de elegibilidad de empleo actualizado —un formato que, como el previo, hace referencia a sus documentos falsificados—.

En algún momento del año pasado, dijo, uno de los gerentes le comentó que debería conseguir una nueva tarjeta de residencia y una nueva identificación de seguridad social porque había problemas con sus identificaciones actuales.

Morales ofreció un relato detallado de lo que ocurrió, pero no fue posible confirmar de manera independiente lo ocurrido. Según sus recuerdos, ella le mencionó al gerente que no sabía cómo obtener nuevos documentos falsos.

“No sé dónde conseguirlos”, afirma que le dijo.

Según ella, el gerente le sugirió que hablara con un empleado de mantenimiento que sabía dónde adquirir nuevos documentos. Cuando el empleado de mantenimiento le dijo que los nuevos papeles costarían 165 dólares, Morales le comentó al gerente que no tenía el dinero. “Me dijo: ‘No te preocupes. Te prestaré el dinero’“, mencionó.

Morales agregó que el empleado de mantenimiento la llevó en auto a una casa en Plainfield, Nueva Jersey, donde ella esperó en el vehículo mientras él se reunía con alguien en el interior. Morales dijo que no recordaba la dirección ni tenía registros del lugar.

Al día siguiente, recordó, el trabajador de mantenimiento le llevó una nueva tarjeta de seguridad social y una green card que parecía auténtica para remplazar a la otra que había “expirado”. Morales mencionó que el gerente hizo copias de los documentos para los archivos que se mantienen en la oficina administrativa del club.

Ya que Trump era presidente había más entusiasmo cuando llegaba. A Morales todavía le pedían que limpiara la residencia de Trump en algunas ocasiones, y tenía que portar un pin del servicio secreto cuando el presidente estaba en el lugar, dijo, muy probablemente para identificarla como una empleada.

A medida que los meses pasaron, Morales y otros empleados en el club de golf se molestaron cada vez más por los comentarios de Trump, que ellos sentían que degradaban a los migrantes de México y Centroamérica. El tono del presidente parecía dar valor a otros para hacer comentarios negativos, dijo Morales. La supervisora de amas de llaves frecuentemente hacía comentarios sobre el estatus legal vulnerable de los empleados cuando criticaba su labor, aseguró ella, a veces los llamaba “inmigrantes ilegales estúpidos” y que tenían menos inteligencia que un perro.

Morales sabe que tendrá que dejar su trabajo en cuanto su nombre y su condición laboral se hagan públicos. Ella entiende que podría ser deportada, pero también dice que está segura de que sus empleadores —tal vez incluso Trump— sabían de su estatus ilegal desde el principio.

“Me pregunto a mí misma: ‘¿Es posible que este señor piense que tenemos papeles? Él sabe que no hablamos inglés’”, dijo Morales. “¿Por qué no lo averiguaría?”.