#OPINIÓN Al día siguiente del 10 de enero…Por Orlando Viera-Blanco @OvieraBlanco

Lamentablemente a aquél coplero, cantinero y aprendiz de conspirador, la historia-injustamente-le concedería un gesto de impunidad para luego convertirse en Presidente de la República.

Chávez el conspirador
Nos comenta el Gral. Peñaloza que Chávez fue un conspirador desde 1983, [Samán de Güere]. Agrega: “Chávez nunca fue un realmente un soldado de tropa. Era un político”. Después de escuchar a Peñaloza me quedó el sinsabor que Chávez fue un personaje híbrido, un aventurero idealista que entre gallos y media noche, entre copla, cuatro y maracas, mucho ron, juerga y cigarrillo, trataba de darle seriedad de un complot. Pareciera que las cualidades de Chávez no eran el hombre hercúleo con el linaje de Ulises el pretendía exhibir. El rambocriollo de diestro manejo de revólver, sable y mando. Su virtud fue la disuasión y su mejor arma conducirse entre la adulancia y lo dicharachero.
Así en 1984 cuando estuvo en la mira del otrora Director General de la Academia Militar Gral. Olavarría superó una primera investigación por delito de rebelión militar. Precisamente por “simpático” y jolgorioso, fue desestimada la sospecha. Luego en 1989 el propio Gral. Peñaloza obtiene pruebas suficientes de que Chávez pensaba complotarse contra el gobierno de CAP al tiempo de su viaje al exterior. Pérez le entregó las pruebas [de Peñaloza] a su equipo de gobierno y desestimó acciones contra Chávez afianzado-según comenta el General-en los consejos del Ministro Jesús Carmona. Al verse desautorizado Peñaloza puso su cargo a la orden. Pérez no aceptó la renuncia. Peñaloza replicó diciendo que sólo aceptaría quedarse como Comandante de las FFAA si le permitían separar a Chávez de todo puesto de mando. Y así ocurrió. Al teniente Chávez lo enviaron a oriente “a vender golosinas” […] Peñaloza no le quitó la mirada a Chávez hasta su retiro de las FFAA en 1991. Meses más tarde vendría el Golpe Estado del 4F-1992 el cual muy al estilo del Teniente Coronel terminó siendo un desorden inútil, una sangrienta masacre e indigna rendición.
Lamentablemente a aquél coplero, cantinero y aprendiz de conspirador, la historia-injustamente-le concedería un gesto de impunidad para luego convertirse en Presidente de la República. No se equivocó Peñaloza. Uno de los pocos hombres que no fue seducido por el Chávez zalamero y fangoso quien con mismo estilo irresponsable destruyó la República.
23 de enero 1958. ¿Historia repetida? 
La salida de Marcos Pérez Jiménez el 23E de 1958 vino precedida de una suma de factores: 1.- Complot militar persuadido por Luis Llovera Páez (integrante del Gabinete Ejecutivo de Pérez Jiménez) y orquestado por los Coroneles Abel Romero Villate, Carlos Luis Araque Angulo, Hugo Trejo, Roberto Casanova y Pedro José Quevedo (Junta de Provisional); 2.- Una Junta Patriótica integrada por Fabricio Ojeda (URD), Guillermo García Ponce (PCV), Silvestre Ortiz Bucarán (AD) y Enrique Aristeguieta Gramcko (COPEI), siendo que los líderes más importantes como Rómulo Betancourt, Jóvito Villalba y Rafael Caldera estaban exiliados. Esta Junta Patriótica [que había protestado el plebiscito de 1957] llamó a un paro general los días 20 y 21 de Enero de 1958. Pérez Jiménez huye el 23E. El Vicealmirante Wolfang Larrazábal Ugeto presidió la Junta Provisional de Gobierno. De tal forma que el Golpe de Estado del 58 (para algunos un abandono de cargo), fue producto de una articulación interna de las FFAA en sintonía con el liderazgo político y bases populares sindicales. Queda claro en la historia que sin la unidad mínima de estos tres elementos no hay fuerza sustitutiva ni restitutiva.
El 4f. 11a. Historias desviadas… 
Chávez no logró coronar el 4F-92 porque carecía de organización real, capacidad persuasiva (a lo interno del gobierno, aunque muchos sabían) y ausencia de base popular (cuyas simpatías vinieron después)…El 11A 2002 Pedro Carmona Estanga, por su parte, lideró un movimiento civil sin respaldo militar articulado ni preparación política (acuerdo) para la transición. Pueblo, dirección política, articulación militar. Factores claves para aspirar a una restitución republicana y constitucional e incluso asegurar la transición. ¿Lo tenemos?
Maduro pisa un terreno sumamente frágil y débil en lo económico, político, social y militar. Sobrevive en el mando gracias a la dispersión de las fuerzas opositoras, la inmovilización de la población y la imposibilidad de una intervención de una comunidad internacional por no existir mínimamente un frente ciudadano de base popular coherente y en movimiento.
Si a ello agregamos la antipolítica-moralista pura y dura-misma que se ha apoderado de un sector que practica la política por redes sociales, no hay que ser un letrado para anticipar repeticiones de historias fracasadas de restauración democrática.
Maduro en su laberinto
Maduro quedará sólo en su laberinto cuando los venezolanos-al decir de Marianne Williamson-perdamos nuestro miedo mas profundo “a brillar, ser fabulosos y talentosos”. Y agregaría: disciplinados, obedientes y humildes. La historia de restitución republicana está a la vuelta de la esquina. Después del 10 de Enero pasará lo que tenga que pasar, si lo hacemos que pase…unidos, disciplinada y organizadamente. Gracias mi General. Ya verán su excelente e ilustrativa entrevista.
@ovierablanco

 

Anuncios