#Reportaje del New York Times: La Doble Moral de un Presidente en el caso de la Inmigración

El ama de llaves indocumentada que tendía la cama de Trump

Durante más de cinco años, la guatemalteca Victorina Morales (foto)  ha tendido la cama de Trump y ha desempolvado sus trofeos en el club del presidente estadounidense en Bedminster, Nueva Jersey, aunque estaba en el país de manera ilegal. No era la única en esa situación.

Victorina Morales en su hogar en Bound Brook, Nueva Jersey. Ella se fue de Guatemala en 1999 e ingresó de manera ilegal en Estados Unidos. Comenzó a trabajar en el club de golf de Trump en Bedminster, Nueva Jersey, en 2013. Crédito foto (arriba) Christopher Gregory para The New York Times

Nunca pensó que conocería gente tan importante.

BEDMINSTER, Nueva Jersey — Durante más de cinco años como ama de llaves en el club de golf de Trump en Bedminster, Nueva Jersey, Victorina Morales ha tendido la cama de Donald Trump, ha limpiado su retrete y desempolvado sus trofeos de golf de cristal. Cuando él visitó el club como presidente, se le indicó que debía portar un pin con la forma de la bandera estadounidense adornado con un logo del Servicio Secreto.

Debido al “sobresaliente” apoyo que ha brindado durante las visitas de Trump, Morales recibió en julio un certificado de la agencia de comunicaciones de la Casa Blanca con su nombre inscrito en el documento.

Todo un logro para un ama de llaves migrante sin papeles.

El recorrido de Morales desde cultivar maíz en Guatemala hasta arreglar las almohadas en un club de golf exclusivo la llevó desde la frontera suroeste, donde ella dijo que cruzó de manera ilegal en 1999, al área de los caballos de Nueva Jersey, donde fue contratada en la propiedad de Trump en 2013 con documentos que eran falsos, según ha indicado.

Morales dijo que no era la única trabajadora en el club que estaba en el país de manera ilegal.

Sandra Díaz dijo que no tenía documentos cuando trabajó en el club de golf desde 2010 hasta 2013. Crédito Foto Christopher Gregory para The New York Times

Morales y Díaz se acercaron a The New York Times a través de su abogado de Nueva Jersey, Aníbal Romero, quien las representa en asuntos migratorios. Morales dijo que ella entendía que podía ser despedida o deportada como resultado de divulgar esta información, aunque ha solicitado protección conforme a las leyes de asilo. Morales también analiza presentar una demanda por abuso laboral y discriminación.

En entrevistas en español, por separado, que duraron varias horas, Morales y Díaz brindaron relatos detallados de su trabajo en el club y de sus interacciones con la administración, incluido Trump. Ambas mujeres describieron al presidente como exigente pero amable, y que a veces les daba grandes propinas.

Aunque a menudo no tenían claro las fechas precisas en que ocurrieron los eventos, parecían recordar sucesos clave y conversaciones con precisión.

Morales ha tenido tratos con Trump desde hace muchos años; su esposo confirmó que en ocasiones ella llegaba feliz a casa porque el propietario del club le había hecho un elogio o le había dado una propina de 50 dólares, a veces de 100 dólares.

Para comprobar que de verdad era empleada del club de golf de Trump, The New York Times revisó los recibos de pago y los formatos de impuestos de Morales, los cuales señalan al club de golf como su empleador. Ella también presentó su identificación individual como contribuyente, un número de nueve dígitos emitido por el Servicio de Impuestos Internos a los extranjeros para permitirles declarar impuestos sin ser residentes permanentes de Estados Unidos. Tener un número no confiere permiso para trabajar.

El Times también examinó los documentos que Morales presentó como prueba de que tenía permiso para trabajar —una green card y una tarjeta de seguridad social, las cuales dijo que compró a alguien en Nueva Jersey que elabora documentos falsos para inmigrantes—. Buscamos el supuesto número de seguridad social de Morales en varias bases de datos de registros públicos y ninguno arrojó un resultado, lo que es a menudo un indicador de que el número no es válido. El número en el reverso de la green card que Morales tiene registrada en el club de golf no corresponde con el formato de números usado en la mayoría de las tarjetas de residencia legítimas. Por ejemplo, incluye iniciales que no son iguales a las de cualquier centro de servicio migratorio que emiten las green cards.

Díaz entregó documentos similares, aunque como ella ahora cuenta con la residencia legal le fue entregada una tarjeta de seguridad social genuina y una green card.

The Trump Organization, la propietaria del club de golf, no realizó comentarios específicos sobre Morales o Díaz. “Tenemos decenas de miles de empleados en todas nuestras propiedades y tenemos prácticas de contratación muy estrictas”, dijo Amanda Miller, la vicepresidenta sénior de Mercadotecnia y Comunicaciones Corporativas de la compañía, mediante un comunicado. “Si un empleado entregó documentación falsa en un intento de violar la ley, será despedido de inmediato”.

La Casa Blanca declinó hacer comentarios.

Trump inauguró el club de golf en 2004 y ha pasado unos setenta días en Bedminster, ya sea una parte o la jornada entera, desde que asumió el cargo. Crédito Foto Christopher Gregory para The New York Times

Que Morales haya podido conseguir un empleo con lo que ella afirma eran documentos falsos no es sorprendente: un estimado de ocho millones de migrantes no autorizados son parte de la fuerza laboral estadounidense, y es un secreto a voces que muchos negocios, especialmente en el sector de servicio, los contratan.

Trump tiene un largo historial de depender de los migrantes en su club de golf y hoteles. A pesar de que en 2017 firmó una orden ejecutiva de “Compra estadounidense, contrata estadounidense” que hacía más estrictas las visas para los trabajadores extranjeros, sus compañías han contratado a cientos de extranjeros mediante visas de trabajador invitado.

Al contratar a trabajadores que ya se encuentran en Estados Unidos, se requiere que los empleadores examinen los documentos de identidad y autorización de trabajo y que los registren en un formato de elegibilidad de empleo. Sin embargo, no se requiere que las compañías, en la mayoría de los casos, tomen medidas adicionales para verificar la autenticidad de los documentos. Debido a que falsificar estas identificaciones es tan sencillo, E-Verify —cuyo uso es obligatorio en veintidós estados— es ese paso adicional de verificarlas contra registros guardados por la Administración de Seguridad Social y el Departamento de Seguridad Interna.

La lista federal publicada en línea de empleadores que usan el sistema E-Verify incluye al club de golf de Trump en Carolina del Norte, un estado en el que es obligatorio, pero el club de Bedminster de Nueva Jersey, donde no lo es, no aparece en la lista.

Durante su campaña, el presidente estadounidense exhortó a expandir el programa a lugares de trabajo en todo el país. Hasta ahora, eso no ha ocurrido.

Trump inauguró su club en el opulento vecindario del condado de Somerset, Nueva Jersey, en 2004. Después de comprar la propiedad de 200 hectáreas a un grupo de inversionistas en 2002, Trump plantó árboles de arce en la entrada y construyó dos campos de golf de dieciocho hoyos; su diseño fue inspirado por los jardines del Palacio de Versalles. La primera cuota de la membresía es superior a los 100.000 dólares.

La propiedad tiene de cuarenta a ochenta empleados; la plantilla depende de la temporada. En la mayoría de los casos, los trabajadores de los servicios básicos son nacidos en el extranjero. Los migrantes mantienen las áreas verdes regadas y arregladas; limpian y dan mantenimiento a las casas de campo y suites que rodean la piscina climatizada.

El presidente estadounidense ha pasado unos setenta días en Bedminster, ya sea la jornada completa o parte de ella, desde que asumió el cargo. Posee una residencia de dos pisos en la propiedad; su hija Ivanka y su esposo, Jared Kushner, se casaron en el club en 2009, y también tienen una casa de campo.

El trabajo en Bedminster, en el que Morales gana 13 dólares la hora, es uno de varios que ella dice que ha tenido desde que llegó a Estados Unidos en 1999, cuando cruzó sin ser detectada hacia California después de un viaje de seis semanas en autobús y a pie.

Después de que llegó a Los Ángeles, un contacto le brindó un número de seguridad social falso y una identificación que le dijeron le permitiría conseguir un empleo. Entonces voló a Nueva Jersey, donde se encontró con su esposo, quien había llegado unos meses antes.

A principios de 2013, un amigo que trabajaba en el club de golf de Trump le dijo que la administración estaba buscando amas de llaves.

Morales estaba entusiasmada: el salario sería de 10 dólares la hora, mayor a los 8,25 dólares que estaba ganando al limpiar habitaciones en un hotel.

De acuerdo con Morales, cuando llegó a la entrevista, la supervisora de amas de llaves le mostró el lugar y le solicitó que demostrara sus conocimientos para desempeñar el trabajo. La supervisora le pidió que se reportara para trabajar a la mañana siguiente a las 6:00, con sus documentos.

Morales dijo que le comentó que no tenía documentos legales de trabajo. “Le dije: ‘No tengo papeles legales’. Ella me dijo que llevara los que usé en el hotel”, recordó Morales.

Para el momento en el que Morales fue contratada, Díaz había estado trabajando en el club desde 2010 y tenía la tarea de limpiar la residencia de Trump.

Chocolates M&M’s que fueron repartidos durante una de las visitas del presidente Trump al club de golf. Crédito foto Christopher Gregory para The New York Times

Cuando Trump visitó el club de golf, le pdieron a Morales que portara un pin con una bandera estadounidense con el logo del Servicio Secreto.Crédito Foto Christopher Gregory para The New York Times

Díaz dice que lavó y planchó los calzones blancos, camisetas de golf y pantalones de color verde olivo de Trump, así como sus sábanas y toallas. Todo lo perteneciente a Trump; su esposa, Melania, y su hijo, Barron, era lavado aparte con detergente especial en una lavadora más pequeña, dijo.

“Es extremadamente meticuloso acerca de todo. Si llega repentinamente, todos corren como locos”, porque Trump inspecciona todo en detalle, dijo Díaz.

Recordó un momento angustiante en 2012, cuando Trump se acercó a ella y le pidió que lo siguiera a la casa club, una mansión georgiana renovada de la década de los treinta, donde él pasó sus dedos por los bordes de los marcos en las paredes y sobre las superficies de las mesas para comprobar si había polvo.

“Realmente hiciste un gran trabajo”, dijo Díaz que el ahora presidente le comentó, y le dio un billete de 100 dólares. Ese mismo año, afirmó Díaz, Trump tuvo un arranque de ira por unas manchas naranjas en el cuello de su camiseta blanca de golf, que Díaz describió como remanentes de su maquillaje, que ella tuvo dificultades para eliminar.

Cuando Morales se unió al equipo de amas de llaves en 2013, Díaz estuvo a cargo de entrenarla y comenzó a llevarla para limpiar la casa de Trump. En noviembre de ese año, cuando Díaz renunció, Morales y la supervisora de amas de llaves asumieron el trabajo de limpiar juntas la casa.

Morales dijo que nunca olvidará el día en que Trump llegó a la tienda de profesionales en su carrito mientras ella lavaba sus grandes ventanas en arco. Al notar que Morales, quien mide alrededor de 1,50 metros, no podía alcanzar la parte superior, dijo: “Disculpe”, tomó su trapo y lo pasó por la parte superior del vidrio.

Trump le preguntó a Morales su nombre y de dónde era originaria, recuerda ella. “Yo dije: ‘Soy de Guatemala’. Él dijo: ‘Los guatemaltecos son personas muy trabajadoras’”. El presidente le entregó un billete de 50 dólares. “Me dije a mí misma: ‘Dios lo bendiga’. Yo pensé que era una buena persona”, recordó Morales.

Poco después, Trump lanzó su campaña a la presidencia, en junio de 2015, recordó Morales; uno de los gerentes la llamó para decirle que ya no podía continuar trabajando dentro de la casa de Trump.

Dijo que por aquella época a varios trabajadores —que ella mencionó que también trabajan sin documentos— les recortaron las jornadas laborales de cinco días a la semana a tres. “Los trabajadores se apanicaron. Muchas personas simplemente se fueron”, aseguró.

Dos meses después de la toma de posesión de Trump, en marzo de 2017, Morales dijo que ella y otros trabajadores recibieron un nuevo manual de empleados.

En una sección titulada “Cumplimiento migratorio”, el manual menciona que se requiere que los empleados presenten documentos especificados por el gobierno federal. “Aquellos que se descubra que han falsificado información no serán elegibles para un empleo”, indica el manual.

Morales dijo que le dieron un nuevo formato para firmar. Ella no podía entender el formato, afirmó, pero Romero, su abogado, mencionó que es probable que fuera un documento de elegibilidad de empleo actualizado —un formato que, como el previo, hace referencia a sus documentos falsificados—.

En algún momento del año pasado, dijo, uno de los gerentes le comentó que debería conseguir una nueva tarjeta de residencia y una nueva identificación de seguridad social porque había problemas con sus identificaciones actuales.

Morales ofreció un relato detallado de lo que ocurrió, pero no fue posible confirmar de manera independiente lo ocurrido. Según sus recuerdos, ella le mencionó al gerente que no sabía cómo obtener nuevos documentos falsos.

“No sé dónde conseguirlos”, afirma que le dijo.

Según ella, el gerente le sugirió que hablara con un empleado de mantenimiento que sabía dónde adquirir nuevos documentos. Cuando el empleado de mantenimiento le dijo que los nuevos papeles costarían 165 dólares, Morales le comentó al gerente que no tenía el dinero. “Me dijo: ‘No te preocupes. Te prestaré el dinero’“, mencionó.

Morales agregó que el empleado de mantenimiento la llevó en auto a una casa en Plainfield, Nueva Jersey, donde ella esperó en el vehículo mientras él se reunía con alguien en el interior. Morales dijo que no recordaba la dirección ni tenía registros del lugar.

Al día siguiente, recordó, el trabajador de mantenimiento le llevó una nueva tarjeta de seguridad social y una green card que parecía auténtica para remplazar a la otra que había “expirado”. Morales mencionó que el gerente hizo copias de los documentos para los archivos que se mantienen en la oficina administrativa del club.

Ya que Trump era presidente había más entusiasmo cuando llegaba. A Morales todavía le pedían que limpiara la residencia de Trump en algunas ocasiones, y tenía que portar un pin del servicio secreto cuando el presidente estaba en el lugar, dijo, muy probablemente para identificarla como una empleada.

A medida que los meses pasaron, Morales y otros empleados en el club de golf se molestaron cada vez más por los comentarios de Trump, que ellos sentían que degradaban a los migrantes de México y Centroamérica. El tono del presidente parecía dar valor a otros para hacer comentarios negativos, dijo Morales. La supervisora de amas de llaves frecuentemente hacía comentarios sobre el estatus legal vulnerable de los empleados cuando criticaba su labor, aseguró ella, a veces los llamaba “inmigrantes ilegales estúpidos” y que tenían menos inteligencia que un perro.

Morales sabe que tendrá que dejar su trabajo en cuanto su nombre y su condición laboral se hagan públicos. Ella entiende que podría ser deportada, pero también dice que está segura de que sus empleadores —tal vez incluso Trump— sabían de su estatus ilegal desde el principio.

“Me pregunto a mí misma: ‘¿Es posible que este señor piense que tenemos papeles? Él sabe que no hablamos inglés’”, dijo Morales. “¿Por qué no lo averiguaría?”.

 

#OPINIÓN Columna VERDADES Y RUMORES por @Darwinch857: El 10E y las dudas del “Madurismo”

 

DUDAS (I). Aunque parezca que el horizonte estás más o menos despejado para el “Madurismo”, no está tan claro lo que les viene en relación con el nuevo período presidencial que para ellos comienza el 10 de enero de 2018, pero que para la mayoría del país y un grupo de más de 40 naciones no inicia porque la elección presidencial del 20M carece de legitimidad y reconocimiento. En la tendencia que maneja la mayor parte del poder actualmente apuestan a que nada pase, pero tienen fuertes temores de dificultades internas y externas que les agreguen aún más inestabilidad a una gestión que pudiera estar con mayores apuros de los actuales. Comencemos con el entorno internacional. El gobierno de Maduro cada día está más aislado. Se calcula que más de 40 naciones no van a reconocer su nuevo período de gobierno y eso más que un arma de la retórica chavista para argumentar la agresión imperial, es un problema de difícil manejo porque implica que se reducen aún más las posibilidades de acceso al dinero que tanto necesitan las finanzas públicas para subsistir. Y sin dinero no hay posibilidades de comprar los alimentos que tanto se necesitan ante la brusca caída de la producción nacional. Literalmente Maduro se quedará con un puñado de aliados, de los cuales sólo China, Rusia y Turquía tienen un real valor más allá del simbolismo de una Cuba o del apoyo de un Evo Morales en medio de sus dificultades internas por su desmedida ambición de poder. China está aumentando la presión para que les cedan la mayor parte de las operaciones de la industria petrolera venezolana, tal como revelamos en VyR esta semana (LEAhttp://verdadesyrumores.com/index.php/2018/12/04/pdvsa-el-gobierno-esta-a-punto-de-ceder-ante-los-chinos/¿Qué saben los chinos que la mayoría desconocemos? Esa nación asiática tiene un amplio dispositivo de inteligencia que monitorea la situación nacional, identifica peligros y recomienda los cursos de acción a su gobierno. Rusia está enredada en sus problemas con Ucrania y Estados Unidos, por lo que Maduro tuvo que viajar con urgencia a Moscú con el fin no sólo de buscar más dinero para paliar la escasez, sino para calmar a los rusos ante las eventualidades que puedan ocurrir a partir de 10E. Turquía a través de su presidente garantizó el envío de todo lo que necesite Venezuela ¿Y cómo les van a pagar? Una cosa es ofrecer vender todo lo que se necesita en la sociedad venezolana y otra muy distinta es que lo hagan dando largos plazos de espera para la cancelación de lo vendido. Ninguno de esos tres países apoya a Maduro porque tienen coincidencias ideológicas. Ese apoyo no es gratuito. Lo hacen porque en medio del cerco internacional, aún hay negocios que explotar en Venezuela y además porque tienen mucho dinero comprometido que no quieren perder. Maduro se ha convertido casi que en un leproso con el cual pocos quieren tomarse una foto. En este escenario internacional tendrá mucha incidencia el cambio de postura de dos países que ha sido importantes en la presión ejercida, como son México y España. El gobierno español en manos del socialista, Pedro Sánchez, matizó la política hacia la revolución llegando incluso a proponer que la Unión Europea facilitara un nuevo diálogo. Con el nuevo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, el cambio será mucho más brusco porque este no cuida las formas y su accionar recuerda mucho a Chávez en sus inicios. México poco a poco se irá convirtiendo en el peor de los casos en un nuevo aliado, o por lo menos intentará aparecer como neutral. El escenario internacional se nota complicado para Maduro.

PARADERO. El destino del ex director del Sebin, Gustavo González López, se viene aclarando poco a poco. Tal como informamos con carácter de primicia la semana pasada, el alto oficial no está detenido, sino que se encuentra en su finca ubicada cerca de Caracas supuestamente esperando un nuevo cargo de manos de Maduro. Ante los hechos elevé unas consultas y este fue el resultado: “Lo más extraño de todo es que no se sabía nada de él y su familia, por lo que no se puede descartar que si haya estado detenido pero por presiones de Diosdado Cabello haya sido liberado y luego se refugiara en su finca. Lo que sí está claro es que aquel impasse entre funcionarios del Sebin y la caravana presidencial fue premeditado. Querían presionar a Maduro”. Otra de las fuentes consultadas confirmó lo expuesto por José Vicente Rangel: “Es real que González López estaba espiando a Maduro y a Cilia Flores. De hecho tiene grabaciones que al parecer son comprometedoras. Lo descubrieron los cubanos y por eso Maduro lo sacó del cargo, a pesar que eso le iba a ocasionar problemas con Diosdado Cabello. Incluso los cubanos temen que algunas grabaciones hayan ido a parar a manos de enemigos del proceso”. Este caso sigue siendo un candelero en el oficialismo.

DESCONCERTANTE. Muchos lectores me preguntan con insistencia mi opinión sobre las acciones política de Maria Corina Machado. Poco he escrito sobre ella porque su conducta es desconcertante. Nadie le puede dudar que es frontal para combatir al régimen, pero tampoco es capaz de hacer equipo en la oposición con el fin de lograr la tan necesaria Unidad. Su última acusación genérica contra otros líderes opositores, me hizo recordar aquella lista de corruptos que nunca mostró Luis Piñerua Ordaz. Maria Corina prendió el ventilador y se deslindó del resto de la oposición ¿Cuál es el plan de la señora Machado? Creo que no tiene ninguno más allá de construir una imagen mediática con poco apoyo popular. Me preocupa que este tipo de conductas, sumadas a las de otros opositores con tongoneos muy raros, están impidiendo la construcción de una genuina y productiva Unidad. Cada quien por su lado no pasará del simple show político.

DUDAS (II). El escenario nacional hay que dividirlo en dos partes. La primera tiene que ver con las presunciones oficiales que a partir del 10E, van a reaparecer poco a poco las protestas en las calles. Desde que apagaron las manifestaciones a finales de julio de 2017, el régimen ha tenido cierta paz en las calles. Si bien es cierto que la conflictividad sigue muy alta, también las protestas se han mantenido pero con temas puntuales: servicios públicos, escasez de comida, retardo en la entrega de las cajas CLAP y sobre todo por el deterioro de los salarios en la administración pública. Cada quien protesta por los problemas que le aquejan, pero no ha surgido aún un tema central que los aglutine como ocurrió a partir de marzo 2017 con el autogolpe producido por aquellas sentencias del TSJ. Un país en relativa calma, no necesariamente es un país resignado. Recordemos que los teóricos de la opinión pública consideran, y la historia lo ha demostrado, que muchas sociedades permanecen dormidas acumulando razones para protestar o generar un cambio, hasta que un evento detona el reclamo popular. Hay temores sobre episodios de protestas que les obliguen a reprimir con mucha fuerza. En este escenario el gobierno acumula un aprendizaje, porque han logrado perfeccionar todos los mecanismos de control y represión. Aquí tendrá un papel protagónico lo que pueda hacer la oposición que hasta ahora sigue dividida y peleada. No hay Unidad entre las distintas coaliciones. Por ahora sólo el Frente Amplio habla de salir a protestar. Es urgente que la oposición retome la calle. En eso coincido con la posición del presidente del Partido Centro Democrático, Carlos Alaimo, quien ha sido de los que ven con claridad la situación, al explicar que si no hay presión nacional es imposible arrinconar a Maduro y obligarlo a una negociación. Aquí tomaré prestada una pregunta que lanzó Alaimo en un mensaje en cadena de WhatsApp ¿A cuenta de qué Maduro se va a ir? La protesta es necesaria, pero también es pertinente que la jauría que actúa desde las redes sociales entienda que sólo una negociación permitirá construir una salida y para eso se deben conceder algunas concesiones. Con tanto odio y amenazas contra el oficialismo, no habrá ni siquiera un intento de negociación, porque ni que los chavistas fueran pendejos para entregar el poder y que los lleven al paredón de fusilamiento. Sin duda que la conflictividad social se pudiera elevar a partir de 10E, pero eso va a depender mucho de la capacidad de convocatoria y convencimiento de los líderes de las coaliciones opositoras.

INÚTIL. Hoy más que nunca cobra vigencia aquella calificación de “Alcalde inútil” que le lanzó el amigo Angel Monagas a Willy Casanova. Este es el peor burgomaestre en la historia del país. Mientras la ciudad sigue sumergida en basura y una infinita cantidad de problemas, este señor ahora le ha dado por cambiar el nombre a la parroquia Raúl Leoni bajo alegatos sin ningún sentido. La verdadera razón es que el ex presidente Leoni era adeco y eso molesta al comunista de Casanova. Pero además sigue acusando al Concejo Municipal de Maracaibo de ser el responsable del desastre de su gestión, alegando que ellos invierten el dinero en temas poco importantes, cuando la Cámara Municipal es un ente legislador y de control, pero que no hace inversiones. Ya no sabe a quién acusar de su desastre. El único y verdadero responsable es usted señor Casanova. La realidad es que con el próximo Concejo Municipal de Maracaibo que estará en manos del PSUV, el desastre será peor.

MALESTAR. Crece el descontento en los cuerpos policiales que operan en el Zulia por las últimas acciones de Omar Prieto. La eliminación del DIEP luego que su aliado, Luis Curiel, hizo lo que hizo no agradó a los policías. Pero además su actuación en relación con el confuso incidente del FAES en la casa de su pana Yonder Durán, tampoco gustó. Lo que se comenta en los distintos organismos policiales, es que Prieto se cree dueño del Zulia y aplica las leyes de acuerdo con su conveniencia e intereses.

DUDAS (yIII). En el escenario nacional hay un capítulo que tiene que ver con todo lo que está ocurriendo y pudiera presentarse puertas adentro en el oficialismo. Aunque usted no lo crea y no lo critico por eso, al parecer hay algunas acciones que pudieran emerger desde el seno de la Fuerza Armada Nacional a partir de la ilegitimidad de Maduro. No es casual que en un reciente mensaje el general, Vladimir Padrino López, exhortó a los militares a no dejarse tentar por el diablo. Ese es una clara señal que hay mucho malestar interno y que están temiendo algunas sublevaciones. Una fuente militar me indicó hace poco que se escucha muchos rumores sobre algunos planes para actuar contra el gobierno de Maduro. En este plano hay que observar muy bien las acciones de Diosdado Cabello, quien mantiene su enfrentamiento con Maduro por el despojo del control del Sebin ¿Pero Cabello aseguró que Maduro se juramentaría el 10E ante la ANC? Si, lo dijo y es lo que debe decir y hacer con el fin de seguir cercando a su principal enemigo. Esa juramentación pudiera actuar como una especie de emboscada de Diosdado contra Maduro. Para quienes dudan de los problemas entre ambos, sólo sepan que quien está actuando como contención al deseo de Maduro de entregar la mayor parte de la industria petrolera a China, es Cabello ¿Pudiera esperarse algún evento sobrevenido en el plano militar? Tomando en cuenta todo lo que los militares le han alcahueteado al gobierno, no. Pero tomando en cuenta el deterioro del país y las consecuencias que pudiera traer, seamos cautos y esperemos. El problema es que en el marco de la incredulidad general que reina en Venezuela la mayoría no cree que ocurra algo que haga cambiar el estado actual de las cosas. La prudencia indica que hay que esperar el desenvolvimiento de los acontecimientos.

CORRECCIÓN. Tal como se preveía Maduro anunció una corrección del plan económico que lanzó en agosto. En el gobierno saben muy bien que el paquetazo fracasó. Eso lo admitió Maduro en una reunión secreta con empresarios, tal como lo expuso el colega Nelson Bocaranda en sus Runrunes, aunque luego siguió haciendo lo mismo que lo ha conducido por los caminos de la amargura. Se presume que vienen otras decisiones que modifican las primeas acciones, aunque se supone que las guardará para el comienzo de su nueva y cuestionada gestión a partir del 10E.

IRREGULARIDAD. La Banda de “Los Incapaces” que destrozó al Sedemat sigue haciendo lo que les da la gana. Sus últimas acciones giran en torno al poder que el Alcalde de Maracaibo, Willy Casanova, le entregó al incapaz mayor para hacer inspecciones en los comercios del casco central de la ciudad. Una cosa es hacer una inspección con el fin de verificar si cumplen con los deberes formales y no violan los precios acordados, pero otra es la retención masiva de mercancía. Eso violenta en primer lugar la resolución conjunta del Comando de Abastecimiento Soberano que fue publicada en Gaceta Oficial No. 41.526 del 16 de noviembre en la cual se prohíbe a Gobernadores y Alcaldes imponer restricciones a la distribución y comercialización de alimentos, so pena de ser castigados con 15 años de prisión; pero además es un claro exceso porque el Sedemat no tiene competencias legales para decomisar mercancía. Las malas lenguas dicen que buena parte de la fruta, por ejemplo, que está siendo decomisada facilitó la reactivación de una planta de pulpa de fruta que estaba cerrada. Otros dicen que buena parte de los alimentos decomisados son desviados a una charcutería ubicada en la Curva de Molina y que es propiedad del “Chacal Dañino” quien es el segundo a bordo en la banda. Por otro lado, me informan que el tan cacareado cobro mensual de los impuestos municipales es otro fracaso de “Los Incapaces” por la sencilla razón que el sistema no funciona. Lo llamativo de todo el accionar irregular del incapaz mayor es la respuesta que ante todo tiene Willy Casanova. O este señor que ganó la Alcaldía de Maracaibo, aunque no gobierna, es cómplice de lo que ocurre en el Sedemat o sencillamente es un adorno al que no le hacen caso.

PANORAMA. Llamó la atención el editorial que con motivo de sus 104 años publicó el diario PANORAMA. Al comienzo destaca las verdades que se dicen sobre la severa crisis económica y la camisa de fuerza ideológica que tiene Maduro y su gobierno para rectificar el manejo económico, pero luego se diluye en su intento de quedar neutrales y acusan a las sanciones internacionales de ser un error. Más allá de eso quiero felicitar a todos los colegas que forman parte del centenario medio de comunicación. Incluso a su directiva les extiendo mi felicitación, aunque ellos son los culpables del guabineo permanente. Hay un leve intento por cumplir con su función de criticar, pero sin el riesgo que implica enfrentarse directamente al régimen. Nadar entre dos aguas turbulentas, implica mucha pericia. El señor Esteban Pineda Belloso, con quien tuve una excelente relación en mis años de trabajo en PANORAMA, sabía nadar muy bien en esas aguas turbias. No creo que sus sucesores tengan esa capacidad.

LIBRO. Recibo la invitación de parte del profesor y amigo, Efraín Rincón Marroquín, para la presentación de su libro “Fundamentos de Marketing Político, un enfoque práctico”, que se realizará este jueves 13 de diciembre a partir de las 10AM en la sede del Instituto de Gerencia y Estrategia del Zulia (IGEZ) en Maracaibo. El libro será presentado por el director de dicha institución, Adalberto Zambrano, y cuenta con el prólogo de Carlos Escalante, director general del Centro Interamericano de Gerencia Política con sede en Miami, Estados Unidos. Confieso que tengo mucha curiosidad por este trabajo realizado por Efraín, quien es un genuino experto en la materia. Éxitos amigo con tu libro. Estoy seguro que será muy bien evaluado por los interesados en el Marketing Político. Lectura muy recomendada.

MÉXICO. Todo lo que esta nación está viviendo a partir de la toma de posesión de su nuevo presidente, Andrés Manuel López Obrador, parece un déjà vu al compararse con el Hugo Chávez de los años 1998-1999. La venta del avión presidencial, la conversión del Palacio Presidencial en una institución cultural y la promesa de someterse luego de dos años a una evaluación del pueblo; ya lo habíamos escuchado antes. Pero incluso su conducta de desprecio por las leyes, hacen que AMLO se parezca a Chávez. México no es Venezuela y tomando en cuenta todo lo que ha ocurrido en nuestro país, las fuerzas opositoras de esa nación ya están en pie de lucha. Hay cosas curiosas en las decisiones de López Obrador, como por ejemplo la eliminación de su cuerpo militar de custodia, cuando México es uno de los países más violentos del planeta por la guerra contra el narcotráfico. Ojala nos equivoquemos y AMLO no sea otro Chávez.

CONSECUENCIAS. Todos aquellos que han promovido la no participación de la oposición en las elecciones municipales deben asumir las consecuencias de dejar el camino libre al oficialismo. Y el problema es que las secuelas las veremos muy de cerca cuando los municipios se sigan deteriorando, los servicios públicos colapsando, la basura acumulándose y no exista un ente de control que asuma sus funciones para actuar contra las gestiones ineficientes. Y en el caso de aquellos municipios cuyos alcaldes son opositores, los nuevos concejales oficialistas actuarán para bloquear cualquier buen plan. Es compleja la situación del país y más compleja aún es la decisión de la mayoría opositora de no acudir a los procesos electorales.

Darwin Chávez|@darwinch857|darwinch67@gmail.com