#CaigaQuienCaiga #Zulia Amor a la virgen: Vean como esta Santa Lucía horas antes de la bajada de La Chinita

 

Anuncios

#Opinión: Un Estado controlador, por Guzman González Urdaneta @MrGuz_

Así como se titula, es lo que menos quisiéramos millones de venezolanos, un Estado controlador. Sin libertades es como el pájaro que desde su jaula puede comer, caminar, respirar, dormir y adaptarse. El Estado debe y tiene que ser limitado, deben convertirse en instituciones supervisoras de la administración y las políticas públicas, pero controladoras.

El llamado “Estado del bienestar” se ha convertido, en realidad, en el “bienestar del Estado”. El Estado despilfarra millones en todo tipo de actividades que no le son propias, y contrata en nuestro nombre a millones de empleados que no nos hacen falta. Para ello nos exige pagarle en forma de impuestos un porcentaje enorme de la riqueza que producimos mediante nuestro trabajo o negocios. Todo lo que un ciudadano medio paga en impuestos a lo largo de toda su vida lo gasta el Estado en cuestión de segundos. Algo me pareció leer del recordado Juan Pina.

La gente ya está empezando a darse cuenta de que el Estado es demasiado costoso. Lo que aún no terminan de comprender es que el peso de ese costo recae sobre ellos. Pero cuando es costoso no solo lo es en lo económico, sino en lo social que muerde lo político. Populismo que se hace costumbre, colas que forman parte de la rutina y lo peor el daño moral y cultural que estas clases de “Gobiernos” nos han hecho. Irrecuperable.

Cada vez que hay una elección, se ven en las calles y centros a los ciudadanos votando por el más hermoso, el más bueno y por el que más me ayuda, usted no necesita que los gobernantes le ayude, el gobierno no está para ayudar, el gobierno está para crear las condiciones para que los ciudadanos puedan trabajar, las condiciones para que los ciudadanos puedan estudiar, para que pueda tener vivienda, salud, transporte, fruto de su propio trabajo.

Si a usted le ayudan dándole una tarjeta, si lo ayudan llevándole una caja o bolsa de comida o tal vez lo ayudan a llenarle un tanque de agua, a usted lo están ayudando a ser pobre toda la vida. La población debe entender que el que te ayuda a comer hoy, el que te ayuda a ponerle un techo a tu casa, te está esclavizando para ser más pobre, entonces usted vota por esa persona. Pero usted tiene derecho a alcanzar el mismo nivel económico, el mismo progreso que ese político exhibe hoy delante de toda la sociedad.

Los políticos preparan sistemas de salud, pero usted no los ve acudiendo a esos centros asistenciales, construyen escuelas pero sus hijos y familiares no estudian en ese sistema educativo, crean sistemas de seguridad pero ni ellos mismos están seguros de la propia delincuencia. Crean sistemas para la población con el que un grupo se hace rico con nuestro dinero, entonces ellos tienen un país para ellos y un país para nosotros. Es deber de todos decirle a los políticos que no pueden seguir jugando con usted, están y seguirán abusando mientras lo aceptemos. Los ciudadanos tenemos derecho a usar la palabra, los medios y la protesta pacífica.

Los gobernantes tienen que actuar, no es un favor, no. Los ciudadanos no están obligados a aplaudir cuando un gobernante hace algo, es que esa persona está obligada a hacer lo que manda la ley, todos los gobernantes se comprometen con la ley a servir a la comunidad. Los políticos tienen que saber que los ciudadanos sabemos elegir y votar, pero hay un miles de personas que lo hacen porque fulano me da una miseria, un abono monetario o simplemente porque me consiguió una medicina. Señor político (a quien le caiga), no abuse de la ignorancia de un pueblo con hambre y sed.

Y por supuesto que pienso en un ser humano perfectible, y los que nos dedicamos a la política lo hacemos por servir al otro. Pero sin libertades ni oportunidades Venezuela no saldrá de esta jaula que he mencionado. Deben regresar los empresarios que se han ido en busca de protección para sus patrimonios. La empresa privada está comprometida con el país, pero el cerco legal y la persecución han acabado con la producción que conlleva a la riqueza de nuestra nación. Los empresarios no están pidiendo dadivas, están exigiendo, casi rogando que les permitan trabajar, que les permitan igualar a Venezuela pero no en la pobreza, sino en la riqueza.

Dios nos agarre confesados…

Redes sociales:
Twitter e Instagram: @MrGuz_

#Contundente El Gato Briceño @JoseGBricenot afirma: Los Ilusionistas, A Nadie Engañan

Me veo obligado a repetir en cada oportunidad en la que escribo u opino, que la confusión deliberada, la incoherencia y el juego de buscar la legalidad encubierta para teñir de democracia sus acciones, son el eje transversal que suscribe todos los actos de la tiranía que gobierna a Venezuela. Su único fin: Perpetuarse en el poder a ultranza para continuar saqueando sin descanso nuestras riquezas.
Hay que repetirlo hasta el cansancio , hasta que se entienda en todos los ámbitos que todo lo demás que se diga al respecto, forma parte del ilusionismo en el que envuelven al país tanto el chavismo como quienes asquerosa y traidoramente les guiñan el ojo.
Partiendo de la mentira mayor, la que pretende convencernos de que ellos defienden la soberanía de Venezuela y nosotros, quienes les adversamos somos traidores, lo cual cacarean estruendosamente sus capos mayores, podemos preguntarnos si a estas alturas alguien duda de que nuestro país está invadido, colonizado por Cuba, desvalijado de todas sus inmensas riquezas naturales y gobernado por los encargados del mayor expolio de la historia, que fue entregada por el traidor Hugo Chávez Frías a los narcoschulos hermanos Castro para someterla, secuestrarla, rebajándonos a ser una provincia cubana velados en el ideario fracasado de Justicia Social.
Está demasiado claro. No se van a dejar quitar el gran botín que representa la subsistencia económica de esa élite de magnates comunistas mafiosos, con el que han comprado conciencias y votos a todos los niveles. Con su doble moral de siempre y en “defensa” de la soberanía nacional, el gánster Diosdado Cabello Rondón amenazó -para variar- con apresar y castigar a quien invoque o incite una intervención extranjera para liberarnos de su yugo y usurpación del poder. Su insolencia no tiene límites, lamiéndole las botas al parásito cubano, entregándole las riquezas del arco minero y todas las riquezas naturales a las fuerzas paramilitares de Colombia, sostenidos por las armas de unas fuerzas armadas sobornadas con cargos y prebendas, entregaron la patria para que les dejen funcionar sus narcoredes y seguir asaltando el tesoro nacional.
Solo unos “INGENUOS” podrán seguir creyendo que la salida es negociada y democrática, con la asistencia tecnológica de Rusia y China más las “brujirectoras” del Consejo Nacional Electoral (C.N.E).  Unas malandras al servicio del narcorégimen quienes son cómplices y parte inseparable del fraude.
Nuevamente el narcorégimen venezolano vuelve con su estrategia del “DIALOGO” para ganar tiempo y sobretodo para buscar legitimidad; El mandato legalmente termina el próximo 10 de enero, si es que llegan.
Algunas personalidades y dirigentes políticos se han venido pronunciado con respecto al hipotético referéndum que harían los narcobandoleros con respecto a la nueva Constitución cubana.
Someter a referéndum algo elaborado por una Constituyente no reconocida por todo el mundo desde su inicio, con el pretexto de no quedarnos con los brazos cruzados, nos obliga a aceptar resultados de la consulta y también avalaríamos actos de la constituyente fraudulenta incluyendo la elección del 20 mayo. Lo de siempre, envolvernos en sus contradicciones.
Los argumentos que siguen esgrimiendo algunos opositores para ir al diálogo y al referéndum de la nueva Constitución, es que se ganó el referéndum del 2007, las elecciones parlamentarias del 2015 y repiten a cada rato las experiencias de otros países, entre ellos la de Chile y para remate afirman que la salida es democrática, pacífica y constitucional.
Para muestra un botón: En las pasadas elecciones de gobernadores todas las encuestadoras, incluyendo las contratadas por el narcoregimen, le daban a la oposición como mínimo 18 gobernaciones y los resultados fueron a la inversa y el mejor ejemplo nacional fue el estado Monagas, donde se dio la unidad total o perfecta de toda la oposición y sólo se pudo ganar un solo municipio de 13 (Cedeño – Caicara). Igualmente en las que según el CNE ganó la oposición colocaron gobernantes paralelos para humillar e irrespetar al pueblo.
Son impensables unas elecciones libres y democráticas, mientras la usurpadora e insaciable peste chavista, esté con el látigo de la dictadura en las manos. Ejemplos de burla electoral sobran. Se van a cumplir 3 años y siguen esperando la sentencia del Tribunal Supremo de Justicia para repetir la elecciones de los 3 diputados del Estado Amazonas.
Con las comparaciones de casos supuestamente similares como escudo, los opositores socialistas pretenden convencer al país de transitar de nuevo la senda del diálogo: Pinochet respetó los resultados electorales, que la experiencia dice que otras férreas dictaduras fueron desalojadas… Nuestra realidad no se compara con ninguna en el resto del mundo. Las inmensas riquezas de nuestro país hacen la diferencia. La dictadura venezolana financia a los grandes grupos terroristas del narcotráfico, de Hezboláh, ISIS, AlQaeda, entre muchos otros y a los movimientos de izquierda que desestabilizan y ponen en riego la seguridad en América y parte de Europa (España).
Algunos “INGENUOS”, hoy convertidos en “NACIONALISTAS” se oponen a una intervención militar y yo les pregunto: ¿No estamos ya invadidos y controlados por los cubanos? ¿Nicolás no le consulta a Raúl Castro todo? ¿Es mentira que le regalamos todos los días 120 mil barriles de petróleo a Cuba? ¿Es mentira que mueren miles de venezolanos a diario en los hospitales, de hambre, por el hampa? ¿O esos muertos no son víctimas de la dictadura o no valen? Con una tropa desmantelada y hambrienta, comandada por gusanos del imperio cubano y cinco generales traidores a la patria no hay esperanza de recuperar nuestra soberanía.
Por primera vez, se está viendo un gran consenso o alianza para una acción multilateral para liberación de Venezuela, aunque el torpedeo nada inocente de esta nueva clase política ambigua e interesada, haga lo posible por prolongar aún más la vida a los narcobandoleros en el poder. Les recuerdo el artículo 333 de la Constitución vigente: Esta Constitución no perderá su vigencia si dejare de observarse por acto de fuerza o porque fuere derogada por cualquier otro medio distinto al previsto en ella. En tal eventualidad, todo ciudadano investido o ciudadana investida o no de autoridad, tendrá el deber de colaborar en el restablecimiento de su efectiva vigencia.
No nos importa si decidieron ser cómplices del tirano, aunque la historia se encargará de juzgarlos. Apártense del camino ya certero y cercano de nuestra libertad. Muy a pesar de estos ilusionistas que pretenden hipnotizar de nuevo al pueblo con polvitos mágicos ya conocidos como el diálogo, elecciones, ya nadie los engaña y solo faltan detalles para salir del oprobio que nos agobia.
Sin parar, sin escatimar esfuerzos para aportar lo que sea en la recuperación de la patria, sigo desde la cárcel del exilio con lo único que me queda MI PLUMA Y MI PALABRA.
José Gregorio Briceño Torrealba
“El Gato” Briceño
Sígueme
Twitter :@josegbricenot
Instagram: @josegbricenot
Facebook :José Gregorio Briceño